• Regístrate
Estás leyendo: Las obsesiones de Juan Carlos Osorio
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 07:33 Hoy

Las obsesiones de Juan Carlos Osorio

El entrenador de la selección mexicana tiene varios conceptos con los que se ha casado; además de algunos pendientes con el Tricolor como ganarle a las grandes potencias

Publicidad
Publicidad

Es persistente, estudioso y aferrado al trabajo. Esas son las características con las que varios personajes cercanos a Juan Carlos Osorio lo dibujan. Basta con observar sus entrenamientos para entender que la constancia es uno de los valores a los que se aferra, como a muchas otras cuestiones.

El colombiano no cambiará en sus ideas por más que lo critiquen o que tropiece con ellos. En este último renglón prefiere modificar aspectos que no hayan funcionado, pero no conceptos.

Para empezar, las tan criticadas rotaciones que hace de partido a partido. Por más que lo han señalado, que los segundos partidos del Tricolor (cuando se tienen dos en un lapso corto de tiempo) no suelen ser los mejores porque pone a otros jugadores, está convencido de que hay que dar descanso. Además, los altos directivos como Decio de María Serrano, presidente de la Femexfut, y el secretario general, Guillermo Cantú, han respaldado al cien por ciento esa idea. Memo, al finalizar la Copa oro del año pasado, dejó en claro que "las rotaciones llegaron para quedarse", que no era un simple concepto, pues a nivel mundial el jugador necesitaba descanso.

Hay que recordar que en la Copa América Centenario, el conjunto nacional hizo cambio en los cuatro partidos que jugó. Incluso, los tres porteros tuvieron actividad. Y aunque no fue la razón principal por la que fueron eliminados con un estrepitoso marcador de siete goles en contra, para muchos influye que el funcionamiento no sea el ideal porque no se tiene un once que sea constante.

Lo mismo ocurrió en la Copa Confederaciones 2017. Las críticas no se hicieron esperar para el entrenador.

En ese orden, los cambios de posiciones de ciertos jugadores también han sido polémicos, el querer que un jugador abarque una posición en la que no ha destacado en su trayectoria.

Con todo eso, el colombiano trabajó este proceso, esquivó de la mejor manera las eliminatorias, y caminó sin problemas en el Hexagonal de la Concacaf, en el que terminó en primer lugar. De ahí que algunos directivos quisieran renovarlo por otro proceso.

LAS ROTACIONES

Desde que llegó al timón de la selección nacional, Juan Carlos Osorio dejó en claro que echaría mano de la mayoría de los jugadores que fueran convocados. Así lo hizo y lo seguirá haciendo. Desde los dos primeros partidos que dirigió, el timonel hizo varias modificaciones. Del primer partido ante El Salvador, el cual por cierto ganó 3-0, al siguiente ante Honduras puso cinco rostros diferentes, pero como también sacó tres puntos, no hubo polémica alguna.

Los primeros duelos de las eliminatorias en el 2016 fueron ante Canadá, un rival que en el papel no es superior al Tricolor. Por ello, parecía normal que, al vencerlos en su casa, el encuentro en el Estadio Azteca tuviera también cinco protagonistas diferentes. Sin embargo, cada vez fue más recurrente y claro, había a quienes no les parecía, puesto que creían que se debía tener una oncena base sobre la cual modificar por lesiones o cansancio, pero no en exceso.

Llegó la Copa América Centenario y la crítica explotó, porque hubo cambios en los tres primeros partidos de la primera fase. Luego, ocurrió la penosa goleada que propinó Chile. A partir de ahí, se le juzgó duramente a Osorio por lo que se llamaron 'rotaciones'. En eliminatoria y Hexagonal llamaba la atención porque solo eran dos duelos en un corto periodo de tiempo. Aún así, no tuvo inconveniente en estos duelos, ya que se coronó con el boleto al Mundial de Rusia, sin importar que del penúltimo duelo frente a Trinidad y Tobago al último contra Honduras hiciera nueve cambios. Éste último encuentro se perdió.

LOS ZURDOS

Entre las primeras declaraciones que dio Juan Carlos Osorio estaban aquellas en las que hacía referencia a qué el costado izquierdo de la cancha era la más complicada en llenar. En México, decía, había buen material y ya lo tenía identificado.

En sus primeras convocatorias, el timonel llamó a Cándido Ramírez, precisamente por ser zurdo, esto pese a que no tenía actividad con su equipo. Poco duró vestido de verde. Chucho se perfila a estar en Rusia.

Después, convocó a Jesús Gallardo, a quien no colocó en el medio campo, sino como lateral por izquierda, una posición que no conocía, pero en la que después lo colocaba el entonces entrenador del cuadro universitario Juan Francisco Palencia.

Respecto a los centrales, siempre ha tenido como titular a Héctor Moreno, pero buscó quien pudiera llenar ese sitio. Entonces, echó mano de Néstor Araujo con perfil natural derecho, pero que hace una buena función también por izquierda. El actual defensa de Santos es uno de los que llevará a Rusia.

Desde que llegó al conjunto azteca, Osorio despertó un gusto por el juego de Oswaldo Alanís. Incluso, los lapsos en los que el central de Chivas se lesionó, estaba al pendiente de él. En el duelo pasado ante Bosnia lo convocó aún y cuando no tenía actividad con el Guadalajara. Este jugador todavía lucha por ganarse un lugar en la última convocatoria del colombiano en este proceso.

PLURIFUNCIONALES

Juan Carlos Osorio busca elementos que puedan rendirle en más de una posición. Los que lo hacen, tienen una gran ventaja ante él. En ese afán, ha cambiado de posiciones a varios jugadores, como a Carlos Salcedo, quien pasó de ser central a lateral derecho. El entrenador comentó hace unos meses que en su momento le mencionó al ex del Guadalajara que tenía que rendir por la banda, pues en Europa, podía sacar buen provecho de ello.

Algo similar pasó con Edson Álvarez, quien maneja muy bien la lateral y la contención, además de la central. En este caso, rinde bien en donde lo han puesto.

Del mismo modo ha jugado con Jonathan dos Santos como contención. Aunque no desconoce dicha ubicación, no es en donde más ha brillado.

Incluso, ha abierto a Javier Hernández y puso a Giovani dos Santos de interior. A Raúl Jiménez se le ha visto también muy pegado a la banda.

En el último duelo que tuvo el Tricolor ante Bosnia en enero pasado, Osorio tenía que observar a varios elementos para seguir depurando su lista para el Mundial. Llamó por primera vez a Jonathan González, quien se había decidido para jugar con México y no con Estados Unidos (tiene doble nacionalidad). Había una gran expectativa porque además, había tenido un buen semestre con el Monterrey. En dicho encuentro, lo colocaron como volante por derecha, cuando en su club brilló como contención. A Elías Hernández no se le vio como extremo, que es en donde mejor luce con León, estuvo más atrás.

GANARLE A LOS GRANDES

Juan Carlos Osorio hizo lo que muchos técnicos no pudieron en varios años, imponerse en Concacaf. En los últimos procesos se había sufrido para clasificar al Mundial, al grado de que no solo se perdió cierto respeto con los oponentes, sino que también la supremacía que se tenía en el Estadio Azteca. Las selecciones pisaban el coloso y sacaban puntos, lo cual era impensable en antaño.

Pero para Rusia se clasificó sin complicaciones, y eso en gran medida es gracias al colombiano. Pese a ello, hay una espinita que tiene clavada, pues no ha podido derrotar a las escuadras de alto nivel.

En la Copa América Centenario se le ganó a Uruguay que no atravesaba un buen momento. Aunque, ya en la siguiente fase, el Tricolor no supo competirle a Chile, fue maniatado y le metieron siete goles.

En la Copa Confederaciones se hizo un buen partido con Portugal en la primera fase y se empató a dos goles. En semifinales se perdió 4-1 ante una joven, pero efectiva Alemania, en un duelo en el que fueron dominados en la mayoría de los 90 minutos. Y aunque se luchó por el tercer lugar del certamen, también se perdió 2-1 frente a Portugal.

Eso sí, en un par de amistoso en Europa, el Tri empató con Bélgica, quinto en el ranking de la FIFA; y le ganó 1-0 a Polonia, que se ubica en el sexto sitio.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.