• Regístrate
Estás leyendo: Las estrellas que extrañaremos en el Super Bowl LII
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.10.2018 / 00:11 Hoy

Las estrellas que extrañaremos en el Super Bowl LII

Carson Wentz y Julian Edelman son solo algunos de los talentos que quedaron fuera del juego más importante de la NFL debido a una lesión

Publicidad
Publicidad

El Super Bowl es el juego más importante de la NFL y todos quieren formar parte de él. Sin embargo, las lesiones son un problema muy común en este deporte, por lo que los dos equipos que llegan al Gran Juego lo hacen con muchas bajas sufridas a lo largo de la temporada.

El camino no es fácil, y hay veces que estas lesiones son de jugadores claves para ambos bandos. Elementos que podrían ser la diferencia y que sin duda alguna serán extrañados en la cancha del US Bank Stadium, el inmueble sede del Super Bowl LII entre los Eagles de Philadelphia y Patriots de New England .

Carson Wentz

La más notable de todas las ausencias. El mariscal de campo de segundo año fue la piedra angular de la temporada de ensueño de los Eagles. El número 11 jugó trece semanas en gran manera y se perfiló seriamente como el favorito a llevarse el reconocimiento de MVP de la temporada.

Sin embargo, una lesión de ligamento cruzado anterior en la rodilla izquierda, malestar sufrido en el triunfo sobre los Carneros de Los Ángeles, culminó con su espectacular año antes de tiempo, y muchos creyeron que también fue el fin de la campaña de Filadelfia.

Doug Pederson hizo los ajustes necesarios para darle las facilidades al suplente Nick Foles y así llegar al juego por el trofeo Vince Lombardi. Pero todo fue posible gracias al gran trabajo de Wentz, por lo que es el jugador que se le extrañará más en Minneapolis.

Darren Sproles

El veterano corredor de los Eagles es un auténtico dolor de cabeza para las defensivas contrarias. Su estatura lo hace más elusivo y veloz, además de tener una capacidad para encontrar los huecos y lograr grandes escapadas. Mención aparte para su habilidad en los equipos especiales, donde era capaz de ganar varias yardas e incluso llegar a visitar las diagonales.

La lesión de ligamento en la rodilla y el brazo roto en el triunfo de Filadelfia sobre los Gigantes de Nueva York supuso un duro golpe para el equipo de Pensilvania, que tuvo que adaptarse y depender del resto del pelotón para mantenerse competitivo.

Jason Peters

Desde su llegada a las Águilas en 2009, el tackle ofensivo se volvió en líder del sector y el hombre encargado de cuidar el lado ciego del mariscal de campo. Su buen manejo de pies, fortaleza y habilidad para abrir huecos le han valido nueve llamados al Pro Bowl, siete de ellos con el uniforme de Filadelfia.

El triunfo sobre los Pieles Rojas de Washington le salió caro al equipo de las Águilas, pues se lastimó la rodilla derecha cuando bloqueaba a uno de los rivales. Las Águilas se quedaron sin uno de sus capitanes, pero Lane Johnson y Jason Kelce han cargado con el peso de la línea ofensiva.

Julian Edelman

Del otro lado, es el receptor de los Pats el más notable. Autor de la atrapada que mantuvo con vida a Nueva Inglaterra para la épica remontada en el Super Bowl LI, el ala profunda no pudo siquiera iniciar la temporada regular por una lesión en pretemporada.

Los Patriots se impusieron a los Leones de Detroit en un juego de preparación, pero el número 11 se lastimó el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, lo que acabó con cualquier posibilidad de emular su gran jugada en el SB LII.

Dont'a Hightower

La defensiva de los Pats tampoco contará con su líder. Durante el triunfo de los Pats sobre los Halcones de Atlanta el pasado 26 de octubre, el apoyador sufrió una lesión en el músculo pectoral, lo que le dio fin de forma prematura a su año deportivo.

Sin Hightower, es el profundo Devin McCourty quien ha cargado con el liderato de la defensiva, al llamar las jugadas e incluso realizando los ajustes necesarios.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.