• Regístrate
Estás leyendo: Goffin vence a Federer y va a la Final del Masters de Londres
Comparte esta noticia
Miércoles , 18.07.2018 / 09:51 Hoy

Goffin vence a Federer y va a la Final del Masters de Londres

El tenista belga derrotó al suizo Roger por 2-6, 6-3 y 6-4 en las semifinales del torneo londinense; ahora enfrentará al ganador entre Grigor Dimitrov y Jack Sock

Publicidad
Publicidad

DPA

El belga David Goffin dio hoy un extraordinario golpe en las semifinales del Masters de tenis de Londres al derrotar al suizo Roger Federer, el seis veces campeón del torneo y gran favorito al título.

El número ocho del ranking remontó un primer set adverso en el O2 Arena para vencer por 2-6, 6-3 y 6-4 a Federer, un jugador al que nunca había podido derrotar en seis enfrentamientos.

Goffin se medirá mañana en la final del torneo que reúne a los ocho mejores de la temporada al ganador de la semifinal de esta noche entre el búlgaro Grigor Dimitrov y el estadunidense Jack Sock. Suceda lo que suceda, ya habrá un campeón inédito en uno de los Masters más atípicos de los que tenga recuerdo el tenis.

"No tengo palabras para describir cómo me siento. Estoy muy feliz, este partido, en este escenario, ante Roger... es un momento muy especial para mí", dijo el belga tras su victoria en una hora y 45 minutos.

"Sentí la pelota muy bien desde el principio del partido. El saque me ayudó mucho incluso al final. Fui muy agresivo, di buenas derechas, fue mi día", analizó.

El belga está viviendo a sus 26 años su primera experiencia completa en un Masters tras ingresar la temporada pasada como suplente. En aquella ocasión, disputó un encuentro ante el serbio Novak Djokovic y solo pudo ganar tres games.

Sin embargo, ahora se encuentra contra todos los pronósticos en la final tras batir en una misma semana al español Rafael Nadal y a Federer, los número uno y dos del mundo.

La victoria ante Nadal en el "round robin", sin embargo, tuvo como atenuante la lesión en la rodilla del español, que jugó prácticamente cojo y decidió retirarse tras el partido. Goffin sufrió después una paliza ante Dimitrov y venció al austríaco Dominic Thiem para meterse en semifinales.

No eran antecedentes que pudieran hacer pensar en una victoria ante Federer. Menos aún teniendo en cuenta el palmarés del suizo en el Masters, un torneo en el que ganó seis títulos, alcanzó once finales y disputó las semifinales en 14 de sus 15 participaciones.

El suizo de 36 años buscaba poner en Londres el broche de oro a una de las temporadas más asombrosas de su vida. De regreso tras la inactividad más larga de su carrera producto de una lesión en la rodilla, Federer ganó siete títulos este año, incluyendo el Abierto de Australia y Wimbledon.

Sin embargo, el suizo pareció sentir el desgaste y el cansancio en Londres. Si bien pasó invicto la fase de grupos, en los dos últimos encuentros ante el alemán Alexander Zverev y el croata Marin Cilic dejó sets en el camino y exhibió algunas grietas en su tenis.

Por esas fisuras se coló hoy Goffin. El belga había prometido buscar "algo diferente" tras su seis derrotas previas ante Federer y logró poner en aprietos al suizo con un tenis agresivo.

Goffin siempre fue un jugador veloz, pero hoy "voló" en la pista. Golpeó siempre encima de la bola, para no darle tiempo al suizo, y atacó y subió a la red cada vez que pudo. Con esos argumentos, se llevó uno de los triunfos más impactantes de su carrera.

El comienzo del encuentro, sin embargo, fue muy diferente. Federer arrancó imponiendo condiciones en el O2 Arena y tras quebrar en el primer juego del partido se colocó rápidamente 4-1. En poco más de media hora de juego, ya tenía el primer set en el bolsillo.

En la grada observaba el actor Ian McKellen, protagonista de personajes como el mago Gandalf en el "Señor de los Anillos" o el villano Magneto en los "X-Men". Sin embargo, el hombre de los poderes mágicos en el O2 era Federer.

O eso parecía, porque Goffin elevó su nivel y tomó el control del juego en el segundo capítulo. Con un passing espectacular, el octavo del ranking quebró en el segundo game y no volvió a soltar la ventaja.

El suizo intentó una reacción en el tercer set, pero Goffin estaba completamente lanzado e inspirado. El belga quebró en el segundo game y no le tembló el pulso para mantener la ventaja y cerrar el encuentro con un buen servicio. Goffin soltó entonces la raqueta y se quedó mirando incrédulo a su banquillo. Lo crea o no, está en la final del Masters.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.