• Regístrate
Estás leyendo: Pese a empate, Cruz Azul va a semifinales del Apertura 2018
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 23:11 Hoy

Pese a empate, Cruz Azul va a semifinales del Apertura 2018

Cruz Azul empató con Querétaro a un tanto y se metió a las semifinales del Apertura 2018; el VAR fue utilizado en dos acciones
Publicidad
Publicidad
Real Madrid
Madrid
12 de Diciembre
Valencia CF
Valencia
12 de Diciembre
Manchester City
Manchester
12 de Diciembre
Manchester City
Manchester
12 de Diciembre
Benfica
Lisboa
12 de Diciembre
Young Boys
Bern
12 de Diciembre
Fútbol
Bern
12 de Diciembre

Cruz Azul ya está en semifinales. No de la manera más lucidora, pero sí de la más efectiva. Con una igualada 1-1 saldó el compromiso de vuelta ante Querétaro, en un partido en el que el VAR acaparó los reflectores, pues fue determinante para que los cartones quedaran de esta manera, primero validando el gol de Gallos y luego quitándole un penal a La Máquina. 

Fuera de eso, fue un partido opaco para los de Caixinha, que no se exigieron más de la cuenta, pues con la renta del partido de ida ya estaba muy encaminada esta serie. De esta manera, Cruz Azul regresa a unas semifinales, luego de cinco años de ausencia, además que por primera vez en torneos cortos ha logrado superar la barrera de los cuartos como líder general. 

Los primeros pasos para la novena –tal como lo ha definido el propio Pedro– están dados, pero quedan los más importantes, en los que habrá un rival con más empaque que este Querétaro tan inexperto en estas lides. 

LA SENTENCIA 

Cruz Azul no le dio tiempo a Querétaro para nada. Mató rápido la eliminatoria. Apenas a los cuatro minutos, Édgar Méndez tomó una pelota en el último tercio de la cancha, alzó la cabeza y puso un trazo medido para Elías Hernández, quien se quitó con mucha facilidad a George Corral, se enfiló al centro y sacó un derechazo bien colocado que superó la estirada de Tiago Volpi. 

Sí, a los cuatro minutos esta eliminatoria se definió a favor del superlíder, pues obligaba a Gallos a meter tres goles en el Azteca. Imposible. Aún así, el equipo de Rafael Puente del Río trató de caer de manera decorosa y adelantó sus líneas para tratar de descontar. 

Pero tenía poco margen. La línea defensiva de La Máquina –la más sólida de la fase regular– le concedió poco espacio, uno tan mínimo para que apenas se pudiera contar un disparo de Daniel Villalva; en tanto que el conjunto de Pedro Caixinha se aprestó a jugar al contragolpe para cazar a su presa. 

Ese fue el guion del partido. Sí, Gallos tenía la bola, pero no encontraba el espacio, mientras que Cruz Azul, con dos o tres toques ya se planta 

Al 37’ a La Máquina se le presentó otra oportunidad, cuando Alvarado sacó un trazo largo para la carrera a campo abierto de Méndez; el español se enfiló al área y disparó muy por arriba. 

A Querétaro pronto se le acabaron los recursos y le quedó la pelota parada, dos tiros de esquina con cierta sensación de peligro, pero hasta ahí; era más probable que Cruz Azul aumentara la ventaja a que Gallos descontara. Y ya en los instantes finales, en otra descolgada celeste, ahora fue Alvarado el que probó suerte, pero también con la mira muy por arriba de la portería de Volpi. 

EL SHOW DEL VAR 

El partido parecía que no iba a ningún lado hasta que llegó un tiro de esquina. El cobro fue a primer poste, donde Adrián Aldrete rebanó la pelota que se elevó hasta el segundo, ahí Luis Romo se alzó ante la frágil marca de Madueña y conectó un cabezazo que Jesús Corona despejó dentro de su portería. Jorge Antonio Pérez Durán esperó la determinación del VAR y luego de dos minutos de espera decretó el tanto de Gallos. 

Sí, así como en la ida del videoarbitraje validó un gol para La Máquina, ahora fue para los Gallos que tenían la igualada en el marcador y se ponían a dos goles de la proeza. 

Fue entonces que Pedro Caixinha quemó su primer cambio, hombre por hombre, Milton Caraglio por Martín Cauteruccio. Cruz Azul buscó adueñarse de la pelota para no darle más espacio al visitante de prolongar su reacción. 

La Máquina se asentó mejor y en una descolgada, Caraglio habilitó por derecha a Méndez, quien fue derribado en el área; de primera intención Jorge Antonio Pérez Durán sancionó el penal, pero de nuevo el VAR se comunicó con él, ante las dudas, el silbante tomó la determinación de acudir a la caseta y rectificó su decisión, dándole la bola a Gallos por una falta previa de Caraglio. 

Para ya no pasar más sustos Caixinha metió a Igor Lichnovsky en la zaga y en los últimos minutos se dedicó a circular el balón, incluso, por poco Édgar Méndez logró el tanto del triunfo, pero su disparo se fue apenas arriba. 

El trabajo estaba hecho. No hubo sobresaltos ni nerviosismo. Este Cruz Azul sabe controlar bien sus emociones. Es un equipo curtido que ya se encuentra en la antesala de la Final como el gran favorito. No necesita apabullar, solo lo necesario para seguir avanzando rumbo a la novena estrella.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.