• Regístrate
Estás leyendo: Los equipos que se perdieron en el Ascenso MX
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 17:31 Hoy

Los equipos que se perdieron en el Ascenso MX

El Atlante no podrá ascender a Primera División, por lo que estará otro año más en la liga de plata, pero no ha sido el único equipo que se ha perdido en esta categoría
Publicidad
Publicidad
Inter Milan
Milano
18 de Septiembre
FC Barcelona
Barcelona
18 de Septiembre
Liverpool FC
Liverpool
18 de Septiembre
Club Brugge
Brugge
18 de Septiembre
FC Schalke 04
Gelsenkirchen
18 de Septiembre
AS Mónaco
Monaco
18 de Septiembre

Enrique Bonilla informó quienes son los clubes que tienen la certificación para poder subir a la Liga MX, donde uno de los equipos con gran trayectoria en el futbol mexicano se quedó sin este privilegio, el Atlante.

Pero el caso de los azulgranas no ha sido el único, pues en la liga de plata se han perdido algunos clubes de gran trascendencia en el balompié nacional.

Atlante

Los Potros de Hierro del Atlante descendieron a la liga de plata en el Clausura 2014 y desde ese entonces, el ‘Equipo del Pueblo’ no ha podido regresar a Primera División, y es que múltiples circunstancias han llevado a que este club se hunda más desde su mudanza a Cancún.

Diversos cambios ha sufrido el conjunto azulgrana, pues tras cuatro años de haber perdido la categoría, ha habido un desfile de directivos, jugadores y directores técnicos.

Desde aquel Clausura 2014, los Potros han llegado a dos finales en las cuales cayeron ante FC Juárez (Apertura 2015) y Dorados de Sinaloa (Apertura 2016), por lo que se ha perdido la oportunidad de disputar el boleto de regreso a Primera División.

Ahora, el Atlante enfrenta una nueva realidad, pues este año futbolístico no contará con el derecho al ascenso tras no cumplir con el cuaderno de cargos que pide la Federación.

Tampico Madero

A lo largo de los años, la Jaiba Brava sufrió malos manejos por parte de sus directivas, lo que hasta hoy lo tiene en el Ascenso MX, división a la cual llegó nuevamente en el Apertura 2014; sin embargo, Tampico Madero no ha estado en el máximo circuito desde la temporada 1994-1995, pero en ese entonces era llamado TM Gallos Blancos, un club que no duró ni un año esta categoría.

Tras años en el olvido, luego de que desaparecieran en el 2009-2010 de la Primera División A, se llegó a un convenio con Grupo Pachuca para que jugaran en la Segunda División, pero luego de los malos resultados, deciden dejar la administración y por varios torneos vivieron en situaciones complicadas.

En el Apertura 2014, Grupo Tecamachalco compra la franquicia de la Jaiba Brava y comienzan a rendir frutos al avanzar a las liguillas de los siguientes certámenes, aunque nunca lograron coronarse en Segunda División.

Para el Clausura 2016, Orlegi Deportes (Alejandro Irarragori, dueño Club Santos) adquiere el 50 por ciento de las acciones del club (hoy único propietario de esta franquicia); ya con esta alianza se presentan el cuaderno de cargos para poder subir al Ascenso MX, lo cual logran al siguiente torneo, luego de que Atlético San Luis decidiera no competir en esta división.

A pesar de que la nueva directiva logró recuperar la esencia de los jaibos, no han podido ascender y uno de los motivos es que no contaban con los requisitos, pero para la temporada 2018-2019 ya podrán pelear por llegar a la Primera División, al ser notificados de que cumplen con el reglamento.

León

Fueron 10 años en el Ascenso MX los que tuvieron que esperar los esmeraldas para poder regresar a Primera División, ya que sufrieron un segundo descenso en el 2002 y a partir de ahí a conformar un equipo fuerte para poder obtener su boleto a Primera División, lo cual no fue tan sencillo.

Durante su primer torneo en la liga de plata, La Fiera no logra calificar; sin embargo, para el Verano del 2003 logran acceder hasta la Final por el Ascenso, pero su acérrimo rival, los Freseros de Irapuato los vencen, haciendo que el equipo permanezca un año más en la división.

Dos certámenes más tarde – Clausura 2004 – vuelve a llegar la oportunidad para ascender a la Liga MX, pero cae en la Gran Final ante Dorados, quienes obtuvieron el tan anhelado ascenso.

Aunque, La Fiera accedía a todas las liguillas del Ascenso MX, el equipo se quedaba en el camino de la pelea por el título, al caer en la Final del Clausura 2005 contra Querétaro (un partido que terminó manchado por los disturbios de la afición esmeralda); mientras en el Apertura 2005, avanzaron hasta Semifinales, instancia en la que perdieron ante Cruz Azul Oaxaca, mismo equipo que les arrancó la oportunidad en el Clausura 2006.

León sumaba otro fracaso para el siguiente torneo, luego de que Dorados remontara el marcador en la vuelta al golearlo 4-1 (5-4, global) en la Final del Clausura 2007, pero la revancha no tardó en llegar, ya que al año siguiente se enfrentaron nuevamente, aunque en esta ocasión fue La Fiera quien se coronó, aunque en la Final por el Ascenso fueron derrotados por los Indios de Juárez.

Los problemas en la directiva comenzaron a afectar al club para el Apertura 2008, luego de la disputa legal entre Grupo Pegaso y Carlos Ahumada, por lo que en ese torneo son eliminados en la primera fase de la liguilla y los siguientes dos torneos se quedan en fase regular.

Tras varios intentos fallidos entre finales perdidas y no clasificar a la liguilla, llegó el Clausura 2012, el mejor torneo para los esmeraldas, un certamen donde se coronaron en la liga de plata, además de ser el campeón de la temporada 2011-2012, un título que los colocaba nuevamente en Primera División. Aunque hay que destacar que este logro vino de la mano del técnico Gustavo Matosas y con la compra del club por parte de Grupo Pachuca.

Necaxa

El Necaxa consumó su primer descenso en el Clausura 2009; a pesar de ello, lograron ascender al siguiente año, pero su suerte no fue buena, pues los malos resultados estarían acompañándolos, por lo que no lograrían permanecer en el máximo circuito para el Clausura 2011.

Aunque los aficionados pensaron que volverían a Primera rápidamente, esto no sucedió y tuvieron que pasar cinco años para poder ser un equipo del máximo circuito, pero a lo largo de esta travesía, los Rayos pasaron por la venta club, donde Televisa ya no sería su dueño.

Desde su descenso, los Hidrocálidos avanzaron a ocho liguillas, llegando a cuatro de ellas a la Final y conquistando dos títulos (Apertura 2014 y Clausura 2016).

En la Final por el Ascenso de la temporada 2014-2015, los Rayos cayeron ante Dorados, perdiendo la oportunidad de llegar a la Liga MX, pero para la campaña 2015-2016, los Rayos vencieron a FC Juárez y por consiguiente subieron a Primera División.

Celaya

Este equipo que desapareció en la temporada 2001-2002, fue trasladada a Morelos, donde el equipo se llamó Colibríes, pero con los malos manejos y el bajo rendimiento en lo futbolístico, el club terminó por descender a la Primera A, donde su franquicia fue comprada para ser el Trotamundos de Tijuana.

El club pudo regresar nuevamente al balompié nacional en el Clausura 2003 con el nombre de los Cajeteros de Celaya, gracias a que los Reboceros de La Piedad cambiaron de sede, pero no fue, sino hasta el 2007 que el equipo se llamó Celaya, al realizarse la compra de Tijuana Gallos Caliente, siendo la filiar de los Gallos Blancos del Querétaro.

Con el descenso de los Gallos, la franquicia de Primera División A es vendida. En el 2008, reaparece el equipo debido a que Promotora Deportiva M vio en la ciudad una buena oportunidad para iniciar un proyecto de Segunda División.

En 2010, Celaya llegó a la final, fase en la que derrotó a Tampico Madero, accediendo a la pelea para subir de categoría, lo cual logró tras derrotar a la filial del Club Deportivo Guadalajara.

Actualmente, los Toros del Celaya militan en el Ascenso MX y aunque, hasta hace un año estaban certificados para poder subir a Primera División, para esta temporada 2018-2019 perdieron ese privilegio.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.