• Regístrate
Estás leyendo: El estadio que no fue de nadie
Comparte esta noticia
Viernes , 20.07.2018 / 06:07 Hoy

El estadio que no fue de nadie

Después de 72 años, el Estadio Azul cerrará sus puertas este fin de semana. Fue la casa de cuatro equipos de la Primera División, el último, el Cruz Azul
Publicidad
Publicidad

Eduardo Espinosa

Fue de todos y de nadie. El Estadio Azul nunca le perteneció a ningún equipo de futbol, pese a que a lo largo de 72 años de existencia fue la casa de cuatro de ellos. Todos estuvieron de paso, algunos más que otros, y fue al Cruz Azul, luego de 22 años de ocupación, al que le tocará cerrar la historia de este escenario.

Y es que al Estadio Azul se le acaba la vida. El inmueble futbolero más longevo del país cerrará este fin de semana sus puertas a la práctica profesional y solo estará a la espera de que se ejecute la orden de su demolición. No habrá más futbol... ni Americano, que de último momento se subió al barco de la despedida, tal vez para darle ese colofón romántico de que este ciclo concluya tal como comenzó.

Porque fue un partido de futbol americano el primero que se disputó sobre su césped de este escenario, en un muy lejano 6 de octubre de 1946, cuando la popularidad de este deporte estaba a la par del futbol, o incluso por encima. Un Pumas CU contra Aguiluchos del Colegio Militar fue el compromiso que se jugó en el inaugurado Estadio Olímpico de la Ciudad de los Deportes.

Y fue el inmueble de la Colonia Noche Buena el primer coloso que se construyó con concreto y varilla, dando inicio a una nueva etapa en el balompié del país. Atlante fue su primer inquilino, luego le siguió América y Necaxa; los Potros regresaron y finalmente Cruz Azul lo hizo su casa a partir de 1996. A ninguno le perteneció en realidad.

EL SUEÑO QUE NO FUE

El Estadio Azul nació del sueño de un empresario yucateco de origen libanés, llamado Neguib Simón Jalife, quien visualizó una Ciudad de los Deportes en toda la extensión de la palabra; una zona que contara con un estadio de el futbol, una plaza de toros, un frontón, una pista de patinaje, canchas de tenis y una plaza comercial. Todo sonaba muy bonito y lucía esperanzador cuando las obras comenzaron en 1944.

Sin embargo, llegó la crisis económica y al fabricante de navajas para rasurar y focos le pegó de lleno, al grado que solo pudo concluir la construcción del estadio y la plaza de toros, abandonando por completo la siguiente parte de su proyecto, y después tuvo que vender ambos inmuebles al empresario Moisés Cosío, abuelo actual dueño del Azul, Antonio Cosóo Pando.

De esta manera el estadio pasó a ser un espacio disponible para quien quisiera. Primer se animó Atlante, quien llegó con la buena estrella de salir campeón en su primer año (1947) al terminar como líder general. Luego le siguió América por ocho años (1947-1955) y en ese lapso también el Necaxa jugó ahí como local. Décadas después Atlante se arraigó en este escenario, transformándolo en su casa al brindarle el nombre de Estadio Azulgrana. Sin embargo, la gran traición llegó en la temporada 1992-93, cuando los Potros llegaron a la gran final, pero por órdenes de su televisora se fueron a jugar al Azteca y no en su entrañable Azulgrana.

Por último llegó Cruz Azul, ya tan huérfano de glorias, que solo pudo alimentar su propia crisis en este escenario. Fueron muy contadas las alegrías y muchas, pero muchas, las tristezas que aquí se relataron a lo largo de estos 22 años.

Y sí, La Máquina en algún momento quiso que el Azul –como se le bautizó en 1996– fuera su casa para siempre. Tuvo negociaciones con la familia Cosío, pero nunca logro fructificar ninguna. Así transcurrieron dos décadas, hasta que el tiempo terminó por vencer a esta relación.

Sí, fueron muchos los equipos que jugaron en el estadio de la romántica Ciudad de los Deportes, pero a ninguno le perteneció por completo. El estadio que no fue de nadie cumplirá su ciclo de vida este fin de semana.

EQUIPOS QUE FUERON LOCALES

Atlante 1947-1955, 1983-1989, 1991-1996

América 1947-1955

Necaxa 1950-1953

Cruz Azul 1996-2018

5 CURIOSIDADES DEL AZUL

1) Aunque su primer nombre oficial fue el de Estadio Olímpico de la Ciudad de los Deportes, nunca tuvo pista de tartán; solo se le puso así porque sonaba bien.

2) El primer equipo que fungió como local fue el Racing de Avellaneda (de Argentina), que disputó ahí nueve juegos como parte de una gira que realizó por nuestro país.

3) Pese a que en México se disputaron dos Copas del Mundo, en 1970 y 1986, el Estadio Azul nunca fue considerado como sede mundialista en ambas ocasiones.

4) Nunca ningún equipo que fue local logró ganar una final de vuelta en este recinto; Cruz Azul tuvo dos posibilidades (Invierno 1999 y Apertura 2009), pero no pudo hacerlo.

5) Entre las historias que se cuentan del inmueble, se dice que aparece el alma de una anciana en el túnel que conecta el estadio con la Plaza de Toros que está a un lado.

EL ESTADIO AZUL EN EL TIEMPO

1946

El 6 de octubre de ese año fue inaugurado el Estadio Olímpico de la Ciudad de los Deportes. Su primer evento fue un partido de futbol americano entre Pumas CU contra los Aguiluchos del Colegio Militar, que favoreció a la UNAM por 16-14.

1947

El 5 de enero se da el primer partido de futbol en este escenario. Veracruz, entonces campeón del futbol mexicano, le hizo los honores al Racing de Avellaneda de Argentina. El primer gol fue obra del argentino Waldino Aguirre, aunque los Tiburones se impusieron 2-1 al final.

1978

El 5 de agosto el inmueble de la Colonia Nochebuena fue sede del primer partido que la NFL organizó fuera de los Estados Unidos. . El juego lo disputaron los Santos de Nueva Orleans y las Águilas de Filadelfia, con marcador a favor de los primeros, 14-7.

1983

Luego de una primera etapa en este inmueble (1947-1955), Atlante regresó para 1983 y una de las primeras medidas que tomó con su regreso, fue el bautizarlo como Estadio Azulgrana, nombre con el que se le conoció al escenario hasta 1996.

1992

En décadas pasadas, el inmueble había sido en algunas ocasiones sede de la selección mexicana; para la primera eliminatoria rumbos a Estados Unidos 1994, el Azul fue su casa y ahí se dio su máxima goleada en la historia: 11-0 a San Vicente, el 6 de diciembre de ese año.

1996

Cruz Azul termina su contrato con el Estadio Azteca, el cual no decide renovar por problemas con algunos patrocinadores que tenía en el Azteca, por tal razón decide mudarse al inmueble de la Colonia Noche Buena, cambiándole el nombre a Azul.

1999

Por primera vez en la historia, el Estadio Azul por fin tuvo una final definitiva de Liga. Fue en el Invierno 1999, cuando La Máquina recibió al Pachuca por el campeonato de ese torneo; sin embargo, Cruz Azul cayó con gol de oro ante los Tuzos.

2013

Después de que Cruz Azul cayera eliminado en el Torneo Apertura 2013 a manos del Toluca, la afición cruzazulina, presa de la impotencia, invadió la cancha del Estadio Azul, lo que le provocó al inmueble un veto y una sanción económica.

2018

Luego de 22 años, el Clausura 2018 es el último torneo en el que Cruz Azul jugará en el Estadio Azul; además, se ha ventilado que en unos meses el inmueble será demolido para darle paso a un complejo comercial; la Plaza de Toros seguirá en funciones.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.