• Regístrate
Estás leyendo: América golea al Atlas en su presentación dentro del Azteca
Comparte esta noticia

América golea al Atlas en su presentación dentro del Azteca

Las Águilas se impusieron por marcador 3-0, gracias a los tantos de Uribe y Rodríguez (2), a los ‘Zorros’, en lo que fue su debut como local en el Apertura 2018 de la Liga MX
Publicidad
Publicidad
Fútbol
London
18 de Noviembre
Zenit de San Petersburgo
Saint Petersburg
18 de Noviembre
Once Caldas
Manizales
18 de Noviembre
La Equidad
Bogot&aacute
18 de Noviembre
Alcorcón
Alcorcón
18 de Noviembre
Málaga CF
Malaga
18 de Noviembre
Selección de fútbol España
Las Palmas De Gran Canaria
18 de Noviembre

Las circunstancias, esas cosas del futbol que otras tardes han estado en contra de América, se le alinearon a las Águilas para lograr su primer triunfo del Apertura 2018, por 3-0 ante un Atlas que ofreció buenos pasajes de juego, pero tuvo fallos que le golpearon en exceso. El equipo del Piojo tendrá una cuota de calma, pero la autoexigencia los debe llevar a seguir creciendo para que la imagen del equipo sea reconocible desde el inicio hasta el final. La victoria de anoche es el primer paso para ello. 

La mejora de América en el inicio del partido se dio a cuentagotas, porque no encontraban las Águilas esas cosas que Miguel Herrera trabajó desde el inicio de semana no salían en el campo. Se mantenían las complicaciones en la salida, no existía conexión entre líneas, ni apertura de juego por las bandas, mucho menos remates a gol. Incluso el saldo final puede tener matices engañosos. 

Y es que Atlas fue un equipo que no se acomplejó en el Azteca, salió a hacer partido a discutirle a las Águilas que pasaron muchos minutos de apremio, tantos que Agustín Marchesín estaba siendo de los más activos por parte del cuadro azulcrema. El portero estuvo atento en un par de disparos, mientras los defensas tenían dificultades para enganchar con sus compañeros, igual que los medios que no lograban darle circulación al juego, porque carecían de pelota, aunado a que los rojinegros estaban más vivos y ganaban todas las pelotas divididas. 

Consciente de que la marcha no era la adecuada, el equipo del Piojo se mostró cauto, no salió con esa cuota de determinación, más bien optó por presionar a partir de tres cuartos. No querían verse sorprendidos como hace una semana en Aguascalientes y más cuando Atlas tenía jugadores pícaros que le buscaban las cosquillas a los defensas americanistas. Bryan Garnica era de los más punzantes por la banda derecha donde se topaba con Luis Reyes. De nuevo el Hueso lo pasó mal un buen rato del primer tiempo. 

Atlas estaba cómodo, se sentía seguro en el juego, buscaba con tiros de media distancia de Garnica y Vigón a los que Marchesín les puso hielo. Era el portero azulcrema el más lúcido de los once amarillos, porque América se atascaba en medio campo. Ni el regreso de Mateus Uirbe le daba esa fluidez ni la conexión entre líneas. 

Gesticulaba el Piojo y dialogaba con Oribe en busca de alternativas para que la pelota estuviera más en campo rojinegro que en el propio, pero ese salto cualitativo no le llegaba del todo al conjunto local. Guido bajaba a la defensa en busca de que el equipo tuviera más claridad, pero no aparecía el juego y los rojinegros estaban más cerca de Marchesín.
A falta de buen futbol, aparecieron los esfuerzos individuales, esos que le pueden cambiar la cara al América. Renato fue el que hizo que las Águilas tomaran vuelo, el ecuatoriano, que fue de lo mejor en la primera jornada, montó una de esas jugadas que le caracterizan: pura pulmón y arranque en velocidad y ganó un tiro de esquina, el mismo levantó la bola y el portero José Hernández -inactivo hasta entonces- se fue en banda, el balón le cayó a Guido Rodríguez y el mediocampista argentino le pegó con derecha para marcar el primer gol del juego. 

Atlas no digirió bien el golpe, ellos habían estado más cerca y no pudieron marcar y América los castigó en un error. Las Águilas aprovecharon el momento anímico, se crecieron en el partido, fueron sus mejores minutos. Los rojinegros perdieron claridad y lo volvieron a pagar caro. 

De nuevo Renato avisó que esta campaña puede ser la de su explosión, el ecuatoriano tiró de su vértigo en el mano a mano para irse de dos jugadores rojinegros, en el área chutó con la derecha, el portero atlista escupió su disparo, pero Renato mostró su viveza y ganó el rebote, luego centró y aunque el arquero logró desviar la pelota, no fue con tanta fuerza y la bola le quedó a Mateus que llegó (como acostumbra desde la segunda línea) a empujar con el pie derecho. 

Fue un golpe muy duro para el conjunto de Gerardo Espinoza que había tenido buenas prestaciones, pero América fue el que lanzó los golpes más efectivos en los momentos puntuales. Se fue del partido el cuadro atlista y se salvó de un tercero de Roger, porque su cabezazo se fue desviado. 

Tras el paso por vestuarios, Atlas de nuevo se sintió un tanto valiente y quiso ir a rescatar el partido, interpretó bien el mensaje el equipo del Piojo y asumió que era el momento para sentenciar el partido. Roger Martínez realizó una jugada personal de mucha potencia, América ha ganado un atacante fuerte que no depende de que el balón le llegue y eso siempre será de gran ayuda. 

El colombiano ganó un tiro de esquina y de nuevo la defensa rojinegra se quebró. El centro de Ibarra no fue cortado por ningún zaguero visitante, la pelota pasó como si no no hubiera visitantes que la quisieran alejar y le cayó a Guido que solo tuvo que cachetearla al fondo de la red. Punto final al partido, porque si Atlas quería cambiar el curso del juego se iría con más daño. 

Vino la dosificación americanista, esos cambios que Miguel también ensayó a media semana, Joe Corona por Mateus, al colombiano le sigue haciendo falta retomar el pulso de la Liga y los automatismos, pero físicamente y anímicamente regresó bien después del Mundial. 

El que también tuvo minutos de juego fue Diego Lainez, quien relevó a Renato, el joven seleccionado que apenas aterrizó el jueves fue lanzado al partido por el Piojo Herrera, como si fuera un mensaje de que debe olvidarse de ese trago amargo que fueron los Juegos Centroamericanos y pensar en su nueva faceta dentro del club, en un semestre en el que se espera cobre mayor protagonismo. 

América se impuso con claridad, pero hay trabajo por hacer y seguir creciendo como equipo, el salto de calidad que se esperaba puede ser mayor, ganar siempre ayuda para que el ambiente sea menos tenso, pero está en Miguel y en sus propios jugadores seguir elevando su rendimiento, el semestre tendrá batallas muy duras y equipos con mayor exigencia y ahí hay que estar al cien.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.