• Regístrate
Estás leyendo: Real Madrid vuelve a ganar en La Liga seis partidos después
Comparte esta noticia
Miércoles , 21.11.2018 / 13:05 Hoy

Real Madrid vuelve a ganar en La Liga seis partidos después

Los merengues vencieron 2-0 al Valladolid, para olvidarse por un momento de la mala racha por la que atravesaban y más por la goleada que recibieron en el Clásico de España
Publicidad
Publicidad

Una semana después del vendaval del Camp Nou que se llevó por delante a Julen Lopetegui, el Real Madrid regresó a la Liga española de futbol con una victoria por 2-0 sobre el Valladolid que dejó en un buen lugar a Santiago Solari. 

En su primera tarde en el banquillo blanco en la máxima competición española, el entrenador interino del vigente campeón de Europa se estrenó con un costoso y afortunado triunfo sobre uno de los equipos revelación de la Liga

Los palos evitaron que el Valladolid, que aún no había perdido fuera de su casa, se adelantara en el marcador. Después, la suerte quiso que Kiko Olivas desviara a gol un disparo del brasileño Vinícius (83') para encarrilar un triunfo que certificó Sergio Ramos, en el 88', de penal. 

Con el recuerdo del 5-1 ante el Barcelona en la pasada fecha, el Real Madrid puso fin a cinco jornadas consecutivas sin ganar en la competición doméstica. 

A las órdenes de un técnico de futuro incierto, el campeón de Europa superó su primera gran prueba sin demasiado futbol, pero quizá alargó la vida de Solari como entrenador. 

En su primera actuación en el Santiago Bernabéu, el argentino optó por un once sin experimentos, condicionado por las ausencias defensivas de Marcelo, Dani Carvajal y Raphael Varane, y con la única apuesta de Marco Asensio en el lugar de Isco. 

Funcionó sin aspavientos durante los primeros 20 minutos del choque en los que el Real Madrid generó juego por las bandas y sumó varias ocasiones desaprovechadas, algunas por Gareth Bale, otras por Karim Benzema. 

A partir de ese momento, los blancos fueron perdiendo fuelle en la misma medida en la que el Valladolid lo ganó. Los dirigidos por Sergio González despertaron repentinamente tras encadenar dos buenas oportunidades en un minuto y dieron paso un choque de ida y vuelta en el que dominio pareció más suyo. 

La pausa llegó, sin embargo, sin goles que festejar y con sonoros pitos de la hinchada blanca, que, después del 5-1 recibido ante el Barcelona, reprobó a los suyos de manera contundente. 

Avisados por la reprimenda y conscientes de la necesidad de truncar una mala racha inédita en los últimos años, los de Solari iniciaron el segundo parcial más cerca del arco del Valladolid. 

Fue así como el brasileño Casemiro encadenó otras dos buenas ocasiones en otro de los chispazos del Real Madrid, antes de ceder su puesto a Isco. 

El cambio, que pretendía reforzar ofensivamente a los blancos, los desprotegió defensivamente. Sin el brasileño guardando las espaldas, los de Sergio explotaron los espacios, buscaron los pasillos y sólo el palo evitó que se adelantaran en el marcador. 

Primero, escupiendo un potente disparo de Alcaraz que tocó en Kroos. Después, repeliendo otro lejano tiro de Toni Villa, que minutos antes se había plantado solo ante Thibaut Courtois

El arquero belga intervino bien entonces y también un poco después, cuando bloqueó un intento de Daniele Verde que llevaba veneno. 

Para entonces, la hinchada blanca ya había despedido entre pitos a Asensio y a Bale. Una fecha más, el galés transitó por el partido sin aportar nada más que una estadística de espanto: siete jornadas consecutivas sin marcar, su peor racha desde que viste la camiseta blanca. 

En el lado opuesto, el afortunado Vinícius festejó. Minutos después de que entrara en la cancha en sustitución de Asensio, la suerte se alió con la joven perla brasileña para que su disparo, que no parecía temible, tocara en Kiko Olivas y llegara a la red de su arquero. 

El tanto espoleó al Real Madrid, que sentenció definitivamente en una buena acción de Benzema que los de Sergio abortaron en forma de penal. Entre pitos y aplausos, Ramos lo convirtió en gol. 

El triunfo, tras el logrado el pasado miércoles en la Copa del Rey por 4-0 ante el modesto Melilla, dio un respiro a los blancos que, con 17 puntos, saltaron hasta la sexta posición.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.