• Regístrate
Estás leyendo: Es una experiencia que no voy a olvidar: Hijo de Octagón
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 20:27 Hoy

Es una experiencia que no voy a olvidar: Hijo de Octagón

El luchador habló sobre su paso por el programa Exatlón, su aprendizaje y consideró que, de no ser por la lesión, habría llegado más lejos

Publicidad
Publicidad

Michel Cruz

El paso de Hijo de Octagón por Exatlón marcó un antes y un después en su carrera. El luchador logró avanzar lejos en el reality show, pese a que sufrió una lesión que lo mantuvo con poca participación por lo menos dos meses.

“Es una experiencia que no voy a olvidar nunca. Pasé frío, pasé hambre, pasé sueño. Se sufre y se sufre mucho. Yo creo que mucha gente pensaba que detrás de cámara nos daban de comer y no es cierto”, comentó el gladiador durante su fiesta de bienvenida en el Dragon House Zhu, el restaurante del cual su padre es propietario.

Y es que el reto en el Exatlón fue bastante físico y exigió mucho para los competidores. El Hijo de Octagón consideró que Jorge ‘el Travieso’ Arce, de quien se hizo muy amigo durante su estancia en el programa, fue uno de los que más resintieron las limitantes.

“Yo creo que ‘el Travieso’ Arce fue al que más le afectó el tema de la comida, pues lo expresaba bastante enojado”. Pero, ¿cómo puedes lidiar con estos problemas, en un programa que obligaba a los competidores a llevar al límite sus habilidades y sobreponerse a la adversidad? El Hijo de Octagón resolvía la poca comida al dormirse. “Me iba a dormir para tratar de evitar las molestias por el hambre”, señaló a la vez que se disponía a comer un poco del sushi del negocio de su progenitor, el amo de los ocho ángulos.

Sobre su estancia, aseguró que se llevó bien con todos y que, de no haberse lesionado, consideró que podría haber sido incluso finalista, pues es un atleta de alto rendimiento. “Siento que de no haber sido por la lesión habría llegado más lejos”, reflexionó. “Me siento muy orgulloso, salí por la puerta grande; me voy bien, me voy tranquilo porque representé a la lucha libre mexicana en general y la puse en lo más alto”.

Asimismo, aseguró que el programa le ayudó para disipar las dudas alrededor de su persona, sobre todo para acallar a sus detractores y demostrar que él puede sobresalir más allá de ser el hijo del mítico gladiador, quien también fue accesible a los aficionados que, durante la fiesta, se acercaron para pedirle una fotografía.

“También quería que conocieran al Hijo de Octagón por lo que es, no solamente por el personaje, sino a nivel personal y siento que me gané muchísima gente”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.