• Regístrate
Estás leyendo: El coach mexicano que puede ser campeón con Dodgers
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 08:56 Hoy

El coach mexicano que puede ser campeón con Dodgers

Juan Gabriel Castro es coach de Los Ángeles Dodgers, un logro con el que piensa que se pueden abrir más oportunidades en este nivel para los peloteros tricolores al terminar sus carreras

Publicidad
Publicidad

Miguel Boada Nájera

Fue la Serie Mundial de 2014 la última que tuvo a un pelotero mexicano participando dentro del campo, y aunque en la actual edición no hay ninguno en los rosters, sí hay un tricolor que está participando muy de cerca en este Clásico de Otoño. La diferencia es que lo hace en un puesto muy diferente al que normalmente se tiene en el radar.

Juan Gabriel Castro forma parte del staff de coacheo de los Dodgers de Los Ángeles teniendo participación directa en las prácticas, en algunas de las planeaciones previas a los juegos y durante el desarrollo de los mismos, y durante este Clásico de Otoño está sentado a dos lugares del manager Dave Roberts.

Castro fue contratado por la novena angelina en 2012 cumpliendo un puesto denominado de Control de Calidad donde ayuda a los otros coaches durante los entrenamientos, a la par de colaborar en algunas tomas de decisión, y eso es lo que sigue haciendo ahora que los Dodgers están jugando por el título de las Grandes Ligas.

"Estar en una Serie Mundial es algo que no viví en mi carrera como jugador pero la estoy viviendo de una manera distinta, son emociones diferentes que estoy disfrutando", explicó el nacido en Los Mochis, Sinaloa.

Su capacidad para desplegar una gran defensiva le permitió a Castro tener una carrera larga en las Ligas Mayores, donde jugó de 1995 a 2011, pasando ocho campañas con los Dodgers. El trabajo que hizo en su carrera llamó la atención de Ned Colletti, quien era gerente con los Dodgers, quien le abrió una puerta que normalmente no está disponible para los mexicanos.

En los últimos años es Vinicio Castilla quien ha desempeñado un puesto similar al ser asistente del gerente con los Rockies de Colorado, aunque su influencia en el trabajo y en las decisiones del manager y de los coaches no es tan directa como la que tiene Castro.

Lo que es una realidad, es que fuera de Castilla y Castro, no hay más expeloteros mexicanos en este tipo de puestos en las Ligas Mayores, aunque sí los hay en Ligas Menores, en casos como Rigo Beltrán o Ray Martinez, quienes forman parte del staff de coaches de sucursales de los Indios de Cleveland y los Rojos de Cincinnati.

El paso que dio Castro y que lo tiene actualmente en la vitrina más grande que se puede tener al estar en el Clásico de Otoño, se puede presentar como una ventana de oportunidad para que se le dé oportunidad a más peloteros en activo o retiro.

"Yo creo que sí, la capacidad hay porque hay muchos paisanos que tienen la habilidad de hacer este trabajo y espero que lo sigamos intentando y que los que están ahí que no se rajen para que tarde o temprano reciban la oportunidad de ser un coach de Grandes Ligas", aseguró Castro.

¿Cómo llegó esta oportunidad de trabajar con los Dodgers?

Fue una propuesta que se dio con el anterior gerente, Ned Colletti. En 2011 dejé de jugar, fue cuando me retiré y en 2012 me habla para decirle que fuera su asistente y realmente lo pensé muy poco porque era una buena oportunidad de volver al béisbol y eso fue lo que nos abrió la puerta para llegar a este punto.

Después de jugar 17 temporadas en Grandes Ligas, llegaste a este puesto, ¿qué es lo que más te ha sorprendido de esta experiencia?

Uno aprende a estar del otro lado de la raya, pero el béisbol es el mismo, es el que aprendió a través de los años y ahora hay que ver cómo se lo inculcamos a los jóvenes. Es un orgullo el poder ayudarlos aprovechando toda la información que se tiene combinándola con la experiencia que logré acumular en mi carrera.

Exactamente, ¿cuál es tu trabajo?

No tengo una asignación en específico, estoy ayudando en muchas cosas, al coach de bateo, al coach de pitcheo, a los coaches de primera y tercera. Y durante el juego ayudo en el tema de las estrategias, en lo que se llegue a necesitar, y todo eso me está ayudando mucho a aprender.

¿Dónde se sienten más nervios, en el campo o estando en el dugout?

Cuando uno juega los nervios son naturales y uno aprende a controlarlos, ya aquí la situación cambia un poco porque todo lo ves diferente pero también aprendes a manejarlos y a disfrutar esto.

¿Crees que el hecho de que estés en MLB como coach en una Serie Mundial se convierte una puerta para que otros peloteros o ex peloteros mexicanos puedan llegar a este punto?

Esperemos que sí. No lo había visto de esa manera pero si esto es una ventana o un paso para que mis compañeros algún día puedan hacerlo me sentiría muy orgulloso. Creo que a veces sin pensarlo uno hace cosas que benefician a otros y eso es muy satisfactorio.

¿Crees que Grandes Ligas esté lista para tener a más mexicanos o latinos en este tipo de puestos?

Hay bastantes latinos en diferentes puestos en Grandes Ligas y yo creo que MLB está listo para eso y sería cosa de que los mexicanos que están ahí se animen a dar ese paso y siguen aprendiendo, que se sigan preparando para poder ver en algún momento a varios.

Ya estando en este nivel, ¿te gustaría ser manager en algún momento?

Es algo que se piensa, ya estando en estos niveles pero no es algo que considere mi sueño, porque mi sueño era jugar en Grandes Ligas. Ahora estoy aquí como coach y el objetivo es hacer las cosas lo mejor posible y segur aprendiendo. Si en algún momento se da la oportunidad de ser manager, ¿por qué no?, sí lo intentaría.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.