• Regístrate
Estás leyendo: Eagles de Philadelphia es campeón del Super Bowl LII
Comparte esta noticia
Miércoles , 18.07.2018 / 03:19 Hoy

Eagles de Philadelphia es campeón del Super Bowl LII

Las Águilas de Filadelfia derrotaron de forma dramática a los Patriotas de Nueva Inglaterra y conquistaron su primer trofeo Vince Lombardi

Publicidad
Publicidad

Miguel Boada Nájera

Las Águilas de Filadelfia tienen su primer título de la NFL y fue gracias a una combinación de una ofensiva que respondió a todo lo que Tom Brady les puso como reto y a un chispazo defensivo que evitó que el quarterback de los Patriotas se convirtiera en el primer jugador de la historia con seis anillos de campeón.

Fue una guerra de puntos donde las defensivas de ambos lados desaparecieron y fue Nick Foles y una jugada del liniero defensivo Brandon Graham, más un gol de campo de Jake Elliott, los personajes y las acciones que se encargaron de dictar el desenlace de este duelo en el que se rompió la marca de más yardas combinadas (mil 171) y en el que hubo 74 puntos.

Justo cuando Nick Foles encontró a Zack Ertz con un pase de anotación con el que tomaron ventaja de 38-33, comenzó a escucharse por primera vez en el juego el grito de “Defense, defense”. Y fue un chispazo defensivo el que cambió todo el guión.


Los Patriotas tenían 2:21 minutos para buscar llegar a la zona de anotación por quinta ocasión en la noche, pero la defensiva de las Águilas que fue maltratada a pesar de estar muy cerca de atrapar a Brady atrás en muchas ocasiones, tuvo a Graham como su héroe al provocar un fumble que recuperaron. Aunque la defensiva de los Pats solo admitió tres puntos y el juego estaba al alcance para Brady, el pase Ave María del final no tenía la magia que esperaban. No hubo milagro patriota, Águilas a celebrar su primer título.

Nick Foles mostró que estaba hecho para jugar este duelo de tú a tú con Brady y llevó a la ofensiva de las Águilas a ponerse en un toma y daca con los Patriotas en el que solo tuvieron dos series ofensivas que no terminaron en puntos, una fue despeje y la otra una intercepción. Foles terminó la noche con 373 yardas, tres pases de anotación enviados y uno recibido, situación que le mereció ser elegido el MVP del Super Bowl LII.

Brady, por su parte, tuvo una noche de 505 yardas por aire, con tres envíos de anotación, pero su fumble resultó determinante en el desenlace del duelo.

Serie a serie

La ofensiva de Filadelfia demostró que la explosividad que tuvieron en el Juego de Campeonato de la NFC no se les fue. Y en su primer ataque llegaron a la yarda 2 basándose en el ataque aéreo (nueve pases y cuatro acarreos), pero un castigo los detuvo y rompieron el cero con un gol de campo. Así se quitaron los nervios las Águilas.

Pero para mandar una señal de que estaban jugando con el actual campeón de la NFL, los Patriotas respondieron como saben. ¿Presión al QB? Pases cortos y rápidos, jugadas sin reunión y, al no colapsarse la bolsa, pases más largos. La serie prometía pero la defensiva de Filadelfia se cerró y el juego se empató a tres.

Así, ambos equipos se quitaron los nervios y ya habían ejecutado las primeras jugadas de su plan de juego, y ahora era momento de empezar a abrir el libro de jugadas y empezar a improvisar luego de ver lo que presentó el rival. Filadelfia no tuvo problemas para recorrer yardas y en solo tres jugadas llegó a la zona de anotación, aunque fallaron el punto extra y ganaban 9-3.

Patriotas no encontró la forma de acercarse a la zona de anotación luego de jugársela en cuarta, y Filadelfia aprovechó para sumar otros siete puntos. Ya ganaban 15-6.

Los Pats parecían doblarse más, pero una jugada fortuita les dio el balón. Un pase largo a Alshon Jeffery salió rebotado y fue interceptado. Noventa yardas después, Brady convirtió esa jugada en otro touchdown, comandando una ofensiva que llegó al end zone con un acarreo de James White. Ahí estaban 15-12, ya que fallaron el punto extra.


Antes del medio tiempo el último equipo en celebrar fueron las Águilas, cuando le dieron una cucharada de su propio chocolate a los Pats, al jugársela en cuarta desde la yarda 1, mandando un engaño en el que Trey Burton le mandó un pase a Nick Foles. Jugada sorpresa, touchdown, ventaja de 22-12 al medio tiempo.

Para la segunda mitad los Pats salieron sumamente efectivos. Si en al primera parte Rob Gronkowski solo tuvo un pase completo, en la primera ofensiva del tercer cuarto atrapó cuatro envíos (para 68 yardas), el último bueno para el segundo touchdown de la noche de los campeones de la AFC. Empezaron el tercer cuarto y el marcador era: 22-19 para Filadelfia.

Pero a la misma velocidad que les anotaron, el ataque de las Águilas recorrieron todo el emparrillado (85 yardas) para acabar con un pase de 22 yardas de Foles a Corey Clement. Sin problemas ya estaban arriba otra vez por 10: 29-19.

Y el que siguió poniéndole música a la fiesta fue Tom Brady con un ataque que en siete jugadas recorrió 75 yardas para acabar con un perfecto pase a manos de Chris Hogan, en una jugada de 22 yardas. Otra vez, solo tres puntos de distancia: 29-26.


Entonces llegó un cuarto cuarto en el que las Águilas tuvieron dos goles de campo y un touchdown, suficiente poder ofensivo para hacerle frente a la ofensiva de los Pats que solo anotó una ocasión, situación que no fue suficiente para verlos de nuevo alzar el título.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.