• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 22:15 Hoy

Doblete de Mateus Uribe mantiene invicto del América

América puso fin a su racha de empates, el conjunto americanista venció a León con un doblete de Mateus Uribe y de nuevo comanda la clasificación del torneo

Publicidad
Publicidad

Higinio Robles

América aprovechó las circunstancias que aquejaron a León. La Fiera llegó al Azteca con las bajas de Mauro Boselli y Elías Hernández que limitaron sobre manera la capacidad ofensiva del cuadro de Gustavo Díaz, aunado a que el entrenador tampoco pudo estar en el campo por estar suspendido. Así que las Águilas volvieron a ser efectivas, no tan espectaculares, pero sí un equipo con garantías y se llevaron un triunfo por 2-0 que los vuelve a poner en la cima del torneo, gracias a una buena actuación de Mateus Uribe, un mediocampista de buena madera que logró ayer su segundo doblete del torneo.

Es verdad que las Águilas no lucen como hace unas semanas, tienen la idea, pero falta el toque que complete esa versión que lo lleve a ser un equipo más punzante en ataque, lo intenta, sí, pero falla la lucidez en la última zona y que se acaba diluyendo cualquier opción de lastimar al rival. Sin embargo, las victorias son preciadas cuando la diferencia de puntaje en la parte alta es muy corta.

El partido de anoche arrancó a buen ritmo, pese a las bajas, los esmeraldas no fueron un equipo que se resguardara, no pueden hacerlo porque para tener aspiraciones de llegar a la Liguilla lo que menos pueden hacer es especular. Hicieron lo posible por acercarse al arco de Agustín Marchesín, lo hicieron con un par de tiros que no prosperaron, el más claro tras una internada de Luis Montes.

El Chapo aprovechó un yerro en la zaga americanista, entró al área y chutó con la zurda por encima del travesaño. La Fiera avisaba que sería un hueso duro para un América que trataba de desequilibrar por la banda izquierda con Cecilio Domínguez, pero los visitantes replegaban rápidamente para cortar cualquier avance de peligro.

Se fue centralizando el partido, sin nadie que impusiera su ley en medio campo, a falta de balones claros en ataque, Jérémy Ménez bajaba a la medular para tratar de ejercer de lanzador del equipo, dejando muy solo a Oribe en el eje de ataque. Mateus hacia su esfuerzo por derecha, pero le costaba tener profundidad por ese sector.

El aviso de las Águilas llegó por conducto de Oribe, el capitán sacó un tiro con la zurda que se ahogó por la raya final, cuando bien pudo prolongar la pelota para un compañero que llegaba en esa zona. Ese tipo de decisiones son las que impiden un mejor flujo de los americanistas.

Mientras, León seguía a lo suyo, ya había notado que podía ofender, así que cuando veía el chance para lastimar se arriesgaba. Sin embargo, vino la jugada que agitó el marcador, en un saque de banda Cecilio prolongó para William da Silva, el brasileño encontró a Ménez y éste mostró su desequilibrio.

El francés, de espaldas al arco, se deshizo con facilidad de Guillermo Burdisso, arrastró la pelota hasta el área y ahí sacó un tiro raso con la zurda, cruzado, pero sin mucha fuerza; aunque la suerte le hizo un guiño porque William Yarbrough se resbaló en el momento de lanzarse por la pelota, el portero alcanzó a manotear la bola, pero la dejó muerta y Mateus, que siguió atento todo el recorrido, la empujó con la pierna izquierda.

América se ponía al frente y dispondría de más espacios, porque León estaba obligado a ir al frente, pero ese gol no amilanó a La Fiera que mantuvo su estructura y de a poco fue armando alguna que otra jugada que obligó la máxima tensión de la zaga americanista.

El partido se hizo rocoso, no pudo prenderse porque los dos entraron en esa dinámica, mucho cuerpo a cuerpo y poca claridad en ataque. Y el complemento tampoco tuvo variaciones en el guion, solo que León dio la impresión de dar un paso al frente, pero tampoco lo hacía con mucha vehemencia como para poner en aprietos a Marchesín.

América tampoco hizo mucho por acelerarse, y cuando podía tener alguna ocasión, de nuevo la toma de decisiones en el último pase no eran acertadas. Ménez buscaba bien ser el factor desequilibrante, pero abusaba de la conducción y no cedía la bola en el momento que lo marcaba la jugada.

Fue el Piojo el primero que se atrevió a hacer un movimiento de corte ofensivo, sacó a Vargas para que Andrés Ibargüen jugara por la banda derecha y Mateus pasó al centro del campo. A media semana Andrés liberó tensión con el gol y la asistencia que dio en la Concachampions y el entrenador confía en que pueda ir tomando mayor confianza en la recta decisiva del torneo.

Y le resultó el movimiento al Piojo, porque Mateus fluye mejor en el centro del campo, es un mediocampista entero y al minuto 68 firmó su segundo doblete del torneo, recibió un pase en la frontal del área, le metió toda la parte interna del pie derecho y sacó una raya que entró por la escuadra de Yarbrough.

América ganó, no hizo un partido extraordinario, pero se vio seguro, los tres puntos le permiten conservar la condición de invicto y lo siguen poniendo en la ruta de la calificación. Además vuelve a amanecer como líder general y le mete cierta presión a Santos que juega esta tarde. Sin embargo, la nota negativa la dio Paul Aguilar, el defensa llegó tarde y se barrió por detrás sobre Osvaldo Rodríguez, una acción innecesaria y bien evaluada por el árbitro Óscar Mejía.

León buscó con el ingreso de Landon Donovan al minuto 75 rescatar algo, pero el delantero estadunidense no tuvo peso en el tiempo que estuvo en la cancha del Azteca, donde ya ha pasado momentos amargos con su selección. El Piojo cerró el partido para no correr riesgos, sacó a Ménez por Emilio Orrantia para conservar la estructura defensiva.

Camina por buena senda el cuadro del Piojo, la siguiente semana repite como local para medirse a Toluca, otro equipo que está en pelea por los puestos de Liguilla, pero antes, a media semana, va a Panamá a sellar su pase las semifinales de la Concachampions ante el Tauro de Panamá.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.