• Regístrate
Estás leyendo: Díaz y Cabrera, la otra gran dupla de CU
Comparte esta noticia
Jueves , 19.07.2018 / 12:06 Hoy

Díaz y Cabrera, la otra gran dupla de CU

Si bien Castillo y Alustiza han impulsado a Pumas en ataque, Marcelo y David, en la contención, son los más asociativos del equipo y los que mayor contacto tienen con el balón

Publicidad
Publicidad

Rubén Guerrero Atilano

En los primeros dos encuentros del Clausura 2018, tanto Nicolás Castillo como Matías Alustiza han protagonizado el ataque de Pumas, llevándose los reflectores, las portadas de los diarios deportivos y la ovación de su tribuna; sin embargo, para que el balón llegue a este par de ofensivos, existe otra dupla, por supuesto, más discreta, pero funcional, en el cuadro universitario que ha sido fundamental para que los del Pedregal se encuentren en la cima de la clasificación general y haya encontrado, por fin, la garra y el equilibrio que su estratega, David Patiño, tanto anhelaba desde que tomó las riendas del club, el certamen anterior.

La contención conformada por Marcelo Díaz y David Cabrera ha sido clave en el repunte de Pumas. Ambos futbolistas se han complementado de gran manera y sus números indican que son los jugadores que más se asocian en el plantel, además de que los dos son los que mayor contacto tienen con la pelota, esto sin dejar de lado la efectividad cada que el esférico está en sus botines. De condiciones diferentes, pero complementarios entre sí, el chileno y el canterano han fungido como pieza claves en el andar de un cuadro que busca una reivindicación deportiva.

El mérito de este par radica en la confianza de David Patiño les ha brindado y gracias a que fue encontrándoles acomodo de a poco. En los primeros cuatro encuentros de la era del timonel, en el AP17, apostaba por la continuidad de tres elementos de base en la media, incluyendo a Abraham González, que como interior por derecha, compartía créditos con Cabrera (izquierda) y Marcelo Díaz, como único pivote defensivo. El esquema indicaba un parado acorde a las necesidades del equipo, con un 4-3-3, que tuvo que ser modificado, luego de un empate, un triunfo y dos derrotas.

Fue hasta la jornada 16, ante Santos Laguna y en el estadio Olímpico, que David Patiño cambió su formación inicial y le brindó el voto de confianza a Cabrera y Díaz. El resultado (2-2) y sobre todo el funcionamiento, le repercutió para bien a los dos y desde entonces, han disputado el resto de los compromisos posibles, todos desde el arranque. "Tuvimos momentos de imprecisión, pero hicimos bien las cosas en términos generales; el marcador refleja lo equilibrados que estuvimos", reveló después del encuentro ante los Guerreros el mismo estratega. En el mismo cotejo, David fue sustituido por Bryan Rabello, al 80', mientras que Abraham González ingresó al 51'. El equipo iba tomando forma.

Durante el último compromiso de la competencia pasada, Patiño ya no utilizó modificaciones o variantes en la media, sus dos escudos, Cabrera-Díaz, fueron los encargados de sacar adelante la encomienda. Frente a los Gallos Blancos del Querétaro, en La Corregidora, pero Nico Castillo, Universidad Nacional alineó con un 4-2-3-1 sobre el terreno de juego y en la zona de combustión y construcción futbolística, reaparecieron el andino y el veterano surgido de La Cantera. Después de 90 minutos y con el 1-1 en el electrónico final, la dupla de contención confirmaba su presencia para venideras consideraciones.

La pretemporada y hasta una lesión inesperada de Abraham González, previo al arranque del Clausura 2018, terminaron por confirmar que la presencia de ambos era la apuesta idónea para el arranque de un torneo vital. Las actuaciones de ambos a lo largo de los primeros 180 minutos de juego, no han hecho más que confirmar el acierto de Patiño y su cuerpo técnico. Ambos han disputado el total del accionar posible y le han brindado estabilidad a una zona del campo que a lo largo del 2017 acarreó conflictos para retener la pelota, así como para la correcta elaboración de jugadas en defensa y ataque.

Marcelo Díaz disputa su segundo torneo con Pumas. El chileno llegó al Pedregal con el AP17 ya avanzado; de hecho, en sus primeros minutos, en la sexta jornada, el partido significó el adiós de Francisco Palencia, debido al cúmulo de malos resultados. El andino llegó a declarar: "Es algo atípico que esto suceda, pero estoy aquí para entregarme a lo que el equipo necesite". En lo que va de este semestre, el andino acumula 93 trazos correctos, con un alto porcentaje de efectividad (87.2%). Es el eslabón que mejor trata la pelota, el que desarrolla un nivel de juego más competitivo y el encargado de salir con la redonda dominada y con ventaja, como en el tercer tanto ante Pachuca.

Por su cuenta, David Cabrera ha recobrado relevancia. En la línea de dos mediocampistas, él es el que funciona de manera más mixta, con labores en el ataque, además de ser el cobrador oficial en balones detenidos. Con David Patiño, el surgido en Ciudad Universitaria disputa por ahora el segundo certamen desde que regresó al sur de la capital y ha sido fundamental para el repunte. Suma, de momento, 76 pases, con una efectividad del 75%... Es el complemento ideal de Marcelo Díaz; mientras uno se encarga de limpiar la zona, el segundo, gracias a su técnica, es el que otorga la salida y proyecta al aparato ofensivo.

LA COLUMNA VERTEBRAL
NOMBRE / PASES / EFECT.
Marcelo Díaz / 93 / 87.2%
David Cabrera / 76 / 75%
Luis Fuentes / 75 / 71%
Josecarlos Van Rankin / 59 / 75%
Jesús Gallardo / 40 / 63.5%
Matías Alustiza / 17 / 69.6%
Nicolás Castillo / 28 / 65%
Luis Quintana / 44 / 60%
Alejandro Arribas / 30 / 58.8%
Mauro Formica / 20 / 54.3%

TAMBIÉN HAN JUGADO
NOMBRE J / MIN / PASES
Alan Acosta 1 / 45 / 8
Pablo Barrera 1 / 34 / 14
Rodrigo González 1 / 24 / 5
Yuber Asprilla 1 / 14 / 9
Kevin Escamilla 1 / 11 / 1
Alan Mendoza 1 / 2 / 0

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.