• Regístrate
Estás leyendo: Cuando los técnicos pierden la cabeza
Comparte esta noticia

Cuando los técnicos pierden la cabeza

A veces, los estrategas dejan de lado las formalidades dentro del campo y cometen acciones impropias para su cargo 

Publicidad
Publicidad

Recientemente se dio a conocer la sanción de siete partidos para el entrenador Alan Pardew, del Newcastle, después de agredir con un certero cabezazo al centrocampista del Hull City, David Meyler.

Con este acto, el entrenador inglés se suma a la nada selecta lista de técnicos que han perdido la cabeza dentro de un juego de futbol.

JAVIER AGUIRRE

El Vasco tuvo uno de sus peores pasajes al frente de la selección mexicana. En Copa Oro ante la selección de Panamá, y cuando se disputaba el esférico cerca del área técnica de México, Aguirre aprovechó la cercanía del jugador Ricardo Philips para dejarle una patada, éste hecho encendió los ánimos y desencadenó una pequeña gresca en el juego.

JOSÉ MOURINHO

Extraordinario entrenador, ganador múltiple en Europa y autonombrado “The Special One”, Jose Mourinho no podría quedarse fuera.

Siendo entrenador del Real Madrid, su equipo disputó la Final de la Súper Copa de España ante el acérrimo rival, Barcelona. Tras una dura entrada de Marcelo sobre Cesc Fábregas, se armó la bronca en la zona de banquillos, y ‘Mou’ ya tenía en la mira a 'Tito' Vilanova: entre la multitud. el portugués se escurrió hasta alcanzarle para clavarle un dedo en el ojo. Después mencion: “No conozco a 'Pito' Vilanova”.

DELIO ROSSI

En 2012, Delio era entrenador de la Fiorentina en la Serie A del futbol de Italia, y en un duelo tomó la decisión de cambiar al serbio Adem Ljajic, quien vio el movimiento con malos ojos y comenzó a aplaudir con ironía, lo que desató la ira del estratega y golpeo de forma desmedida a su jugador dentro del banquillo.

Este hecho le costó ser despedido del equipo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.