• Regístrate
Estás leyendo: Cuando el dopaje empaña el ciclismo
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 01:22 Hoy

Cuando el dopaje empaña el ciclismo

Tras lo courrido con el ciclista británcio, Chris Froome, aquí te presentamos algunos de los casos más sonados por el consumo de sustancias prohibidas en este deporte

Publicidad
Publicidad

EFE

La Unión Ciclista Internacional (UCI) anunció que el británico Chris Froome dio positivo durante la última Vuelta a España por el broncodilatador salbutamol y disparó las sospechas sobre el mejor corredor de la actualidad.

El cuatro veces campeón del Tour de France es asmático y utiliza el salbutamol para combatir ese problema. Para ello, cuenta con lo que se conoce como Exención de Uso Terapéutico, una autorización que entregan los principales organismos deportivos y mediante la cual se pueden ingerir una cantidad controlada de determinadas sustancias prohibidas.

LANCE ARMSTRONG

En el 2012 dio inicio un proceso que culminó con la anulación de todos los galardones conseguidos por Lance Armstrong a partir del de agosto de 1998 en adelante, incluyendo una sanción de por vida para la práctica del deporte profesional, luego de confesar que se dopó mediante transfusiones de sangre, con EPO y testosterona.

Debido a esto, el ciclista estadunidense perdió los siete títulos de la Tour de France que había ganado.

Unos años después la Agencia Antidopaje de los Estados Unidos (USADA) dio a conocer los pasos en los que Armstrong se basó para no dar positivo, los cuales fueron: Evitar controles, utilizando sustancias indetectables, soluciones salinas, entre otras más.

A LO IGUAL QUE FROOME

Otros casos relacionados con los de Froome son los de los ciclistas italianos, Alessandro Petacchi y Diego Ulissi, éste último aún en activo, quienes fueron sancionados pos superar las dosis permitidas.

En 2007, el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) sancionó por un año a Petacchi, que dio positivo por salbutamol durante el Giro de Italia. El esprinter dio positivo el 23 de mayo al término de 2007 en la undécima etapa del Giro, en la que había ganado.

Su orina contenía una tasa de salbutamol de mil 320 nanogramos por mililitro, cuando el umbral tolerado es de hasta mil. El positivo le impidió tomar la salida en el Tour de Francia.

Diego Ulissi, entonces en el Lampre, dio positivo en 2015 con una tasa de mil 900 nanogramos y fue castigado 9 meses por la Asociación Olímpica Suiza, ya que residía en el país helvético.

"El equipo asume la decisión y subraya que la sentencia ha establecido que el atleta actuó con negligencia pero sin la voluntad de mejorar sus prestaciones", dijo entonces el equipo.

También ha salpicado el salbutamol a otros ilustres corredores, incluso del pelotón español.

EL CASO INDURÁIN

Tras el Campeonato del Mundo de fondo en carretera de 1994 salió desde Francia la noticia de que Miguel Induráin había dado positivo en un control antidopaje en el Tour de l'Oise en el mes de mayo, pero el positivo no fue tal para la Unión Ciclista Internacional porque se trataba "de una sustancia, salbutamol, contenida en el producto Ventoline".

Por aquella época, algunos de los ciclistas más populares del pelotón padecían asma, el propio Indurain, el suizo Alez Zulle, el alemán Jan Ullrich...., y el español Igor González de Galdeano, quien tras una etapa del Tour 2002 con final en Alençon dio un resultado de 1.360 nanogramos de salbutamol tras usar Ventolin. No fue sancionado por la UCI, pero en Francia se le sancionó en 2003 con 6 meses.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.