• Regístrate
Estás leyendo: Cruz Azul se cansa de fallar ante Xolos; arrancan con empate
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 12:00 Hoy

Cruz Azul se cansa de fallar ante Xolos; arrancan con empate

La Máquina igualó 0-0 con Tijuana en su presentación dentro del Clausura 2018 así como la del técnico Pedro Caixinha

Publicidad
Publicidad

Eduardo Espinosa

Por el bien de Cruz Azul, de su afición e incluso de su estadio, ojalá que la cara que mostró en el empate 0-0 ante Tijuana no sea la constante de lo que se verá en este torneo. Porque de lo contrario, este equipo no irá a ningún lado durante el Clausura y se terminará despidiendo de este longevo escenario de una manera decepcionante.

Y es que en el inicio de la era de Pedro Caixinha al frente de Cruz Azul en casa -en lo que será el último torneo en este inmueble- fue decepcionante con un empate sin goles ante Xolos. No hay más.

Más allá del resultado, preocupa la forma, porque La Máquina por muchos lapsos volvió a ser el equipo frío de antaño, que al menos con Jémez borró un poco esa huella durante su paso. Y hay que aclararlo, con el portugués terminó la etapa bohemia de tratar de atacar todo el tiempo como pugnaba el español; este equipo será más calculador y cerebral, pero sin la plantilla completa -como fue el caso- puede padecer en demasía.

Sí, fue el primer juego; sí, faltaron algunos jugadores, pero a La Máquina de Caixinha lo que más le conviene es dar resultados de inmediato, antes que la presión, que suele asfixiar a este club, se haga presente.

CON POCOS ARGUMENTOS

De lo poco rescatable -si es que hubo algo- que tuvo Cruz Azul fue la presentación de Carlos Fierro, quien entendió a la perfección que este tipo de partidos, en los que la plantilla aún está incompleta, son la vitrina para llenarle el ojo a Caixinha y dar sus argumentos para buscar la titularidad. El ex de Chivas corrió por toda la zona de ataque, como media punta partía del centro hacia los extremos, alternándose con Martín Rodríguez y Ángel Mena.

De los pies del número 11 salió el pase que dejó a Felipe Mora frente a la portería de Manuel Lajud, pero el chileno mandó su zurdazo por un lado, en la opción más clara del primer tiempo, esto al minuto 19.

Y es que Cruz Azul tardó en encender sus motores; es más, en los primeros minutos le dio la iniciativa a Xolos que intentó armar alguna opción de peligro, pero ni Miller Bolaños ni Juan Lucero tuvieron alguna posibilidad de plantarse frente al marco de Jesús Corona. Al cuadro fronterizo se le acabó pronto la gallardía y apostó por replegarse y contener al conjunto celeste.

Pasado el primer cuarto de hora del juego, La Máquina se asentó mejor en la cancha y empezó a tener mayor presencia al ataque. A la oportunidad desaprovechada por Mora, le siguieron dos acciones de Martín Rodríguez, quien partía de la banda izquierda hacia el centro; en la primera, el chileno optó por sacar un disparo que se fue desviado cuando tenía abierto a Mora completamente solo; en la segunda, otra vez disparó, pero ahora el rechace le cayó a Rafael Baca, quien con un derechazo obligó la atajada de Lajud.

Eso fue todo por parte de Cruz Azul en los primeros 45 minutos. La Máquina hacía gala de su falta de sincronización. Los movimientos y pases eran a destiempo y así, sencillamente, le facilitaban las cosas al visitante, que incluso en los últimos instantes tuvo su primera opción de peligro, en un disparo de Víctor Malcorra que Jesús Corona detuvo sin contratiempo. Así concluyó la parte inicial, con la silbatina y el abucheo del público asistente.

Para el complemento no hubo una mejoría sustanciosa, aunque ahora fue el cuadro fronterizo el que asumió mayores riesgos y estuvo más cerca de abrir el marcador. Primero con un disparo de Michael Orozco que atrapó Chuy en el fondo, y luego con un centro raso que se le pasó a Juan Lucero y al Cata Domínguez, pero que le cayó a Michael, quien de nuevo se había agregado al ataque y llegó barriéndose a la pelota solo para volarla de manera pavorosa. Era la más clara del partido y Cruz Azul tenía suerte de no ir perdiendo.

Tijuana ganaba en confianza mientras que a los de Pedro Caixinha se les dificultaba llegar hasta el último tercio de la cancha. Llegó el momento del que el portugués echara mano de una banca muy discreta y su elección fue meter a Javier Salas por un inadvertido Ángel Mena.

No hubo mucha mejora. Cruz Azul -ahora con un 4-3-3- tocaba y tocaba sin ninguna profundidad. Desesperante y los chiflidos provenientes de la tribuna lo confirmaban; es más, en algún momento se escuchó el "Chaco, Chaco" por parte de la gente, en una especie de reproche al técnico que le puso fin a la estadía del último ídolo celeste.

El segundo movimiento de Pedro fue Víctor Zúñiga por Felipe Mora; movió a Fierro como centro delantero, esperando mayor dinamismo. Pero no, estaba claro que no sería la tarde La Máquina.

Incluso, ya en la recta final del encuentro Rafael Baca tuvo un mano a mano con Lajud, pero la estrelló en el guardameta, desaprovechando una inmejorable oportunidad de maquillar con los tres puntos este pésimo funcionamiento.

Así terminó el juego, con un amargo 0-0 que ojalá, para bien de toda la comunidad cruzazulina, sea un tropezón de una primera jornada y no el preludio de una triste despedida para el Estadio Azul.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.