• Regístrate
Estás leyendo: Gilberto Ramírez no quedó satisfecho pese a retener título
Comparte esta noticia
Martes , 13.11.2018 / 22:31 Hoy

Gilberto Ramírez no quedó satisfecho pese a retener título

El mexicano venció por decisión unánime al colombiano Roamer Angulo, con lo que retuvo su título mundial de supermedio de la Organización Mundial de Boxeo
Publicidad
Publicidad

A pesar de haber retenido con una amplia decisión unánime el título mundial supermedio de la Organización Mundial de Boxeo, el mexicano Gilberto Ramírez no salió satisfecho de la arena Chesapeake Energy Arena de Oklahoma.

En una pelea lánguida, Ramírez dejó olvidados el jab y los ganchos al cuerpo que caracterizan su boxeo para irse a la distancia corta ante el colombiano Roamer Angulo, quien careció de decisión a pesar de poseer una gran pegada.

"Angulo vino con mucha hambre… No estoy contento, siento que tendré que habla con mi equipo, quiero ser el mejor libra por libra y toda vía hay mucho trabajo que hacer en el gimnasio. Seguiré trabajando. Aún así quiero la unificación, en mi mente está convertirme en el mejor de mi división y por eso quiero a los nombres más pesados, Benavidez, Smith, el que venga”, declaró el peleador que dejó su foja en 37-0, 25 nocauts.

Ramírez cayó en el juego del colombiano y no mostró la versión que lo llevó a vencer a rivales como Arthur Abraham o Jessie Hart, pero hizo lo necesario para mantener las tarjetas de su lado, aprovechando que Angulo careció de la decisión para arriesgar todo con tal de coronarse.

Roamer tuvo problemas para poder mantener el ritmo y sólo en el quinto round pudo hacer efectiva su pegada, pero permitió que el monarca se repusiera y así regló su calidad de invicto y sumó su primer fracaso mundialista.

En la misma cartelera, en una batalla llena de acción y drama, el peleador chihuahuense Alex Saucedo superó por nocaut en siete rounds al australiano Leonardo Zappavigna para alzarse como el campeón de Norteamérica.

El prospecto chihuahuense lanzó a la lona a su contrincante en el tercer episodio, pero para el cuarto experimentó problemas serios para aguantar la vertical, ahora que Zappavigna salió dispuesto a recuperar el terreno perdido.

El Cholo decidió atacar a puntos débiles y sabiendo la fragilidad de la piel alrededor de los ojos de Zappavigna se concentró en el rostro. El resultado de la estrategia llegó en el séptimo asalto, con las cejas reventadas y con el ojo izquierdo totalmente cerrado de la hinchazón, la esquina del australiano saltó para detener las acciones.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.