• Regístrate
Estás leyendo: El peleador sordomudo que se comunica a través del boxeo
Comparte esta noticia
Lunes , 17.12.2018 / 09:12 Hoy

El peleador sordomudo que se comunica a través del boxeo

El deporte apareció en la vida de Gerardo Castillo para cambiarlo. Pasó de ser un chico sin habla ni escucha en un pueblito a aspirante a un campeonato latino
Publicidad
Publicidad
Chelsea FC
London
18 de Diciembre
Middlesbrough FC
Middlesbrough
18 de Diciembre
Arsenal FC
London
18 de Diciembre
Hertha BSC
Berlin
18 de Diciembre
Porto
Porto
18 de Diciembre
FC Schalke 04
Gelsenkirchen
19 de Diciembre
Fortuna Düsseldorf
Düsseldorf
19 de Diciembre

Gerardo Castillo sólo tiene una forma de expresarse: a golpes y cuando llega a su esquina, ahí las cosas deben de cambiar un poco, pues a diferencia de otros boxeadores no puede asimilar una plática motivacional de un minuto o agachar la cabeza cuando lo regañan por no seguir las órdenes. A él le basta que su entrenador le haga un par de señas con las manos, intercambiar miradas y en automático sabrá que es lo que le están pidiendo hacer con su rival, aunque signifique cambiar la estrategia. Como dos cómplices.

VIDEO | 'La Sombra', el peleador sordomudo que se expresa con el boxeo

A pesar de ser sordo y mudo de nacimiento, Gerardo no conoce el lenguaje de señas y parece que no lo necesita, pues junto con su equipo han diseñado un compleja forma de entenderse, sin la necesidad de recurrir a un papel y pluma, que los ha llevado a estar a las puertas de la primera disputa por un título menor. Algo, que de salir de acuerdo a lo que han planeado, los catapultaría como aspirantes a título mundial.

Huérfano de madre desde los 6 años y abandonado por su padre, La Sombra, como le apodan, sabe lo dura puede ser la vida. Pues para poder sobrevivir - después de que no lo dejaron continuar sus estudios en la preparatoria por su condición - tuvo que dedicarse al comercio de cachivaches y sortear las dificultades que trae un jefe que le pedía que robara a transeúntes, hasta que se encontró con el boxeo, el deporte que se volvió su faro e inspiración para sacar adelante a su abuelita, su motor desde que regresó a su natal Jiquipilco, donde se entrena.


“Sabe que el boxeo es la única forma que tiene de salir adelante. Pero es orgulloso, pues no quiere que su discapacidad sea su carta de presentación, no quiere agarrar ventaja. El ruido que no puede hacer por propios medios, quiere que lo haga su trabajo arriba del ring. Que lo reconozcan por sus méritos como boxeador. Por eso siempre lo pueden ver en el gimnasio, dándole a los aparatos o corriendo. Es bien disciplinado y pues todo se refleja en las peleas, no por algo tenemos 27 victorias y sólo una derrota, que se la llevaron por puntos, bien apretada”, dijo en entrevista con La Afición El Cóndor, su entrenador, quien tuvo que fungir como intérprete para esta entrevista, pues es de los pocos que comprende al tímido chico de 23 años, que a la menor provocación ríe y se sonroja.


Gerardo no sabe de la existencia del italiano Mario D’Agata, ese peleador sordo que en los años cincuenta logró ser el primer campeón del mundo con esa condición, él quiere abrir su propio camino, pues su sueño es tener en su cintura un campeonato mundial que conquiste con una guerra en Japón, pero para poderse acercar, primero tendrá que sacar una victoria el 24 de noviembre en Ecuador, cuando dispute un título latino.

"Es la prueba de fuego. Si soy sincero cuando lo conocí no pensé que llegaríamos, pero me sorprende cómo se empeña y no pone pretextos. Se enfoca, sin fijase en los detalles. No dudo que después de todo lo que le ha tocado vivir, logre coronarse y conquistar el corazón de los fans", sentenció su entrenador, mientras ve a Castillo pegar con una saña el costal.


Gerardo tal vez no sepa expresarse con palabras, pero pone empeño en que sus puños hablen fuerte y claro, por eso sigue entrenando en las montañas del Estado de México para llegar con las mejores condiciones a la cita que sea el golpe de autoridad para que el mundo se entere quién es y de dónde viene.

Un poco de apoyo no caería mal

El camino no ha sido fácil para La Sombra Castillo, El Condor, su entrenador, asegura que han tocado muchas puertas en busca de ayuda y “algunas se abren y otras no”, por lo que tienen que apoyarlo económicamente para que pueda sobrevivir.

“Es un chico muy dedicado, por eso los que lo conocemos lo ayudamos con lo que tenemos. Tiene talento y esperamos que un día su trabajo rinda frutos pues tiene con qué”, reveló.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.