• Regístrate
Estás leyendo: Luis Mendoza alcanzó el nivel que esperaba
Comparte esta noticia
Jueves , 13.12.2018 / 03:48 Hoy

Luis Mendoza alcanzó el nivel que esperaba

Ya con seis aperturas, el abridor de los Diablos Rojos confirmó que se ha adaptado al beisbol de verano después de haber jugado en EU y en Japón
Publicidad
Publicidad
Rapid Viena
Wien
13 de Diciembre
Sevilla FC
Sevilla
13 de Diciembre
SS Lazio
Roma
13 de Diciembre
MOL Vidi FC
Budapest
13 de Diciembre
Liguilla
Ciudad de México
13 de Diciembre
Besiktas
İstanbul
13 de Diciembre

Solo requería tiempo. La experiencia le decía que necesitaba lanzar para poder adaptarse a una nueva liga, con algunos peloteros que conocía pero con estadios tan distintos que en cada uno hay que tener un plan distinto. Después de seis apariciones, cinco de ellas legales, Luis Mendoza tuvo su última salida de la temporada regular en casa el sábado, donde alcanzó el punto que él y el equipo esperaban.

“Ya estoy en el nivel que sabía que puedo tener, ya fue mi sexta salida en la liga y en ese tiempo he aprendido lo que necesito para explotar mis fortalezas”, explicó el lanzador derecho.

Mendoza llegó al equipo escarlata ya iniciada la campaña regular porque se mantenía en una rehabilitación, pero en cuanto se preparó físicamente, reportó con el conjunto. El México quería integrarlo a la rotación inmediatamente para apuntalar la solidez con la que contaban.

Su primer juego fue el 20 de abril frente a los Tigres, donde trabajó cinco entradas y ganó el juego, el último oficial se dio el 8 de mayo en Yucatán, duelo en el que se mantuvo en el montículo por espacio de siete innings.

“Mantenerme bastante en el juego, cinco o seis entradas, es lo que necesito para poder adaptarme más y para poder ayudarle al equipo a estar más cerca de un triunfo. Creo que el haber lanzado seis y siete entradas en las apariciones previas me cayó muy bien para aportar todo lo que puedo dar”, explicó el derecho, que tiene marca de 1-0 y además suma dos salidas de seis capítulos.

Luis llegó al duelo del sábado con cinco salidas pero solo cuatro de ellas estaban reflejadas en las estadísticas de manera oficial, ya que la del domingo 13 en Cancún no contó al ser un duelo que se detuvo por un incidente con la malla de detrás de home. Aunque en sus números no se reflejó el trabajo de ese duelo en el que había lanzado 5.1 entradas más su última aparición (el sábado 19 frente a León), la experiencia que obtuvo le ayudó a aumentar el kilometraje en la pelota de verano mexicana que era, hasta cierto punto, desconocida para él.

“Es algo a lo que no me había enfrentado antes y me sigo adaptando a eso”, dijo. “Hay muchos jugadores que conozco pero hay mucho que no, hay bastantes extranjeros de gran nivel y ese ha sido un reto para mí, así como saber que en cada estadio se pitchea de una forma distinta”.

Luis cuenta en su repertorio con recta de cuatro costuras, sinker, curva y cambio, pitcheos que ha utilizado la cantidad de veces que esperaba, pero ha tenido que adaptarlos a las distintas circunstancias que ha enfrentado, desde rivales que está conociendo hasta campos que van desde amigables con el pitcheo como en Yucatán hasta el Fray Nano, un paraíso para los bateadores.

“Los pitcheos que sé que me funcionan los he utilizado en cualquier conteo y eso es lo que me ha dado frutos. Afortunadamente he sabido usar los lanzamientos propicios en cada situación o en cada estadio, como por ejemplo el Fray Nano o en Cancún, donde sé cuáles y en qué momento son más efectivos”, ahondó.

Este viernes se dará la última salida de Luis en el calendario regular, frente a León, para después enfocarse en los playoffs, y ese tiempo que le resta le seguirá ayudando en sus planes.

“En las apariciones que me quedan debe centrarme en ajustar detalles, afinar detalles y tener un poco más de comando en mis pitcheos, solo sería eso, porque físicamente me siento al cien”, sentenció.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.