• Regístrate
Estás leyendo: Alejandro Hernández, en busca de un lugar en el AMT
Comparte esta noticia
Miércoles , 18.07.2018 / 17:51 Hoy

Alejandro Hernández, en busca de un lugar en el AMT

El juvenil nacional, participará en los clasificatorios del Abierto Mexicano de Tenis, para poder cumplir su sueño de estar en el certamen del deporte blanco más importante de Latinoamérica

Publicidad
Publicidad

Juan Pablo Sánchez

Alejandro Hernández es una de las promesas del tenis nacional y con 18 años participará en la calificación del Abierto Mexicano de tenis, con el sueño de acompañar a Lucas Gómez como los locales en el cuadro principal de un torneo que incluye a siete integrantes del Top 10 de la ATP: Rafael Nadal (2), Marin Cilic (3), Alexander Zverev (5), Dominic Thiem (6), Jack Sock (8), Kevin Anderson (9) y Juan Martín del Potro (10).

El nacido en Acapulco desea ser profeta en su tierra y superar las etapas preliminares para aparecer en la semana más importante del tenis en México, un anhelo que tiene desde hace más de 13 años.

"Este deporte siempre me ha rodeado, desde que tenía cuatro o cinco años, porque mi papá daba clases de tenis y siempre iba con él y lo veía; incluso mis primeros pasos fueron en una cancha y siempre me llamó mucho la atención", contó respecto a su experiencia.

"Empecé en Acapulco con mi papá, con una meta muy ambiciosa de llegar a ser el número uno de México y luego me fui a Estados Unidos a los 13 años con Nicolás Guízar (entrenador especializado en juveniles), fui bendecido porque no mucha gente tiene esa oportunidad y gracias a mis habilidades tuve la posibilidad de estar ahí", aseguró.

El mexicano participó en el torneo junior de Wimbledon el año pasado, donde superó dos etapas de calificación para entrar al cuadro principal, donde cayó en el debut ante el británico George Loffhagen y luego lo intentó en el del Abierto de Estados Unidos, pero se quedó en la segunda ronda de la qualy.

"Los Grand Slam también fueron algo que me dejó marcado, porque desde chico siempre soñé con jugar alguno de esos torneos y pisar la cancha de Wimbledon fue lo que más me marcó; es algo impresionante, estaba nervioso al principio, lo que es normal, pero se me pasó y ofrecí mi mejor nivel de tenis", recordó sobre ese juego en el que perdió ante el local con parciales de 3-6, 6-4 y 2-6.

A Alejandro le tocó crecer en medio de una de las mejores rivalidades del tenis, entre el suizo Roger Federer y el español Nadal y aunque afirmó que admira al helvético, su ídolo es el serbio Novak Djokovic, quien en 2017 estuvo en Acapulco, por lo que podría emularlo en tan solo unos días.

"Es algo único, la verdad, pero me concentraré en calificar y luego en enfrentar a cualquiera de esos jugadores para dar lo mejor de mí", aseguró.

Motivación a tope

La posibilidad de ganar dos encuentros para entrar al cuadro principal del Abierto Mexicano de tenis es una oportunidad única, que desea aprovechar: "me siento motivado de jugar el torneo y les doy las gracias a todas las personas que lo hicieron posible".

Sobre su trabajo de cara al evento que comienza el sábado para él, Hernández explicó que ha continuado su preparación como lo hizo durante el año anterior en el que compitió en varios torneos junior.

"Me he preparado bien, como lo hago para todos los torneos, todos son importantes para mí, aunque éste es especial, hay que seguir trabajando y siento que puedo hacer un buen papel".

Sin embargo, reconoció que la calificación de un certamen como el de Acapulco, en la que el año pasado estuvieron nombres como los del coreano Hyeon Chung y los estadunidenses Jared Donaldson y Frances Tiafoe, será complicada de superar.

"Va a ser duro, voy a dar lo mejor de mí y será una experiencia única porque voy a competir contra la élite del tenis y ver cuál es mi nivel y en qué puedo seguir trabajando para alcanzarlos", estableció el juvenil.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.