• Regístrate
Estás leyendo: Voy tras el éxito entre los críticos: Paula Hawkins
Comparte esta noticia
Domingo , 16.12.2018 / 05:09 Hoy

Voy tras el éxito entre los críticos: Paula Hawkins

Lo que quisiera es que la gente no sólo diga que el libro vende, “sino que es bueno. Eso es lo que me gustaría”, dice la autora de 'Escrito en el ague' y 'La chica del tren'.

Publicidad
Publicidad

Para la escritora Paula Hawkins no resulta suficiente que su primera novela, La chica del tren, haya vendido más de 20 millones de ejemplares en todo el mundo, ni que su segunda obra, Escrito en el agua (Planeta, 2017), esté entre los libros más vendidos de Estados Unidos, Canadá, Australia, Reino Unido y varios países latinoamericanos.

Acepta la importancia del éxito en las ventas, pero también el problema de que vender muchos libros no significa tener el reconocimiento literario, “y uno tiene que encontrar la manera de enfrentar, abordar y tomar la crítica en serio, aunque sin permitir que uno se sienta demasiado molesto o que ya no quiera volver a escribir.

“Soy una persona bastante ambiciosa, quiero que mi escritura mejore, quiero que los personajes sean cada vez más interesantes. Ahora voy tras el éxito en la crítica, eso es lo que quisiera lograr: que la gente no solo diga que el libro es exitoso, sino que es bueno. Eso es lo que me gustaría”, dice Paula Hawkins en una visita a nuestro país, donde culmina su primera gira latinoamericana, que la llevó por Argentina y Colombia.

Y, sin embargo, es consciente de que el éxito plantea múltiples desafíos, porque habrá lectores a la espera del siguiente libro, con expectativas acerca del mismo; críticos que querrán decir algo sobre esa nueva obra, de manera que la escritura se vuelve un proceso con mayor ansiedad, “y uno se juzga más.

“Me esfuerzo por no pensar demasiado en estas cosas mientras escribo; uno sí debe tener en mente al lector, pero no quiero que él me dicte: tengo que serle fiel a las historias que quiero contar y a los temas que me interesan. Impone presiones nuevas, pero sin sentirme un poco incómoda o con cierta inquietud, creo que nunca haría nada. Debo sentir la presión del exterior”, confesó Hawkins.

La escritura

Nacida y criada en Zimbabue — aunque desde hace muchos años radicada en Reino Unido —, antes de escribir las historias que le dieron fama, Hawkins habría publicado, con seudónimo, cuatro comedias románticas, de donde aprendió todo acerca de cómo construir un personaje o desarrollar una trama, de la disciplina que se requiere para salir adelante, en especial cuando “uno siente que no está funcionando.

“Cuando estaba escribiendo La chica del tren, la presión tenía que ver con ‘necesito escribir algo porque estoy quebrada, me siento muy triste y mi carrera es un desastre’; ahora quiero escribir porque tengo algo que comprobar, debo hacer las cosas mejor y esa presión, como escritora, me hace bien”.

En su más reciente novela, Escrito en el agua, cuenta la historia de dos hermanas que crecieron juntas, pero cuando una de ellas muere ahogada de manera misteriosa, la otra decide averiguar qué pasó y, con ello, sumergirse en unos recuerdos que había querido olvidar.

“Como novelista, uno busca un conflicto, uno quiere tragedia, drama y, para mí en particular, esos conflictos, las lecciones que se aprenden del conflicto, son más fáciles de encontrar en historias trágicas: por motivos que no puedo explicar me atraen esas historias más oscuras y no porque haya tenido una vida terrible, porque no es así, pero desde la niñez me han fascinado las historias oscuras”.

De alguna manera, explica Hawkins, una de sus búsquedas literarias es lograr que sus novelas hagan que la gente piense, sobre todo que vayan más allá del entretenimiento, “mi intención es que tengan más profundidad.

“Creo que las novelas cumplen muchas funciones, una de ellas es el entretenimiento, pero el mensaje que me he llevado de ellas es la capacidad que le dan a uno, como lector, de calzar los zapatos de diferentes personas, de ver otras vidas y tener una empatía con personas distintas; y en el mundo, actual, eso es más importante que nunca”.

Y Hawkins lo ha logrado a través de un género como la novela negra, lo cual no es una novedad en el ámbito de la lengua anglosajona. “Están examinando las vidas de las mujeres de una manera muy seria, como de vida o muerte, y creo que es uno de los factores que ha llamado la atención del género, que la gente está viendo los desafíos particulares que enfrentan las mujeres modernas, y las están viendo a través de los ojos de otras mujeres”.

Hawkins ofrecerá una firma de libros hoy, a partir de las 16 horas; las instrucciones para quienes deseen registrarse se pueden consultar en las redes sociales del grupo Planeta México.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.