Vive Pekín la fiesta del idioma español

El "stand" de México mostró la riqueza de sus tradiciones culturales y turísticas.
Los juguetes tradicionales llamaron la atención de los visitantes.
Los juguetes tradicionales llamaron la atención de los visitantes. (Jorge Valdés López)

Pekín, China

A ritmo de “El jarabe tapatío” y con la lectura de obras literarias y la presentación de diversos aspectos tradicionales, culturales y turísticos del país, México estuvo presente ayer en la celebración de la octava edición de El Día E, la fiesta del idioma español, organizado por el Instituto Cervantes de Pekín.

Además, la embajada anunció el lanzamiento del concurso de fotografía Tras la pista de México en China, con el que busca despertar mayor interés, acercamiento y conocimiento de los estudiantes de español hacia el país. “Quiero que nos ayuden a encontrar a México en China a través de este concurso. Esperamos una participación muy intensa. México quiere sentirse más presente en esta nación”, expresó Enrique Escorza, jefe de Cancillería de la Embajada de México, al dar a conocer el certamen.

El objetivo de El Día E es celebrar y difundir el español y sus culturas en los cinco continentes. Durante el festejo, alumnas mexicanas de la Universidad de Estudios Internacionales de Pekín bailaron “El jarabe tapatío”, uno de los números más aplaudidos por las decenas de asistentes que se dieron cita en la sede del instituto.

México tuvo un stand de promoción en donde los visitantes, muchos de ellos menores de edad, pudieron conocer juguetes tradicionales, obras de renombrados escritores y atracciones turísticas del país. La celebración sirvió también para inaugurar en el instituto la sede de la librería Mil Gotas, la primera hispanoamericana en Pekín, y que hasta hoy solo operaba en línea.

En la ceremonia de apertura, Tanya Rebolledo, agregada de Prensa, Cultura y Asuntos Educativos de la Embajada de México en China, participó junto con representantes de otros países en la lectura de diversas obras, con un fragmento de El laberinto de la soledad, de Octavio Paz, uno de los autores mexicanos que se puede encontrar en el acervo de Mil Gotas.

En la celebración de El Día E también participaron Argentina, Colombia, Ecuador, Perú, Uruguay, Chile, España, Estados Unidos, República Dominicana y Guinea Ecuatorial.

Durante el festejo, que se realiza anualmente desde 2009, también hubo canto, música, poesía, cuentacuentos, degustaciones gastronómicas, talleres infantiles y clases de salsa y merengue, que causaron mucho entusiasmo entre los asistentes chinos.

En China, de acuerdo con Inma González, directora del Instituto Cervantes, la lengua hispana va en camino de convertirse en la segunda extranjera de mayor importancia.

“Hay muchísimos chinos que quieren aprender español y ya lo están haciendo. Desde niños de seis años hasta adultos acuden al instituto. Los jóvenes y sus padres se dan cuenta que saber el idioma hoy en día es fundamental y un añadido para su futuro profesional. Ahora no sirve solo aprender inglés. El chino y el español les abren las puertas a una gran cantidad de recursos profesionales”, señaló González.

La directora añadió que antes solo los filólogos aprendían español, pero ahora hay arquitectos, ingenieros, gestores culturales, directores de museos y funcionarios. “Hay otras lenguas que llevan muchos años aquí, pero la curva de crecimiento del español es imparable”, expresó.