Vínculos culturales y políticos pueden más que Trump

Los historiadores coinciden en que tarde o temprano Trump se estrellará con la realidad económica, política y cultural que liga a ambas naciones.

Monterrey

Entre México y Estados Unidos existen vínculos políticos, econímicos y culturales que son difíciles de separar aún y con la llegada de Donald Trump, quien asumió como presidente 45 de la Unión Americana

Sin embargo, sí es necesaria una postura más fuerte por parte de México ante "las bravuconadas" que ha hecho hacia los connacionales.

Los historiadores Romeo Flores Caballero y César Morado Macías explicaron a MILENIO Monterrey que la postura de Donald Trump se estrellará, tarde o temprano, con la realidad económica, política y cultural que liga a ambas naciones.

"Si él (Trump) es políticamente correcto nosotros no tenemos por qué ser políticamente correctos con él", refirió Caballero, autor del libro México ante su entorno manifiesto.

Por su parte el historiador César Morado Macías expone que la relación entre México y Estados Unidos "siempre ha sido compleja y, muchas veces, desigual".

No obstante, nuestro país ha contado con presidentes como Lázaro Cárdenas y Venustiano Carranza, quienes supieron negociar y contuvieron los embates de los gobiernos estadounidenses.

"Creo que hoy la posición de México es la equivocada, hay como que una 'lambisconería diplomática', al ir inmediatamente con el presidente electo a ofrecerle el apoyo", expuso Morado Macías, coordinador del Archivo Histórico de Nuevo León.

Ante este hecho México tiene la oportunidad de mirar a otros mercados y hacerse amigo de los países con los que, paradójicamente, el presidente Donald Trump ha considerado sus enemigos.

"El señor (Trump) ignora que en toda la frontera, en todas las ciudades vecinas se han ayudado en sus problemas estructurales más graves: inundaciones, terremotos, tornados; ¿por qué permitir que se construya un muro y no protestar por ello?", critica Flores Caballero.

Existe una integración familiar, gastronómica, musical e incluso académica entre ambos países que la llegada de un presidente como Donald Trump a Estados Unidos no va poder detener, reflexiona Macías.

"La cultura no respeta los muros, permea las murallas. En estos tiempos es muy difícil erigir muros para contener la cultura y el flujo de las ideas", mencionó Morado, coautor del libro Nuevo León ocupado. Aspectos de la guerra México-Estados Unidos.

El magnate y empresario Donald Trump tomó posesión como presidente de Estados Unidos, quien durante su campaña y ahora en su primer discurso como mandatario ha arremetido contra la migración de mexicanos, expuso la necesidad de construir un muro en la frontera así como cancelar el Tratado de Libre Comercio.