La vida suena de otra manera en El Pípila

La Orquesta de Cuerdas de la Casa de la Cultura en esta zona de la ciudad está conformada por 70 niños que todas las tardes acuden a este centro de instrucción musical
El Pípila
(Milenio Digital)

Tijuana

Más de 70 niños acuden todas las tardes a las clases de música de la Casa de la Cultura "El Pípila". Son niños que viven al este de la ciudad, una de las zonas con menos instituciones dedicadas a impartir talleres de expresión artística en Tijuana.

Los menores tienen una meta: que sus lecciones se conviertan en música; ofrecen conciertos y hacen que su vida suene de otra manera.

El responsable de impartir estas clases es el maestro Reynaldo Silva, de origen cubano y más de 15 años de trabajar en Baja California.

"Hace casi cuatro años la señora Elsa Arnaiz (ex directora del IMAC) me dijo que le interesaba que yo me ocupara de la orquesta de aquí en El Pípila, porque era una zona difícil. Era una zona que tenía no buena fama anteriormente y que se pensaba que este tipo de programas no iba a resultar. En definitiva donde más pegó el programa es aquí. En estos momentos tenemos la orquesta intermedia como de 50", expuso Silva.

En su mayoría acuden menores de escasos recursos que inician sus actividades musicales con instrumentos que en esta Casa de la Cultura les otorgan.

Con el paso del tiempo, adquieren cariño o apego a sus instrumentos y ahorran para comprarse un violín. Con problemas en sus casas o en la escuela, al llegar a las clases de música, éstos quedan atrás.

"Se respetan unos a los otros... todos los problemas que hay en su casa o en la calle, se quedan afuera. Les gusta mucho sentirse bien", expresó.

Este miércoles, los niños ofrecerán un concierto dentro del marco del cuarto aniversario de esta Casa de la Cultura, que ha ido creciendo a la par de la ciudad de Tijuana.