Alemania, lo más destacado al iniciar la Bienal de Venecia

Los dos principales premios fueron para ese país; en el encuentro participan 120 artistas de 51 países, y se exhiben 85 pabellones.
La artista germana Anne Imhof al recibir el León de Oro.
La artista germana Anne Imhof al recibir el León de Oro. (Andrea Merola/EFE)

Venecia

Alemania hizo historia ayer en la Bienal de Arte de Venecia al llevarse los dos principales premios del certamen: el León de Oro al mejor artista y al mejor pabellón, mientras que la brasileña Cinthia Marcelle se llevó una mención especial.

El pabellón alemán premiado es una obra de Anne Imhof, mientras que el artista conceptual Franz Erhard Walther fue galardonado como el mejor de la muestra de este año, que se celebra bajo el lema Viva Arte Viva.

Imhof fue premiada por su instalación Faust, que trata sobre el capitalismo, la sexualidad y la represión. El jurado elogió la obra por su “poderosa e inquietante instalación, que suscita muchas interrogantes sobre nuestro tiempo”.

Cinthia Marcelle creó para el pabellón de Brasil la instalación Terreno de caza, que evoca lugares industriales y espacios públicos con sumideros o rejillas metálicas.

Hay 120 artistas participantes de 51 países, entre ellos los mexicanos Cynthia Gutiérez y Gabriel Orozco. El pabellón de México corre a cargo de Carlos Amorales, que presenta la exposición La vida en los pliegues.

“La Bienal debe calificarse como un lugar que tiene como método, y casi como razón de ser, el libre diálogo entre los artistas y entre estos y el público”, declaró Paolo Baratta, presidente de la Bienal.

Explicó que la edición 2017 está dedicada a celebrar, y casi a dar gracias, a la existencia del arte y de los artistas que, dijo, ofrecen con sus mundos una dilatación de nuestra perspectiva y del espacio de nuestra existencia.

Se espera que la 57 edición de la Bienal sea visitada por medio millón de personas que recorran tanto la zona de los Giardini y el Arsenal, en la que están los pabellones y la exposición general, como otras partes de Venecia en las que la ciudad organiza la gran exposición cada dos años. La curadora de esta edición es la francesa Christine Macel.

Viva Arte Viva es una exclamación, una expresión de la pasión por el arte y por la figura del artista. Es una Bienal con, de y para los artistas, sobre las formas que ellos proponen, las preguntas que plantean, las prácticas que desarrollan, los modos de vivir que eligen”, dijo Macel.

Además de la exposición de arte contemporánea con la dirección de Macel, 85 pabellones de los países participantes con su propio curador, completan la visión internacional y pluralista del prestigioso certamen.