Exhibirán vehículo eléctrico de la UNAM en la Formula 1

Con el auto 'Mako', el equipo Miztli, conformado por estudiantes de ingeniería y diseño industrial, concursó en el Shell Eco-marathon División Américas.
Los alumnos mostrarán el auto a Kimi Räikkönen, piloto de la escudería Ferrari.
Los alumnos mostrarán el auto a Kimi Räikkönen, piloto de la escudería Ferrari. (Especial)

México

Alumnos de la licenciatura en diseño industrial y de ingeniería de la UNAM presentaron el vehículo eléctrico Mako, con el que compiten en el Shell Eco-marathon División Américas y el cual exhibirán en los previos del Gran Premio de la Fórmula 1, donde el equipo universitario, llamado Miztli, tendrá una convivencia con el piloto Kimi Räikkönen para intercambiar experiencias y conocimientos.

En conferencia de medios, los jóvenes explicaron que el auto es resultado de casi cinco años de trabajo y el objetivo es crear un carro eléctrico con el mejor rendimiento posible, porque en la competencia se califica esta cualidad y no la velocidad.

Sin gasolina

Francisco Juárez, alumno del Centro de Investigaciones de Diseño Industrial (CIDI) de la Facultad de Arquitectura, explicó que Mako en sus inicios fue de gasolina, posteriormente "cambiamos la propulsión a eléctrico y aquí los ingenieros participaron en el desarrollo de un controlador eléctrico más eficiente que nos hizo obtener una marca considerablemente buena".

Heriberto Ávalos, alumno de la Facultad de Ingeniería, indicó: "lo que aplicamos básicamente fue electrónica de potencia. Se empezó con baterías de polímero de litio, un motor de un caballo de fuerza de corriente directa, que es con lo que se ha trabajado el año pasado y éste, y el próximo se planea cambiar a corriente alterna y las etapas de potencia".

De hecho, prosiguió, se tienen avances en cuanto al diseño, y empezaremos con la manufactura para probar y estar listos en la competencia de 2017.

Juárez mencionó que el vehículo se ha mejorado con los años. "Antes tenía partes de acero y se cambiaron por aluminio para hacerlo más ligero; con ello se busca optimizar su rendimiento. Es de una plaza y el casco se hizo con fibra de carbono".

Tiene un peso de alrededor de 40 kilogramos, más unos 50 o 60 del piloto, y con una carga de batería recorre alrededor de 87 kilómetros, precisó.

Competitivo

Kathia Peña, alumna del CIDI, comentó que la competencia Shell Eco-marathon consta, antes de salir a pista, de 10 pruebas de seguridad; si no se pasan, no se puede dar el siguiente paso. Se evalúa el cinturón de seguridad, el claxon, los componentes, radio de giro, peso, diseño, visibilidad y salida del piloto del auto en menos de 10 segundos.

"Ésta es la parte más complicada de la carrera y el año pasado logramos pasar las pruebas en el primer intento y entrar a pista muy rápido", resaltó.

Juárez apuntó que en la competencia se asombraron por la combinación de eficiencia, aerodinámica, ingeniería y diseño. "El piloto va cómodo, ve bien y está seguro, y la aerodinámica es importante porque, como se califica la eficiencia, el vehículo debe romper el aire para lograr mayor distancia con menos energía".

Gabriela Flores, alumna del CIDI, resaltó que este año fueron el único equipo mexicano que participó y la segunda universidad latinoamericana, después de una brasileña, en pasar las pruebas de seguridad y entrar a pista.

"Competimos con escuelas de Canadá, Estados Unidos y Latinoamérica. Fueron 38 universidades en la categoría de Prototipo eléctrico y logramos el lugar 12", subrayó.

Sobre el evento previo a la Fórmula 1, en el cual participarán, Gabriela informó que se llevará a cabo el próximo jueves en el Palacio de los Deportes y será patrocinado por las empresas Shell y Ferrari.

"Será una especie de convivencia en la que mostraremos nuestro coche a un piloto de la escudería Ferrari, Kimi Räikkönen, y ahí podremos hacer preguntas y convivir con otras personas de este medio", resaltó.

Finalmente, los alumnos universitarios explicaron que por tratarse de un proyecto escolar requieren de patrocinadores para desarrollarlo y este evento es resultado de un convenio que se tiene con la empresa petrolera Shell para ese objetivo.

El equipo UNAM Miztli está integrado por alumnos del CIDI y de las carreras de ingeniería eléctrica-electrónica y mecánica; la mayoría de ellos de quinto a noveno semestre.