"Todo se vale" para divertir a regios

La adaptación de la obra musical de Broadway, "Anything goes", se estrenará el próximo 8 y 9 de marzo en el Teatro Convex.

Monterrey

Transcurre el año de 1933, en Manhattan un transatlántico parte con dirección a Londres. En éste coinciden una talentosa cantante evangélica, un millonario alcohólico, una viuda en bancarrota acompañada de su inocente hija y su prometido un acaudalado inglés, quienes se ven en enredos amorosos al abordar el loco crucero.

Además de 'El Lagarto', denominado el enemigo público número uno, logrará sus atrocidades en altamar gracias a la astucia de su sexy amante y su socio el enemigo público número 12.

Ésta estrafalaria historia con auténticos personajes será amenizada por 22 piezas musicales en la puesta en escena Todo se vale, presentada por la Universidad Regiomontana.

Al ritmo unísono, alrededor de 25 alumnos interpretan coreografías de tap sobre la estructura que simula un buque marino propio de la década de los años 30, donde sólo la élite podía darse el lujo de viajar en altamar.

Entre muecas de angustia, risas, y emoción, a cinco días del gran estreno, no conformes con el resultado, los coreógrafos y directores emiten indicaciones con el fin de perfeccionar cada diálogo.

Mientras una joven expresa sus líneas, al fondo se escucha el grito "¡más cruel!", indicación dada por la actriz de larga trayectoria y maestra de teatro, Delia Garda.

Buscando perfeccionar cada paso, palabra y nota, el director Oscar Carapia retoma Todo se vale, puesta que inauguró el Teatro Aldama en 1983, ahora presentada con talento joven y regiomontano.

"El proceso de selección de papeles es natural, sobre todo en el teatro universitario, ya que la palabra clave es constancia, disciplina y decisión. Por eso me gusta Monterrey, porque tiene mucha gente con talento, pero pocos disciplinados", expresó el también director coreográfico de obras nacionales como Con amor a México y Spamalot.

Además, Carapia argumenta que seleccionar Anything goes, nombre original de la puesta, para ser presentada en la ciudad, data de la explosión de humor e inolvidables números musicales que contiene.

"Monterrey después de estos años de violencia necesita un gran musical familiar, donde la gente se venga a divertir, a reír, a gozar y a ver un vestuario de primera línea con producción extraordinaria", agregó el director.

La producción cuenta con una inversión de dos millones de pesos, distribuidos en una imponente escenografía y un vestuario personalizado para cada caracterización.

Sin embargo, la representación teatral no podría ser completada sin la Orquesta de Cámara de la Universidad Regiomontana, compuesta por tres trompetas, un bajo, una guitarra eléctrica, dos clarinetes, una batería, un piano, un teclado, dos chelos y siete violines, los cuales interpretan alrededor de 22 piezas musicales.

Por su parte, la protagonista Ana Karen García, quien interpreta a la cantante Reno, mencionó sentirse comprometida ante las expectativas que se tienen hacia Todo se Vale.

"En esta semana termina lo que preparamos por poco más de cinco meses. Empieza el principio del fin, después de intensos ensayos", agregó la también instructora de tap.

Así es que el Teatro Convex será escenario para esta travesía musical a bordo de un inusual trasatlántico, esto con cuatro funciones, el sábado 8 de marzo a las 17:00 y 20:00, y el domingo 9 de marzo a las 12:30 y 17:30.

Para finalizar, Ana Karen García y Oscar Carapia extienden la invitación para disfrutar de Todo se vale, pues indicaron que meses de arduo trabajo se resumen en un fin de semana, ya que concluyeron "La magia del teatro es fugaz".