Lanzan vacuna contra influenza que es 30% más efectiva

El fármaco, que fue aprobado por la Cofepris, no requiere de aditivos que se suelen usar al fabricar inoculaciones, como huevo, gluten, gelatinas o látex.
Personal médico y científico de los laboratorios Liomont explicó las mejoras logradas con su fórmula.
Personal médico y científico de los laboratorios Liomont explicó las mejoras logradas con su fórmula. (Héctor Téllez)

México

Los laboratorios Liomont lanzaron ayer la vacuna Flublok, la cual está elaborada en su forma pura para contrarrestar el virus de la influenza gracias a un proceso de fabricación que no requiere de los aditivos que normalmente se utilizan en la fabricación de esos fármacos, tales como huevo, gluten, gelatinas, látex o conservadores.

En los ensayos clínicos del fármaco realizados en Estados Unidos la vacuna fue 30 por ciento mejor que la tradicional, además de que posee aproximadamente tres veces más que las vacunas tradicionales.

Los efectos secundarios que tiene la vacuna normal también se reducen, aunque también puede haber dolores de cabeza y síntomas parecidos a los de la enfermedad, "pero no tienen ninguna contraindicación en personas con alergias o reacciones severas", destacó la doctora Alicia Galván, directora y medica regulatoria de Laboratorios Liomont.

VENTAJAS

Laura Palomares, investigadora del Instituto de Biotecnología de la UNAM y asesora científica de Liomont, señaló que Flublok es la primera vacuna hecha con tecnología recombinante, es decir, los científicos toman el gel de una proteína que se encuentra en la superficie del virus de la influenza y lo usan como "instructivo".

La experta explicó que la eficacia de esta vacuna es mayor porque es de "alto grado de pureza" y solamente tiene la proteína hemaglutinina, por lo que no hay riesgo biológico, y el alto contenido de ésta es aproximadamente tres veces mayor que en los fármacos tradicionales.

Otra de las ventajas es que no se requiere del virus para la producción de la vacuna, además de que al no utilizar huevo para su producción, como las tradicionales, no es contraindicada en pacientes que son alérgicos.

Un logro adicional del desarrollo de la Flublok fue reducir considerablemente el tiempo de producción, pues se requiere entre dos y tres meses, mientras que la vacuna tradicional tarda de cinco a seis meses en fabricarse.

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), otorgó al laboratorio el registro para que la sustancia se aplique en adultos mayores de 18 años para contrarrestar las cepas virales H1N1 y H3N2.

Al presentar la vacuna, los especialistas acotaron que no será de venta libre, ya que debe ser recetada por médicos generales o especialistas.

Alfredo Rimoch, director general de laboratorios Liomont, reconoció la importancia de que la Cofepris haya autorizado el registro a Flublok en un tiempo corto —cuatro meses y medio— y destacó el avance en agilizar esos trámites de la dependencia que cuenta con el reconocimiento internacional para la autorización de vacunas y medicamentos por parte de la OMS.

SOLO EN SECTOR PRIVADO

Rimoch comentó que, como la vacuna entra tarde para la temporada de aplicación 2015-2016, en el país solo distribuirán 20 mil dosis en el sector privado; sin embargo, obteniendo todos los permisos necesarios buscarán que la cifra aumente para que pueda llegar a todas las personas.

El directivo hizo hincapié en que Flublok es la puerta de entrada al segmento de productos biotecnológicos del área Life Sciences de Liomont, donde también desarrollan medicamentos de alta especialización con el objetivo de ampliar el acceso a la población a fármacos de calidad.

Manon Cox, directora de Protein Sciences, laboratorio de Estados unidos que desarrolló la fórmula, señaló que México es el segundo país donde se distribuirá Flublok, ya que en Estados Unidos se comercializa desde 2013, donde fue aprobada por la FDA, que es la agencia sanitaria estadunidense.

Laboratorios Liomont también contribuirá con estudios clínicos en México para que la vacuna se pueda aplicar a menores de edad. Manon Cox destacó que en Estados Unidos ya realizan los ensayos en adultos mayores de 50 años, la población más vulnerable ante la influenza.

Galván dijo que en el caso de los adultos mayores Flublok representa una esperanza para vacunarse sin riesgo. "Nuestro interés es llegar a la mayor cantidad de la población, enriquecer el arsenal que hoy se tienen y tener la posibilidad de proteger a más personas", concluyó.