[El Santo Oficio] Marihuana y salud

El libro publicado por el FCE, la UNAM y la Academia Nacional de Medicina explica el uso ancestral de la cannabis sativa en Asia Central.
En La Laguna, el consumo de mariguana se ha incrementado.
(Sara Escobar)

Ciudad de México

De la biblioteca del monasterio, a hurtadillas, el cartujo toma el libro Marihuana y salud, publicado por el FCE, la UNAM y la Academia Nacional de Medicina (ANM). Es un libro de 455 páginas coordinado por Juan Ramón de la Fuente, con la participación de Dení Álvarez Icaza, Rodolfo Rodríguez Carranza, Luciana Ramos Lira, Óscar Próspero García, Francisco Mesa Ríos, Gady Zabicky Sirot y Mario Melgar Adalid.

En la presentación, Enrique Ruelas Barajas, presidente de la ANM, con la mira puesta en quienes legislan sobre las rodillas o quienes propagan argumentos superficiales a favor o en contra del uso de la marihuana, sustentados en conveniencias políticas, hábitos o dogmas ideológicos, señala: "La sociedad está saturada de generalizaciones, de información y desinformación, de calificaciones y descalificaciones, de juicios o prejuicios. Pero lo peor es que pudiesen estar igualmente confundidos quienes deben ser responsables de legislar y de formular políticas públicas para enfrentar el problema (de la marihuana), y los médicos que se enfrentan a pacientes adictos sin saber qué hacer para manejarlos. De ahí la necesidad imperiosa de aportar información bien fundamentada para aclarar el turbulento escenario".

Ese es el objetivo del libro: aportar información fundamentada, y lo logra. Dividido en seis partes, más bibliografía y glosario, Marihuana y salud explica el uso ancestral de la Cannabis sativa en Asia Central —de donde es originaria— en prácticas medicinales, recreativas e industriales (por su alto contenido de fibras), así como la manera como llegó a América junto con los colonizadores. La marihuana —advierten los autores— es solo un producto de la Cannabis sativa, otros igualmente importantes son el hachís y el aceite de cannabis.

El libro describe la composición química de la marihuana, sus formas de administración, sus efectos farmacológicos, sobre todo en el sistema nervioso central. Con un lenguaje claro y aun didáctico, adentra a los lectores en el conocimiento de una sustancia aún proscrita legalmente en México. Habla de los factores de riesgo en su consumo, entre ellos el abuso. No todos los consumidores de marihuana son adictos —advierte— como no todos los bebedores son alcohólicos ni todos los fumadores padecen de tabaquismo. El contexto social, los estigmas y los estereotipos de los usuarios, así como los programas preventivos y el manejo terapéutico de quienes tienen problemas con su consumo, son asimismo abordados en este trabajo realizado con una perspectiva de divulgación científica, donde cada afirmación está sustentada en documentos e investigaciones de reconocidas instituciones.

La sexta parte se ocupa del uso medicinal de la marihuana, utilizada como remedio desde tiempos inmemoriales. Alude a investigaciones en curso y se pronuncia por continuar los estudios sobre sus propiedades curativas y para mitigar el dolor. Es este, pues, un libro indispensable en los debates por venir.

Queridos cinco lectores, El Santo Oficio los colma de bendiciones. El Señor esté con ustedes. Amén.