• Regístrate
Estás leyendo: “Uno está en la edad en que ya no espera sorpresas”: Ida Vitale
Comparte esta noticia
Martes , 20.11.2018 / 18:28 Hoy

“Uno está en la edad en que ya no espera sorpresas”: Ida Vitale

La poeta reconoce su deuda con México: un libro sobre los 11 años que vivió aquí, y que el galardón le ha dado “un poco de energía para cumplir”.
Publicidad
Publicidad

Llegó a México en 1974, pues la dictadura en Uruguay la obligó a salir de su país. Ya una intelectual reconocida, fue Octavio Paz uno de los personajes que la invitó a refugiarse en estas tierras y se quedó durante 11 años. Y si bien hace ya varias décadas dejó nuestro país, la poeta Ida Vitale (Montevideo, 1923) nunca ha dejado de estar cerca: en 2009 recibió el galardón que llevaba el nombre del premio Nobel de Literatura y hace apenas cuatro años el Premio Alfonso Reyes.

“Ojalá México siga siendo un refugio para los que andan un poco perdidos en el mundo, hasta ahora creo que sigue siéndolo y eso es una felicidad para todos: van a seguir encontrando los brazos de México”.

A esos reconocimientos, se suma el Premio FIL Literatura en Lenguas Romances 2018, recibido con “sorpresa, con estupefacción: uno está en la edad en que ya no espera sorpresas de este tipo y ustedes me la proporcionan”, señaló la poeta durante el anuncio, encabezado por el rector de la Universidad de Guadalajara, Miguel Ángel Navarro; la directora general de Publicaciones de la Secretaría de Cultura, Marina Núñez Baspalova y la directora de la FIL Guadalajara, Marisol Schulz, además del presidente del Comité Organizador del encuentro editorial, Raúl Padilla, por mencionar solo a algunos.

“Aparte de la sorpresa de seguir existiendo y de entrar en contacto con una serie de personas que me han hecho el favor de sacarme del pozo. Casi todo lo bueno me viene de México, todavía y siempre”, dijo la poeta y ensayista uruguaya en una comunicación vía telefónica desde su natal Uruguay, donde regresó hace tres años, tras la muerte de su marido Enrique Fierro.

Durante la conversación, la poeta reconoció que tiene una especie de deuda con México: un libro en el que se reflejen los 11 años que vivió en el país, pero el Premio FIL Literatura en Lenguas Romances me da “un poco de energía para cumplir”.

“El papel de la poesía, tiendo a suponer, cada vez es menor. En un tiempo, cuando era chica, en los diarios uruguayos se solían incluir poemas, era como un adorno que se permitían. Hoy eso ha desaparecido, no sé si todavía algún diario en el mundo tiene el hábito de publicar poemas como un sistema de hacer consciencia a la gente

de que la poesía forma parte del mundo. Eso creo que se está perdiendo”, destacó Vitale, quien se convirtió en la cuarta mujer en recibir el galardón, en sus 28 años de historia, en sus diferentes etapas; ahora acompaña a Nélida Piñón, Olga Orozco y Margo Glantz.

Una poesía vital

Hay quien la llama discípula de Paz. Si bien cuando se refugió en México, la poeta Ida Vitale ya era una intelectual reconocida en su natal Uruguay, de donde tuvo que salir a causa de la dictadura; José María Espinasa ha escrito que la obra de Ida Vitale es “poesía sin melodrama pero con intensidad, lectura del mundo que nos rodea”.

Víctor Sosa, en Material de Lectura de la UNAM, asegura que se trata de una escritura que en su alta nitidez deslumbra: “Misteriosa claridad de una actitud insobornable que ilumina el espacio poético latinoamericano”. Mientras Armando González Torres escribió en el suplemento Laberinto, de MILENIO: “En sus más altos momentos, su poesía se vuelve un orbe imantado donde cada palabra adquiere una nueva intencionalidad, participa de sutiles metamorfosis y milagros y parece responder a un orden no solo poético sino cósmico”.

Y para los integrantes del jurado del Premio FIL Literatura en Lenguas Romances 2018 representa una “fuerza poética en el ámbito de la lengua española: lúcida y atenta al acontecer humano en la palabra y a partir de ella, su depurada voz poética, apegada al mundo natural, a las expresiones artísticas y al transcurrir del tiempo vivido, sabe renovar la tradición y afirmar su presencia en la modernidad”, de acuerdo con el acta del jurado, conformado por Héctor Abad Faciolince, Luz Elena Gutiérrez de Velasco, Efraín Kristal, Valerie Miles, Carmen Musat y Elena Stancanelli.

Autora de títulos como La luz de esta memoria, en las últimas siete décadas su poesía ha “enriquecido la lengua española”.

Elegida de manera unánime, de entre 79 propuestas que respondieron a la convocatoria, provenientes de 19 países y seis lenguas, Ida Vitale se convertirá en protagonista de la FIL de Guadalajara en su edición 32, a inaugurarse el próximo 24 de noviembre.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.