• Regístrate
Estás leyendo: Universitarios convierten Bellas Artes en centro de acopio
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 05:05 Hoy

Universitarios convierten Bellas Artes en centro de acopio

Decenas de jóvenes improvisaron un centro para recolectar víveres que serán llevados a Jojutla, Morelos, y otras zonas que lo requieran.

Publicidad
Publicidad

Leticia Sánchez Medel

Después de que se anunció la cancelación de las actividades culturales en la Ciudad de México a consecuencia del sismo de magnitud 7.1, el Palacio de Bellas Artes se ha convertido en un centro de acopio.

Organizada en brigadas, la sociedad civil recibe víveres, medicamentos y todo aquello que pueda servir para apoyar a las familias en desgracia.

TE RECOMENDAMOS: Tras el sismo, en la Catedral se cayó 'La Esperanza'

[OBJECT]Los voluntarios, en su mayoría jóvenes de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), llaman a la solidaridad nacional.

Con carteles improvisados que dicen: ¡Vamos México! ¡Tú puedes! y ¡Víveres para Jojutla, Morelos!, mandan un mensaje a los afectados y convocan a la sociedad a participar en esta cadena humana de ayuda.

[Una cadena humana se organiza frente al Palacio de Bellas Artes para enviar víveres para los afectados por el sismo en Morelos | Foto: Ana Estrada]

Hasta los perritos participaron en estas acciones, algunos llegaron con sus dueños a dejar kilos y litros de solidaridad.

Las actividades artísticas están suspendidas hasta nuevo aviso. Incluso el Canal 22 canceló sus transmisiones en vivo—debido a que sus instalaciones resultaron con grietas y cuarteaduras—, por órdenes de la Secretaría de Cultura: “en seguimiento a los protocolos correspondientes, se suspenden labores en este inmueble hasta nuevo aviso”. Su señal mantiene una programación grabada.



ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.