• Regístrate
Estás leyendo: Universidad de la edición
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 17:05 Hoy

Universidad de la edición

Consuelo Sáizar (Directora del FCE de 2000 a 2009).

Publicidad
Publicidad

El Fondo llega a los 80 años convertido en la gran institución del Estado mexicano, única a nivel internacional porque es una editorial, es una distribuidora, es una cadena de librerías, es una trasnacional, es una embajadora de México, es una universidad de la edición, es el lugar de donde se han nutrido generaciones enteras, es un catálogo canónico y es un catálogo atrevido —que ahora está en las plataformas electrónicas—, es una fábrica de ideas y es una fábrica de reflexión. El Fondo es todo esto. Si se sacara la genealogía de muchísimas de las editoriales, no solo en México sino también a nivel internacional, se encontraría que el Fondo tiene que ver con prácticamente todos los catálogos. Del Fondo salieron, por ejemplo, Siglo XXI y Joaquín Mortiz en México, y Alianza Editorial en España, porque Javier Pradera fue director del Fondo en ese país.

El Fondo es la editorial más importante de habla hispana, lo ha sido siempre. Fue concebida por los fundadores con un pensamiento de grandeza y nunca terminaremos de agradecerle todas las lecturas que ha puesto a nuestro alcance. Fue un proyecto tan generoso como amplio e incluyente.

Todos los editores deseamos dirigir el Fondo y yo no era la excepción; lo excepcional es que pude hacerlo. Llegar a la dirección del Fondo fue lo más grande en mi vida. En el Fondo, recuerdo con enorme satisfacción tratar de completar un catálogo que se propuso canónico desde la etapa de Arnaldo Orfila, pero también el deseo, aprovechando el talento de mucha gente que me acompañó, de tener espacios de distribución y librerías que se convirtieron en emblemas: en México, el Centro Cultural Bella Época, y en Bogotá el Centro Cultural Gabriel García Márquez. Otra cosa que me llenó de satisfacción fue haber diseñado la fuente editorial Fondo, eso me parece fantástico.

El Fondo es una asociación de talentos, de proyectos, de propósitos, la posibilidad de continuar con lo que los antecesores iniciaron. Miguel de la Madrid le dio al Fondo una nueva solidez cuando se mudaron al Ajusco, y le dio también una gran proyección internacional. Nosotros, como dicen los ingleses, nos montamos en los hombros de los gigantes para seguir viendo el horizonte a la distancia.

La parte electrónica también fue muy interesante: la venta electrónica, las librerías electrónicas, la edición electrónica. Asimismo, fue importante establecer una distribuidora panamericana, empezar a distribuir a pequeños editores en el extranjero, atender a los libreros trayéndoles editoriales de Sudamérica y España que no estaban suficientemente distribuidas en nuestro país. Me parecía que había que poner la enorme fortaleza y solidez que tiene la institución a la disposición de todos.

El Fondo siempre ha estado a la vanguardia. A veces no nos percatamos de la importancia que le conceden en el extranjero. Es una de las pocas editoriales de Estado que perviven con una enorme libertad de edición, de publicación, y que además está siempre muy atenta a las cosas que suceden.

Al revisar el programa para el 80 aniversario uno puede darse cuenta de la capacidad de convocatoria que tiene —y si se revisa el del 75 y el del 70 y todos los congresos que ha tenido el Fondo para reflexionar sobre el futuro del libro, sobre la propiedad intelectual, sobre las posibilidades electrónicas, puede advertirse su gran capacidad de convocatoria.

A lo largo de estas ocho décadas, grandísimos editores han pasado por el Fondo. El cuidado y respeto a la edición es admirable, es una labor de resistencia y defensa de la patria de la ñ. El Fondo es el gran promotor del idioma, el gran espejo de la realidad latinoamericana, es la gran plaza pública donde se debaten y donde se publican las ideas.

El Fondo tiene un catálogo muy cuidado, muy bien armado. Si se ve y estudia con cuidado, si se ven las colecciones y lo que se ha desarrollado a lo largo del tiempo, se observa que tiene una enorme congruencia y que es un reflejo de su tiempo.


*Versión a partir de una entrevista realizada por JLMS.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.