• Regístrate
Estás leyendo: UNAM instalará instrumental para medir riesgo sísmico en brecha de Guerrero
Comparte esta noticia
Martes , 21.08.2018 / 08:08 Hoy

UNAM instalará instrumental para medir riesgo sísmico en brecha de Guerrero

El Instituto de Geofísica de la UNAM anunció en un comunicado que instalará instrumental en el fondo del mar para medir el riesgo sísmico en la zona.

Publicidad
Publicidad

En un comunicado, el Instituto de Geofísica (IGf) de la UNAM anunció que, en colaboración con la Universidad de Kioto, instalarán una red sismo-geodésica en el fondo oceánico, en la llamada “brecha sísmica” de Guerrero, que se extiende desde Acapulco hasta Papanoa.

La brecha de Guerrero se encuentra a sólo 175 kilómetros de la Ciudad de México, y dado que no ha presentado actividad sísmica en más de 100 años, existe la probabilidad de un movimiento telúrico de consecuencias devastadoras para la capital del país.

TE RECOMENDAMOS: Cenapred 'pinta' tres escenarios catastróficos.

La red instrumental que se instalará en Guerreo forma parte del proyecto 'Evaluación del peligro asociado a grandes terremotos y tsunamis en las costas del Pacífico Mexicano para la mitigación de desastres', que lidera con la Universidad de Kioto, y podría ser la antesala de una era instrumental en México que permita hacer ciencia y desarrollar sistemas de alertamiento altamente sofisticados

A raíz de los sismos de septiembre pasado, el gobierno japonés ha seguido apoyando a nuestro país en la reconstrucción y prevención de nuevos desastres con fondos para estudios científicos pertinentes, indicó Víctor Manuel Cruz Atienza, investigador del IGf.


Según el investigador, las nuevas estaciones permitirán analizar mejor, y como nunca antes se había hecho en México, los procesos tectónicos para cuantificar el potencial sísmico de la brecha, en donde es probable que se origine un gran temblor.

El investigador expuso que esta red de instrumentos es “anfibia”: una parte se ubica en tierra y otra en el mar, y a la vez es sismológica y geodésica. La red, que quedará instalada en su totalidad este mismo año, es un esfuerzo de instrumentación sin precedente en México, en una zona en donde, según evidencia histórica, han ocurrido varios terremotos importantes en los 20 años previos al último sismo en la región, que aconteció en 1911.

El experto detalló que los instrumentos sismológicos registran señales sísmicas de diferente naturaleza, es decir, ondas que se propagan en el interior de la tierra, como son sismos y tremores tectónicos. En tanto que las estaciones geodésicas permiten medir principalmente deformaciones lentas de la corteza terrestre, producto de procesos tectónicos en la región, con ayuda de sensores de presión hidrostática y sistemas de GPS en tierra y mar.


FM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.