En la UNAM, las imágenes del Constituyente

En sus archivos se encontraron cerca de 14 minutos de fragmentos fílmicos del histórico Congreso, en los que aparecen varios diputados y Venustiano Carranza.

México

La emoción supera totalmente a la sorpresa cuando en la pantalla aparecen en un video los constituyentes de 1917 en el Teatro Iturbide —hoy de la República—, en la ciudad de Querétaro, a punto de jurar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Han pasado cien años de ese acontecimiento, cuyos vestigios cinematográficos se preservan en la Filmoteca de la UNAM.

Son imágenes en movimiento que conmueven porque dan cuenta de ese acontecimiento histórico, cuando los legisladores firmaron la Carta Magna, dice a MILENIO Guadalupe Ferrer, directora de la Filmoteca.

“Al principio creíamos que no teníamos testimonios fílmicos sobre la Constitución de 1917, que solo contábamos con imagen fija de los constituyentes reunidos en Querétaro, pero de repente vimos moverse de su silla a Francisco J. Mújica, y nos dimos cuenta de que se trataba de un gran paneo. Este material estaba muy deteriorado; no venía de un negativo ni de una película de 35 milímetros sino de una pulgada, por lo que lo rescatamos y emprendimos su restauración”.

Una vez recuperada esta imagen, explica Ferrer, fue incorporada al final del documental La historia en la mirada, para conmemorar los 100 años de la Revolución, trabajo que se mereció el Ariel al documental en 2011.

Relata que posteriormente encontraron en las bodegas de la Filmoteca más elementos que les permitieron conjuntar una serie de escenas en movimiento, entre ellas el acto solemne con todos los constituyentes reunidos, así como el momento en que llega Venustiano Carranza al Teatro Iturbide.

Las imágenes cinematográficas son pocas; sin embargo, para Ferrer encontrar aproximadamente unos 14 minutos de ese suceso que se registró hace cien años fue todo un acontecimiento.

“Lo que nosotros construimos fue un pequeño recuento, el cual estuvo a cargo de Aurelio de los Reyes; hasta nos apoyamos en fotografías fijas para poder señalar el lugar de los hechos, e incluso para ejemplificar el juramento de la Constitución, ya que ese momento no lo tenemos en cine. No obstante, logramos un gran trabajo de unos 20 minutos”.

A pesar de que no es muy largo, dice Ferrer a MILENIO, es un buen registro cronológico de aquellos sucesos para los historiadores y para constitucionalistas. Además, destaca, el público encontrará respuesta a sus dudas, ya que en ocasiones se pregunta si realmente es verdad lo que le presentan los libros de historia.

“El video es un recuento de hechos alrededor de la Constitución de 1917, apuntalado por algunos titulares de los periódicos. Por ejemplo, se publicó que algunos constituyentes llegaron vestidos con uniforme militar, lo que causó un gran descontento debido a que la gran esperanza era caminar hacia un gobierno civil”.

“Son imágenes que se tomaron en el acto oficial. Es muy emocionante  ver a los constituyentes que nos dieron una Constitución, con una orientación social tan importante, tan maravillosa”.

También se aprecian los momentos en que la  gente  permaneció afuera del recinto, en los que de pronto aparece entre la multitud un niño sobre los hombros de un campesino, y desde esa altura da su propio discurso, en respuesta a Carranza, quien le habla desde el balcón del Teatro Iturbide.

ACERVO ÚNICO

Las imágenes en movimiento de este documento visual son las únicas que hay de este momento histórico registrado el 5 de febrero de 1917. Dice Ferrer: “La verdad, hasta donde sabemos debe ser así, porque distintas instituciones nos han solicitado este material y lo hemos facilitado a recintos como al Museo de la Revolución Mexicana, al Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, Palacio Nacional y al Congreso de la Unión. ¿Cómo llegaron esos materiales a la Filmoteca?  Con certeza lo desconocemos, pero pensamos que puede proceder de Ruiz Moncada. Lo suponemos porque lo identificamos en un grupo de fotógrafos en una de las sesiones del Constituyente. Pensamos que él estuvo dentro de los que hicieron imagen en movimiento, y es probable que esos materiales  sean de su autoría”.

El documento de 20 minutos, aclara Ferrer, no tiene pretensiones de ser un documental sino que es solo un registro cronológico de los sucesos de 1917.