• Regístrate
Estás leyendo: Un ensayo es una forma de hacer poesía: Luigi Amara
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 14:19 Hoy

Un ensayo es una forma de hacer poesía: Luigi Amara

Amara es autor de poemarios como El cazador de grietas o Envés y obtuvo el Premio Internacional Manuel Acuña de Poesía en Lengua Española.

Publicidad
Publicidad

Jesús Alejo Santiago

Cuando Luigi Amara tuvo frente a sí una fotografía de Onésipe Aguado, "Mujer de espaldas" (c. 1862), a su mente llegaron una serie de imágenes que, poco a poco, empezaron a tomar forma de poesía, los que conforman el volumen Nu(n)ca (Sexto Piso / DGP-Conaculta, 2015), con el cual obtuvo el Premio Internacional Manuel Acuña de Poesía en Lengua Española.

"Entre las cosas que rondaban mi cabeza al escribir el libro estaba la tradición del pie de foto, una suerte de anclaje de la imagen a un contexto; de algún modo sesga la visión de una imagen y lo que me preguntaba era hasta qué punto todo un asedio, toda una imagen, termina siendo tan poca cosa como un escueto pie de foto, por más que se contextualice: la imagen permanece en su misterio".

De algún modo, explica el poeta y ensayista, quería era poner al mismo nivel el deseo de saber qué hay detrás de alguna cosa y la imposibilidad de saberlo, se termina por estar consciente de su propio fracaso todo el tiempo, por eso se recomienza, se dan rodeos, se vuelve y termina por arrepentirse... "en última instancia nunca sabe qué consigue".

"Aun cuando tiene cierta apariencia de poema policiaco, porque también jugué con eso, con la idea de proponer un misterio y, de algún modo, intentar develarlo, era un misterio que sabía no se iba a resolver, simplemente era el proceso de intentarlo, lo que puso en movimiento toda esta materia verbal, a partir de la consciencia de la imposibilidad, de allí el 'Nunca' persistente".

Uno de los aspectos que más llamaron la atención de Luigi Amara fue la propia idea del fotógrafo de crear un retrato que, en última instancia, funcionara más como una especie de antirretrato, porque la mujer aparece de espalda, está la decisión de no exponerse, aun cuando la base de todo retrato es la mirada: "entonces qué pretendían, qué se buscaba decir con un retrato que oculta la mirada y, de algún modo, echa por tierra toda una tradición con el retrato", se preguntaba el poeta y ensayista.

"Al sustraer lo obvio –el rostro, la mirada- propone otra serie de elementos quizás inadvertidos en la vida cotidiana: lleva la espalda, la nuca, el tocado a un primer plano, entonces crea un extraño juego de desear-conocer y, al mismo tiempo, como propuesta fotográfica, consigue muy bien dejar de manifiesto que ese deseo de conocer nunca será satisfecho".

Poema ensayo

Luigi Amara es autor de poemarios como El cazador de grietas o Envés, y de libros de ensayo como La escuela del aburrimiento o Historia descabellada de la peluca, títulos que reflejan uno de sus convencimientos: "un ensayo es una forma de hacer poesía".

"Si uno lee algunos ensayos de Hugo Hiriart o de Montaigne está claro que había una consciencia de la escritura muy cercana al poema, por no hablar ya de la prosa de Baudelaire, que buscaba o propendía hacia la poesía. Nu(n)ca siempre lo he concebido como una especie de poema-ensayo, donde hay reflexión, indagación, incluso investigación".

Para escribir el poemario buscó textos sobre la tradición del retrato, en especial acerca de los retratos que hicieron los surrealistas, la gente de espalda, a fin de saber qué significaba que ellos hablaran de esta otra realidad, cómo se relacionaban con esos cuadros, con lo cual sí tiene ese regusto ensayístico, "un poema largo con una especie de vuelo ensayístico".

"Todo retrato tiene que ver con la muerte, en el sentido de que fija un momento y hace aparecer lo que ya no está. De algún modo, el libro empezó a convertirse en una reflexión sobre la presencia de la muerte y creo que también con un ojo puesto en la realidad mexicana empezó a contaminarse de esa posibilidad sombría: qué es un cuello en un lugar donde hay decapitados y eso fue lo que más me sorprendió: encontrar en la interpretación o el asedio a una fotografía la presencia tan recurrente de la muerte", a decir de Luigi Amara.

Esa mezcla entre la poesía y el ensayo, le ha permitido al escritor fundirse en sus preocupaciones personales, sobre todo literarias, con el mundo que le rodea, bajo el convencimiento de que más allá de la búsqueda del autor, la realidad siempre termina por colarse, "aunque muchos escritores le quieran cerrar las puertas".

"Creo que está allí y creo que también tiene que estar en las preguntas que uno se hace como escritor sobre sus estrategias formales. Tal vez eso es lo más crucial: cómo la realidad se impone al escritor o al artista de modo tal que él debe revisar sus estrategias, sus rutas, cómo va a solucionar formalmente una obra", concluyó el escritor.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.