• Regístrate
Estás leyendo: Un académico y escritor al frente del Centro Histórico
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 00:15 Hoy

Un académico y escritor al frente del Centro Histórico

José Mariano Leyva sustituirá a Inti Muñoz en la dirección del Fideicomiso que se ocupa de la recuperación  y conservación del centro de la ciudad.

Publicidad
Publicidad
Hatsune Miku
Ciudad de México
19 de Julio
Los Caligaris
Guadajalara
19 de Julio
The Sol Festival
Poza Rica de Hidalgo
20 de Julio
FLOW
Ciudad de México
20 de Julio

Eugenia Coppel

El nuevo director del Fideicomiso del Centro Histórico, José Mariano Leyva (Cuernavaca, 1975), es académico y autor de varios ensayos y novelas. Es funcionario público desde 1999, cuando ingresó a la Dirección de Estudios Históricos del INAH. Pero el que ocupará la próxima semana será su primer puesto ejecutivo.

“La gente tiende a pensar que la experiencia tiene que ser política o no la hay, pero yo no creo que sea así”, dice Leyva al teléfono en conversación con MILENIO. El autor de libros como El complejo de Fitzgerald (2008) e Imbéciles anónimos (2009) está convencido de que hay puestos públicos que deberían ser ocupados por académicos. Y la dirección de este organismo es uno de ellos.

Fue el pasado viernes cuando el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, designó a Leyva como director del fideicomiso creado en 1990 para la recuperación, protección y conservación del Centro Histórico. El académico sustituirá a Inti Muñoz, quien ocupó el cargo durante los últimos siete años.

“El Centro Histórico es uno de los sitios geográficos más importantes de todo el país en cuanto a historia y a cultura”, comenta Leyva, quien entiende su nueva labor como una posibilidad de continuar y generar proyectos que potencien dicha relevancia.

El maestro en Historia por la UNAM considera que la conservación del primer cuadro es la principal prioridad, “porque si no, se cae a pedazos”. También es necesario saber combinar los aspectos histórico, turístico y cultural y atender a los distintos actores: la gente que vive ahí, los visitantes, los empresarios y los especialistas que estudian el centro. “Un sitio con esta carga histórica tiene que atender todas estas voces y armar un consenso para lograr una especie de armonía, como si fuera un coro”.

De problemáticas específicas –como la vivienda, los vendedores ambulantes o la seguridad- Leyva prefiere no hacer comentarios. Primero tendrán que transcurrir 10 días hábiles para que reciba la dirección del organismo. Después será necesario conocer la situación de cada una de las áreas de intervención.

Leyva tiene en mente más de 20 proyectos para fortalecer el Centro Histórico, pero prefiere no entrar en detalle. Sólo dice que confía en la red de académicos que lo rodea para lograr los objetivos del Fideicomiso en esta nueva etapa: “La academia –afirma- se tiene que inmiscuir, porque los problemas y los retos que tenemos son de índole académico: no es posible que el Fideicomiso esté separado del INAH”.

La especialidad de Leyva es la “historia de la vida cotidiana” y la historia de la literatura. Así se refleja en ensayos como Perversos y pesimistas (sobre los “escritores malditos” de México) o El ocaso de los espíritus. El espiritismo en México en el siglo XIX (2005). Su interés en la antropología o la lingüística tiene que ver con una intención de ampliar las fronteras de la disciplina histórica para entender el pasado desde diferentes ópticas.

“El reto en este caso es que la academia se involucre con un caso de estudio que está vivo”, asegura Leyva, cuyo mayor interés es que sus colegas académicos no sólo generen conocimiento sino que ese conocimiento pueda difundirse y aplicarse a la conservación del centro de la ciudad.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.