Monk: todo con medida

Todo iba sobre ruedas, hasta que T. S. decidió demandar a la cervecera para que deje de usar la imagen de su padre en la cerveza y mercancías relacionadas.
Brother Thelonious, cerveza que ostenta la imagen del "alto sacerdote del bebop".
Brother Thelonious, cerveza que ostenta la imagen del "alto sacerdote del bebop". (Especial)

México

Les llaman estadísticas vitales, que, en el caso de la cerveza Brother Thelonious, fabricada por la empresa North Coast Brewing, incluye las siguientes características: “Estilo: belga, fuerte, oscuro. Color: caoba oscuro. Volumen de alcohol: 9.4%. Amargura: 27 Ibus” (sigla en inglés para Unidad Internacional de Amargor, no de amargura). La bebida, explican sus fabricantes, lleva “una etiqueta que representa al maestro del jazz y se vende en una botella de 750 mililitros con corcho de alambre tradicional o en paquete de cuatro botellas de 12 onzas”.

El maestro es Thelonious Monk, cuya imagen es usada por la cervecera desde 2006 a partir de un convenio que, mediante un apretón de manos, celebró con el baterista T. S. Monk Jr., hijo del pianista y compositor. North Coast Brewing, comprometida a apoyar las actividades educativas del Instituto de Jazz Thelonious Monk, dirigido por Monk Jr., asegura que le ha donado “más de un millón de dólares de la venta de la cerveza y otros artículos”. La misión del instituto, afirma la compañía, “es ofrecer a los jóvenes músicos más prometedores formación a nivel universitario, a cargo de los maestros del jazz estadunidense y a la gente joven alrededor del mundo programas educativos de jazz en escuelas públicas”.

Todo iba sobre ruedas, hasta que T. S. decidió demandar a la cervecera para que deje de usar la imagen de su padre en la cerveza y mercancías relacionadas. De acuerdo con la agencia Reuters, el baterista refirió que su acuerdo con la empresa fue verbal, pero se limitaba a la venta de la cerveza. Sin embargo, en enero del año pasado quiso revocar el acuerdo porque North Coast vende también otros artículos monkianos, que incluye copas, sudaderas, tapetes para mouse, camisetas, jabones, gorras, carteles, discos y hasta un juego de naipes.

T. S. Monk ha exigido el pago de regalías sobre la venta de estos materiales, a lo que la compañía se ha negado. “El daño causado a los herederos de Monk ha sido irreparable”, declaró el músico, por lo que ha demandado a la cervecera. El episodio ocurre a menos de un mes de que se celebre el centenario del revolucionario músico que alguna vez afirmó: “El ruido más fuerte en el mundo es el silencio”. Y es éste el arma de la cervecera que no se tomó todo con medida y, en varios productos, usó la imagen de Monk vestido como trapense —alguna vez le llamaron “el alto sacerdote del bebop”—, aprovechando que no hay un contrato escrito de por medio, mientras T. S. Monk se olvidó de que papelito habla.