Crearán Registro Mexicano de Seguimiento de Trasplantes

El objetivo del registro es evitar que los pacientes rechacen los órganos por falta de medicamentos de calidad o de guías de práctica.
El Centro Estatal de Trasplantes de Órganos y Tejidos catalogó a este paciente con “fortuna”.
La Sociedad Mexicana de Trasplantes acusó que el país no destina suficientes recursos para esta práctica. (Juan José García)

Ciudad de México

La Sociedad Mexicana de Trasplantes anunció que junto con el Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra) creará el primer Registro Mexicano de Seguimiento de Trasplantes para reducir los rechazos entre quienes han recibido órganos y tejidos, así como para gestionar acciones de incremento presupuestal para optimizar los procesos y elevar los niveles de procuración de este tipo de donaciones vitales.

"En México no se han destinado los recursos económicos suficientes para el correcto funcionamiento de la capacidad instalada y los recursos humanos involucrados en la procuración y trasplante de los órganos y tejidos", dijo Luis Eduardo Morales Buenrostro, presidente de la SMT, tras recordar que el presupuesto oscila en 19 millones de pesos.

Los recursos son esenciales, además, para fortalecer las guías de manejo, preservación y cuidado adecuado de órganos y tejidos.

"Para que cada trasplante realizado tenga una vida útil lo más prolongada posible, es de carácter fundamental contar en México con Guías de Práctica apegadas a estándares internacionales y que los inmunosupresores -requeridos para evitar el rechazo de un órgano- que se otorgan en las instituciones públicas, cumplan con los más altos requisitos de calidad y seguridad", dijo Morales Buenrostro.

Y esto porque el rechazo de un injerto, detalló, implica el regreso del paciente a terapias que le permitan sobrevivir durante el tiempo que el paciente permanezca en la lista de espera para un nuevo órgano, lo que genera un mayor gasto para los sistemas de salud.

"Un adecuado seguimiento médico, el seguimiento por parte del paciente de las indicaciones médicas y los medicamentos inmunosupresores con calidad y eficacia comprobada son esenciales para asegurar el éxito y larga vida del trasplante", aseveró.

En México existe una lista de aproximadamente 13 mil 500 personas que esperan la donación de órganos vitales como el riñón, hígado y corazón, entre otros, pero la tendencia es hacia el crecimiento debido al incremento poblacional y de enfermedades crónicas y degenerativas.

Por ello, dijo el ex presidente del Instituto Mexicano de Investigaciones Nefrológicas, se han enfocado en reunir a líderes en trasplantes para realizar consensos que deriven en guías de atención uniformes que cumplan con los estándares mínimos de calidad.

Se calcula que el costo anual del manejo por paciente con insuficiencia renal crónica, en hemodiálisis en un centro hospitalario es de 9 mil 631 dólares; el de un paciente en diálisis peritoneal ambulatoria es de cinco mil 643 dólares; mientras que un paciente con trasplante renal representa un costo anual de 3 mil 021 dólares.

"Todas las acciones de los diferentes actores relacionados a Trasplantes deberán buscar la mejoría en la atención del paciente trasplantado", dijo el Titular de Nefrología de Trasplantes de la UNAM.

"De allí la importancia del Registro Mexicano de Seguimiento de Trasplantes (Remeset), que en su versión del 2008 contó con la participación de 36 centros de trasplante en México, dejando manifiesto la posibilidad de trabajar en equipo para un mismo fin independientemente de la Institución de Salud en que labore el personal participante. En esta nueva versión se espera la participación de un número mayor de centros. También se buscará que estas acciones vayan acompañadas de una detección y referencia temprana del enfermo renal al nefrólogo para iniciar su estudio y tratamiento oportunos".

En la conferencia de prensa, los especialistas dieron a conocer que el pasado 5 y 6 de septiembre un grupo de expertos de todo el país, se reunieron para realizar el consenso para el estudio de la pareja donante-receptor, para uniformar y determinar qué tipo de estudios se les tienen que pedir, para establecer criterios mínimos para dichos estudios, de forma que se vayan generando estándares para trasplantes en el país.

"Esto a su vez, ayudará a la autoridad en la materia (CENATRA y COFEPRIS) a solicitar que se cubran dichos estándares en cada centro de trasplantes del país".

El país cuenta con una red 430 hospitales autorizados para la conservación, obtención y trasplante de órganos.