• Regístrate
Estás leyendo: Top 10 de dramaturgos ingleses
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 06:43 Hoy

Top 10 de dramaturgos ingleses

¿Cómo seleccionar a sólo diez dramaturgos en el universo inagotable del teatro británico de las últimas décadas? Arbitrariamente. 


Publicidad
Publicidad

Antonio Castro

Toda lista supone terribles arbitrariedades e inevitables atropellos y exclusiones. Sin embargo, el abusivo ejercicio de escoger y jerarquizar no deja de ser divertido. Aquí les comparto a mis autores predilectos del teatro inglés de los últimos 50 años.

1. Harold Pinter

Premio Nobel de Literatura

2005, es discutiblemente el autor dramático más influyente de las últimas décadas. Actor y director, escribió 29 piezas teatrales que se han traducido y representado en todos los idiomas. La austeridad de su lenguaje, el uso del silencio como valor teatral, el sentido de la amenaza en situaciones cotidianas, su apasionada defensa de la dignidad humana, su retrato de la crueldad, sus inquietantes fantasías eróticas, pero sobre todo, su manejo de la ambigüedad han marcado la escena contemporánea.

2. Caryl Churchill

Enemiga de la presencia pública, ha sido fiel a su promesa de no otorgar entrevistas. A su silencio, sin embargo, se contraponen casi 50 piezas teatrales que la convierten en uno de los autores vivos más importantes del teatro actual. Siempre me ha llamado la atención su rechazo frontal al realismo y las formas naturalistas. Su teatro brilla por sus diálogos depurados y por sus atmósferas llenas de misterio. Algunas de sus obras, como A Number y Far Away, parecieran inaugurar un género propio: la ciencia ficción abstracta.

3. Tom Stoppard

Nacido en Checoslovaquia, es una de las voces más ingeniosas del teatro contemporáneo. Desde su primera obra, Rosen crantz y Guildernstern están muertos, ha utilizado la escena como espacio de discusión filosófica y lingüística. Los límites y las contradicciones del lenguaje han sido motivo de numerosas parodias en sus piezas, que también se han caracterizado por una búsqueda formal incansable. Ningún autor ha inventado tantos formatos dramáticos de espacio y tiempo. Sus últimos textos se han centrado en temas políticos. Rock N Roll observa el colapso del comunismo desde la música popular y la trilogía La costa de la utopía se propone una biografía escénica de varios pensadores rusos anteriores a la revolución (Mijaíl Bakunin y Alexabder Hertzen, entre otros).

4. Edward Bond

Padre de la violencia explícita en el teatro inglés, provocó un escándalo histórico con el estreno de su obra Saved en 1965. En ella, muestra a un grupo de jóvenes de clase obrera entregados a un nihilismo ultra-violento, muy en el estilo de La naranja mecánica. En la escena climática, los jóvenes apedrean a un bebé en una carriola hasta matarlo. El gobierno británico ordenó censurar la escena al tiempo que Bond se negó a cualquier ajuste. La representación de Saved se prohibió hasta que el debate llegó a las cortes y propició la derogación de la ley de censura que databa de 1843. Ensayista notable, ha defendido con elocuencia su polémica obra teatral, que incluye textos como Lear, El mar, El bufón y Restauración.

5. Sarah Kane

Personaje mítico, que selló su leyenda al quitarse la vida a los 28 años, después de varios intentos fallidos. A pesar de que su teatro comprende seis obras, es una de

las autoras teatrales más montadas en el mundo. Su obra 4:48 Psicosis, escrita durante su estancia en una clínica psiquiátrica, es especialmente impresionante porque retrata con enorme claridad la ansiedad y la desesperación de una persona antes de suicidarse. El título alude a la hora en que estadísticamente ocurren más suicidios. La actriz francesa Isabelle Huppert, bajo la dirección de Claude Régy, interpretó un célebre montaje de este texto.

6. Martin Crimp

Ojo crítico que observa a sus personajes sin involucrarse emocionalmente con ellos, se caracteriza por sus diálogos escuetos, mesurados, con frecuencia cómicos. Su obra más conocida es Attempts on Her Life(Atentados contra ella), en la que el autor no especifica cuántos actores deben representar la obra, ni a quién deben asignarse los diálogos. Se trata de 17 escenas aparentemente inconexas, que incluyen descripciones contradictorias de una protagonista ausente. No sabemos si se trata de una terrorista que se dio a la fuga, una artista que usa sus intentos de suicidio como parte de su proceso creativo o una viajera misteriosa que ha sido retratada en barrios marginales y mansiones de millonarios. Sin duda, una de las voces más experimentales de la escena inglesa, que ha encontrado más resonancia en Francia y en Alemania.

7. Anthony Neilson

Dramaturgo hardcore, ha logrado enardecer y perturbar a público y críticos desde el estreno de Normal: el vampiro de Düsseldorfen 1991. Sus obras con frecuencia retratan la relación entre la violencia y el sexo. Recuerdo especialmente la puesta en escena de su pieza El censor, que se presentó en el Teatro La Gruta del Centro Cultural Helénico, con Laura Almela y Arturo Ríos, bajo la dirección de Jorge Vargas. Esta obra retrata el apocalíptico encuentro entre una directora de cine erótico y un censor gubernamental. Los personajes debaten furiosamente: él, exigiendo el uso de las metáforas; ella, defendiendo la libertad de las imágenes. El duelo llega a un monstruoso clímax de denigración digno del Marqués de Sade.

8. Mark Ravenhill

Actor y dramaturgo, fue diagnosticado como VIH positivo en la década de los 90. El insolente humor negro de su obra Shopping and Fucking, estrenada en 1996, dividió a los críticos de la época. La acción ocurre en una tienda departamental y explora los vínculos entre el consumismo y la sexualidad explícita de la cultura popular (prostitución, pornografía, sexo telefónico, etc...) En 2005, actuó en su monólogo

Producto, que parodia las actitudes hacia el terrorismo en el mundo post 9/11 y examina la forma en la que el lenguaje mediático representa la realidad.

9. Michael Frayn

Narrador y dramaturgo, fue reportero y columnista de los diarios The Guardiany The Observer, donde se labró, gracias a su tono satírico, una reputación como crítico inclemente de la realidad. Se le conoce, principalmente, por la delirante comedia Noises Off (Entre piernas), donde retrata la caótica vida de una puesta en escena desde su nacimiento hasta su muerte. A mi juicio, su mejor obra es Copenhague, donde reconstruye un posible encuentro entre los físicos Niels Bohr y Werner

Heisenberg. Teatro de ideas, la obra explora la relación entre la ciencia y la ética en los albores de la bomba atómica.

10. Steven Berkoff

Director y dramaturgo, también posee una larga trayectoria en el cine y el teatro como actor. Su inolvidable rostro, severo, cruel, encendido por sus enormes ojos azules, le ha permitido encarnar numerosos villanos. Recientemente, interpretó a Girolamo Savonarola en la serie Los Borgia, protagonizada por Jeremy Irons como el papa Alejandro. Sus adaptaciones de La metamorfosis y El proceso de Franz Kafka lo pusieron en el mapa del teatro inglés. Desde su primera obra East, estrenada en 1975, llamó la atención por su original mezcla de teatro en verso, poesía punk y habla popular.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.