Un mexicano lleva el sabor del Día de Muertos a Chicago

Cada año, el artesano del azúcar, Alejandro Mondragón, expone en el Museo de las Artes Mexicanas, en Chicago, el proceso de elaboración del alfeñique mexicano.
El alfeñique elaborado en Toluca por Alejandro Mondragón se exhibirá en el Museo de las Artes Mexicanas, en Chicago.
El alfeñique elaborado en Toluca por Alejandro Mondragón se exhibirá en el Museo de las Artes Mexicanas, en Chicago. (Especial)

Ciudad de México

Cada año, Toluca se transforma en la capital del azúcar convertido en artesanía de Día de Muertos: el alfeñique. A partir de la segunda semana de octubre, la capital del Estado de México se disfraza de la Feria del Alfeñique, que es, al mismo tiempo, una exposición y venta de estos dulces y un festival artístico-cultural.

TE RECOMENDAMOS: Hay reducción de actividades culturales en Toluca

De esa misma región es originario el artesano Alejandro Mondragón Arriaga, un participante recurrente de la Feria y cuya familia se ha dedicado por años a la elaboración de alfeñiques de todo tipo. Su prestigio como artesano del azúcar le ha valido, desde hace varios años, una invitación anual para exponer sus creaciones en el Museo de las Artes Mexicanas en Chicago, que se dedica a difundir y preservar las tradiciones nacionales. 

Reconocido internacionalmente por su labor artesanal, este año Mondragón vovlerá a llevar sus dulces hasta los ojos de los turistas que llegarán de todo el mundo al museo estadunidense.

El alfeñique es una técnica dulcera que permite elaborar una pasta que se puede estirar con un rodillo para darle forma de lámina, capaz de forrar un molde.

Salvador Novo afirmaba que alfeñique es el nombre árabe del azúcar y el Diccionario de la Real Academia Española lo define como la “pasta de azúcar cocida y estirada en barras muy delgadas y retorcidas”.


ASS