• Regístrate
Estás leyendo: “Todo se deshace”
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 15:17 Hoy

“Todo se deshace”

La guarida del viento

Publicidad
Publicidad

Quizá hasta hace 50 años, en el célebre 1968, algunos de nosotros pensábamos que se podía predecir o proyectar algún rumbo en la vida de nuestras sociedades. Hoy en día, en cambio, cualquier proyección parece imposible. La idea de un futuro a largo plazo es una ficción en la era puntillista del Twitter y el Facebook. En este universo profundamente individualista, definido por la tiranía del éxito inmediato, todos quieren separarse del resto. Los ingleses inventan el brexit para decir que no son europeos. Los catalanes anuncian la independencia para afirmar que no son españoles. Donald Trump lidera un movimiento para afirmar que Estados Unidos no tiene nada que ver con el resto del mundo. Su reciente comentario sobre Haití y El Salvador como “países de mierda” lo vuelve a pintar como un caudillo cerrado y despreciable. El mundo hoy está lleno de caudillos y tiene pocos líderes.

La literatura siempre encontró los medios para expresar los movimientos sociales. El Instituto Fativa ha encontrado que el poema más citado en el mundo los últimos dos años es “La segunda venida”, una joya que William Butler Yeats escribió hace casi un siglo, en 1919. Frases del poema aparecen en canciones, títulos de novelas, ensayos y otras obras. Las estadísticas muestran que solo en 2016 el poema de Yeats se citó más veces que en los 30 años precedentes. Yeats escribió el texto justo después de la Gran Guerra y poco antes del inicio de la Guerra Irlandesa de la Independencia. Una de las líneas más citadas es “Todo se deshace. El centro no puede sostenerse”. El poema describe un universo inestable en el que todo parece ir “girando y girando en el creciente círculo” y en el cual “El Halcón no puede oír al halconero”. Sin embargo, Yeats se pregunta si alguna revelación no está cerca e imagina un monstruo en el desierto, una “forma con cuerpo de león y cabeza de hombre, una mirada vacía y despiadada como el sol”. El final del poema, que no mencionaré, es uno de los más notables y terroríficos que he leído.

Este universo sin centro que describe Yeats responde a unas sociedades sin valores, sin bases comunes, sin proyectos colectivos. La idea del mundo “como un dado roído y ya redondo a fuerza de rodar a la aventura” que aventuró César Vallejo poco antes de Yeats coincide con la visión del poeta irlandés. La poesía siempre tuvo sus pies en la tierra y entendió la marcha del mundo. Pero casi ningún político lee poemas y por eso vamos como vamos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.