REPORTAJE | POR SANDRA SOSA

“Me tocó salir en el barco; milagrosamente sobreviví”

bartolo prieto ramírez-Marinero de cubierta, buque tanque Tuxpan, en 1942

En Veracruz, la nave fue alcanzada por proyectiles alemanes; iniciaba la Segunda Guerra Mundial.

Tiene 100 años de edad.
Tiene 100 años de edad. (Yazmín Sánchez)

Tamaulipas

A 100 años de vida, cuenta su historia como uno de los últimos sobrevivientes mexicanos de la Segunda Guerra Mundial, Bartolo Prieto Ramírez relata cómo logra salvarse tras el hundimiento de las embarcaciones petroleras “Faja de Oro” y “Potrero del Llano”, que tripulaba en el año de 1942.

En esa época tenía 35 años de edad.Era marinero de cubierta, logró llegar vivo a tierra firme tras 40 bombardeos  que sufrió la embarcación que tripulaba en el puerto de Veracruz; se trata del único sobreviviente y  que en menos de cuatro meses, estará cumpliendo 101 años de vida; hoy con una sonrisa dice gozar de excelente salud, aunque con ciertas dificultades para escuchar.

“Me tocó salir en el barco, la embarcación fue torpedeada, era el barco Tuxpan, esto ocurrió el 26 de junio de 1942, milagrosamente sobreviví, de ahí fui jubilado el 22 de diciembre de 1972, me quedan los recuerdos de todo esto que viví y solo logre rescatar una salvavidas redondo que ya se ha deteriorado por el paso de los años, tengo 20 nietos, 10 bisnietos, ocho hijos, mi esposa y mucha gente que me quiere”.

Relata que en el año de 1942, a bordo del buque tanque Tuxpan, durante su rutina de trabajo como marino de cubierta, tocó la mala suerte, el barco era de nacionalidad extranjera, en esta época estalló la Segunda Guerra Mundial; con suma tristeza detalla que sus compañeros murieron durante el ataque, los consideró como una familia que de un momento a otro desaparecieron.

“Me acuerdo que andábamos navegando en el barco, era un 24 de junio de 1942, salimos de Minatitlán rumbo a Coatzacoalcos, Veracruz, ahí permanecimos descargando el combustible que llevamos para continuar el viaje al día siguiente al Puerto de Tampico; cuál fue la desgracia que el 26 de junio saliendo del puerto de Veracruz, como a las 6:00 de la tarde, sobre la costa se veía una embarcación que flotaba a varias millas, sorpresivamente al anochecer, sentimos el impacto del primer proyectil”.

De inmediato, bajaron al cuarto de timón para proceder con el abordaje de los botes que ya estaban destinados… “Fueron varios proyectiles que pegaron en la parte del timón y el barco queda al garete, era un peligro permanecer, logramos contar cerca de 40 proyectiles al barco, no vimos a qué hora se hundió”.

“Esta es mi historia, y aquí sigo hasta que Dios diga”, indicó.