¿Imaginas leer a Borges y a Cortázar en tickets?

El escritor argentino Roni Bandini diseñó una máquina que imprime las obras de los grandes escritores de la literatura argentina a la manera de los tickets de compra.
El expendedor de literatura de Roni Bandini
El expendedor de literatura de Roni Bandini (Twitter: @RoniBandini)

Buenos Aires

Obras de Julio Cortázar y Jorge Luis Borges son algunas de las historias que imprime de forma gratuita y en formato ticket la máquina expendedora de literatura creada por el escritor argentino Roni Bandini, quien propone con su invento amenizar la espera en oficinas, bancos o supermercados.

TE RECOMENDAMOS: Si los dioses escribieran imitarían a Octavio Paz 

El escritor, de 42 años y autor de novelas como El sueño Colbert (2006) y La Gran Monterreyse (2008), puso manos a la obra para construir este aparato, fruto de su pasión por la creación tecnológica y que, asegura, es "todavía un prototipo".

"Pensé en la situación que sucede en un banco, donde uno tiene la obligación de esperar y ni siquiera tiene la posibilidad de usar el celular, la tablet, el e-book reader... son de repente 50 personas esperando que pase el tiempo con un ticket en la mano sin nada para hacer", explicó Bandini.

Estas papeletas tienen una apariencia corriente, pero gracias a este formato, las molestas filas se pueden convertir en un agradable paseo por la literatura argentina del último siglo, algo que para su inventor es una forma de "atraer" a las personas hacia obras que tendrán que adquirir en una librería si quieren conocer su final.

La máquina expende microhistorias de autores notables argentinos como Jorge Luis BorgesJulio CortázarLiliana Heker Antonio Di Benedetto, entre otros, una lista que Bandini considera que puede crecer "con más actualizaciones en el futuro".

¿Cómo funciona?

El funcionamiento de la máquina es sencillo: se selecciona uno de los cuentos que aparecen clasificados con el título y el nombre del autor en la pantalla y una vez elegido se pulsa un botón para extraer el papel con la historia impresa en él.

"Si no conocen el autor les llamará la atención el título de algún cuento", indicó el creador, que añadió que está pensando en una nueva actualización de la máquina que "imprima un cuento al azar sin necesidad de que la persona lo elija".

El escritor introdujo un total de diez cuentos seleccionados bajo su criterio personal y subrayó que espera que pueda evolucionar también en una plataforma para dar a conocer autores argentinos actuales.

"En una librería alguien viene, compra un libro para regalar y estando en la caja toca un botón y le sale un ticket con un cuento que puede ser el punto de partida para conocer mucho más de esos escritores", afirmó.

Según Bandini, lo que inspiró la creación de la máquina expendedora de literatura fue darse cuenta de que los lectores de sus obras eran "otros escritores", por lo que se decidió a inventar una solución que "acercara" los libros de otros autores locales a futuros lectores.

Para su fabricación, Bandini resalta que no necesitó ayuda, ya que él fue programador y emprendedor tecnológico antes que escritor, y aseguró que el expendedor no es el único de los proyectos que está desarrollando.


ASS

Otro de los aparatos que tiene su firma es un dispositivo en forma de "libro incógnito", que se coloca en las estanterías de las librerías y que mide el grado de humedad y la temperatura del espacio con el objetivo de mejorar el cuidado y la buena conservación de los libros en las salas.

Para su máquina expendedora, de la que espera construir cinco o seis ejemplares más, Bandini quiere mejorar la versión inicial que fabricó, por lo que espera poder modelar un soporte mejor que ayude a la venta del producto.

"El prototipo todavía tendrá que encontrar alguien que quiera financiar la fabricación de algunas expendedoras más", expresó Bandini y aclaró que hay personas que ya se han interesado por ella para poder incluirla en lugares como "librerías, museos o bancos".