The Gloaming, la conexión irlandesa en dos tiempos

Estos cinco músicos unen sus talentos para romper fórmulas hechas y celebrar en México el Día de San Patricio con un concierto en el teatro de la Ciudad Esperanza Iris, el 19 de marzo.
Su disco fue grabado en 2014 en Real World Records.
Su disco fue grabado en 2014 en Real World Records. (Especial)

Ciudad de México

No gozan de la popularidad de sus compatriotas U2 o The Cranberries, pero para la crítica especializada son una "revelación" en la música folk. Su mérito: conectar los sonidos tradicionales de Irlanda con ritmos contemporáneos. El resultado de la fusión de estos talentos es la creación de música antigua y nueva a la vez.

En tiempos en que se apuesta por "fórmulas hechas", esta banda hizo de la música tradicional su cimiento y la modernizó con sonidos progresivos e innovadores.

Son The Gloaming y se presentarán por primera vez en la Ciudad de México como parte de la celebración de una fecha emblemática para el pueblo irlandés y los mexicanos: el Día de San Patricio, que se conmemora el 17 de marzo como una de las celebraciones más importantes de Irlanda, un pretexto ideal para beber la tradicional cerveza Guinness y vestir de verde.

En México se recuerda al Batallón de San Patricio conformado por inmigrantes, en su mayoría irlandeses, que desertaron de las filas del ejército estadunidense para luchar con las tropas mexicanas durante la intervención de Estados Unidos.

El festejo, al que se une el 40 aniversario de relaciones entre nuestro país y la pequeña isla europea, se viste de gala con el concierto de esta agrupación formada por cinco "virtuosos" músicos con sólidas carreras, tres irlandeses y dos estadunidenses. Será el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris el que reciba el 19 de marzo a la banda que nació a principios de 2011 e hizo su debut en la casa discográfica Real World Records, creada por Peter Gabriel.

A pesar de que su música "no convoca al público que sigue corrientes comerciales", durante su primera gira, el selecto grupo de seguidores agotó las localidades en el National Concert Hall de Dublín y llenaron conciertos en teatros de Londres, Ámsterdam, París y Nueva York.

Su alineación la integran el prestigioso músico Martin Hayes, al violín, uno de los artistas más importantes de la música irlandesa; en la voz Iarla O'Lionaird, experimentado vocalista de la escena tradicional que colaboró en las bandas sonoras de las aclamadas películas Hotel Ruanda y Pandillas de Nuevas York; a la guitarra, Dennis Cahill, que contribuye con las notas rítmicas y minimalistas; en otro violín, Caoimhín O'Raghallaigh, el más joven de la banda, y el pianista Thomas Bartlett, quien ha trabajado con Yoko Ono, Justin Bond y David Byrne.

MILENIO Dominical habló con el también productor neoyorkino Thomas Bartlett, mejor conocido como Doveman, quien advierte: "Nunca he creído en las fórmulas del sistema, solo me concentro en disfrutar y en crear. Eso me alimenta totalmente".

¿Cómo sintetizarías la propuesta que hace The Gloaming?

Es un poco difícil de resumir, ya que cada uno de los miembros estamos involucrados con distintas corrientes musicales. Sin embargo, compartimos los mismos intereses en las variantes tradicionales de la música irlandesa, misma que hemos actualizado con las influencias musicales de cada uno.

¿Cómo logran trabajar cinco músicos con carreras sólidas en este proyecto?

Tenemos proyectos individuales y no solemos reunirnos con frecuencia como The Gloaming, pero cuando lo hacemos es muy emocionante para los cinco, porque automáticamente surge una lluvia de ideas creativas. Es como un oasis, como regresar siempre a casa con una maleta de cosas recolectadas en el camino y ponerlas en la mesa con la familia.

Podríamos considerar su música como música folclórica

Sí, estamos dentro del folclor, aunque sonamos un poco diferente a lo netamente puro.

¿Cuál sería el público ideal para The Gloaming?

Nuestra música no es precisamente algo que convoque al público que sigue corrientes comerciales; sin embargo, tampoco es aquel que está habituado a la música tradicional. Podría decirse que es gente en la búsqueda constante de sonidos poco comunes en el universo musical.

Siendo un músico neoyorquino, ¿cómo llegaste a la música tradicional irlandesa?

Ha sido casual. Por alguna razón la vida me ha puesto en contacto con la cultura irlandesa. Desde los 11 años se comenzó a cruzar por mi vida gente involucrada con este tipo de música, así que es algo con lo que siempre he vivido.

¿Muchos definen la música de su grupo como una mezcla de los tradicional y lo progresivo?

No considero que exista esa bifurcación. La banda tiene miembros completamente conservadores con los sonidos tradicionales y también músicos progresivos, pero no existe un divorcio en los ingredientes musicales, por el contrario, hacemos un sonido de identidad única.

¿Qué conoces de México en el aspecto musical?

No podría citarte nombres en este momento, pero sí he escuchado varias cosas en la radio. Me gusta mucho la fusión cultural de Los Lobos y sus raíces mexicanas.

¿Has escuchado música tradicional mexicana?

Confieso que no me he involucrado mucho con ella, pero sí sé que tiene una sorprendente riqueza de sonidos multiculturales que no son tan fáciles de conocer a simple oído.

¿Cómo vives el gran esfuerzo de ser artistas que van más allá de las fórmulas seguras?

Por las características actuales de la industria, no es fácil hacer música en estos días. En mi caso, me mantengo trabajando en varios proyectos paralelos, siendo The Gloaming uno de los más apasionantes. Nunca he creído en las fórmulas del sistema, por el contrario, me concentro en disfrutar y en crear espontáneamente lo que voy sintiendo con el día a día, eso me alimenta totalmente.