• Regístrate
Estás leyendo: The Beatles y su último concierto en las alturas
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 20:52 Hoy

The Beatles y su último concierto en las alturas

El 30 de enero de 1969, The Beatles dieron su último recital en vivo desde la azotea del edificio de Apple Records, en Londres, el cual fue suspendido por la policía.

Publicidad
Publicidad

El 30 de enero de 1969 es un día histórico para cualquier fanático de The Beatles, pues marca el aniversario de su último concierto, el cual tuvo lugar en la azotea del edificio de Apple Records, en Londres. Dicho evento es conocido como el "concierto en la azotea", "concierto en la terraza" o, simplemente, el "concierto en Apple Records", y fue la última aparición en directo del cuarteto Liverpool antes de su disolución como banda.

TE RECOMENDAMOS: Neil Young introducirá a Pearl Jam al Salón de la Fama.

Hace apenas unos meses, en el marco del lanzamiento de la versión digital del álbum Let It Be… Naked, se produjo una serie de cinco podcasts con tomas y pláticas en el estudio de las sesiones de grabación del álbum clásico Let It Be. Además, se incluyeron entrevistas con Paul, George y Ringo, quienes reflexionaron sobre ese periodo de su vida, el cual terminó siendo la recta final de su historia como grupo.

En el capítulo quinto de esos podcasts, los Beatles confiesan cómo fue que dieron con la idea de tocar en la azotea de Apple Records: según diversas fuentes, los Beatles habían tenido acaloradas discusiones sobre cómo terminarían el documental Let It Be —un largometraje dirigido por Michael Lindsay-Hogg y que pretendía registrar los ensayos y el proceso de grabación del álbum homónimo—; algunas de las ideas fueron un anfiteatro griego, el trasatlántico Queen Elizabeth II y las pirámides de Egipto.

Pero como cualquiera de esas ideas implicaba transportar todo su equipo, un par de días antes decidieron, simplemente, subirse a la azotea a tocar.

Tras montar sus instrumentos y conectar todo el equipo, los Beatles empezaron a interpretar un jam de "Get Back" alrededor del mediodía de un jueves borrascoso. Era la hora del "lunch" en la capital inglesa. La gente que tuvo la fortuna de cruzar frente al número 3 de la calle Saville Row simplemente no podía creer lo que veían sus ojos: habían pasado exactamente 885 días desde la última vez que el "Fab Four" se había presentado en vivo con instrumentos en mano, y ahí estaban, de nuevo, pulsando sus guitarras y vocalizando frente a los micrófonos.

TE RECOMENDAMOS: Beatles de colección… Las anécdotas y canciones del grupo más apreciado de la historia del rock.

George Harrison invitó al tecladista Billy Preston como músico de soporte, y en los sótanos de Apple Records se encontraba el ingeniero Alan Parsons —el mismo que operó la consola durante la grabación de The Dark Side of the Moon, de Pink Floyd, y el mismo de The Alan Parsons Project— registrando todo lo que sucedía allá arriba, en la azotea.

El recital duró aproximadamente 42 minutos y fue interrumpido por la policía, que se presentó en el edificio debido al ruido y a los problemas de tránsito que el evento musical había generado —después de todo, se trataba de los Beatles dando un concierto gratuito. Al final, y poco antes de que los micrófonos fueran desconectados, John alcanzó a decir: "Me gustaría dar las gracias a nombre del grupo, y de mí mismo, y deseo que hayamos pasado la audición".

El material fílmico que resultó de ese úlitmo concierto terminó formando parte del documental Let It Be. Algunas de las canciones interpretadas en el concierto en la azotea, además de "Get Back", fueron "Don't Let Me Down", "One After 909", "Dig A Pony" y hasta una frase de "Rainy Day Women #12 & 35", de Bob Dylan. Y aquí podrás disfrutar de uno de estas piezas de historia hecha música:


FM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.