Crean 'test' que detecta cáncer en un minuto

Científicos del Centro Universitario de los Lagos, en Jalisco, desarrollan la prueba que podrá diagnosticar tumor de mama, cervicouterino y leucemia.
José Luis González Solís, investigador del Departamento de Ciencias Exactas y Tecnología.
José Luis González Solís, investigador del Departamento de Ciencias Exactas y Tecnología. (Especial)

Guadalajara y Londres

Con el análisis de una gota de muestra sanguínea que tardará solo un minuto, se podrá obtener un diagnóstico de cáncer de mama, cervicouterino o de leucemia, aseguró el investigador del Centro Universitario de los Lagos (CULagos), José Luis González Solís.

El especialista explicó que, con ayuda de  un grupo interdisciplinario de investigadores, ha desarrollado un método “todavía en experimentación, mediante la espectroscopía Raman, con el que se puede detectar si una persona padece cáncer mediante el análisis de la composición química de una muestra sanguínea”.

Espectroscopía Raman

González Solís detalló que la espectroscopía Raman identifica las moléculas que componen determinado material, “en este caso, la sangre del paciente, para obtener una especie de huella digital, ayudados con algoritmos matemáticos y un software creado para tal fin”.

Los especialistas del CULagos, perteneciente a la Universidad de Guadalajara, han estudiado la sangre de pacientes con diagnóstico oficial de cáncer de mama o cervicouterino y leucemia, así como de personas sanas, provenientes del Centro de Investigaciones Biomédicas de Occidente en Guadalajara y del IMSS de León, Guanajuato.

El científico resaltó que con un equipo especial exponen una gota de suero de sangre a un rayo láser que excita sus moléculas, cuyo movimiento queda reflejado en un haz de luz que es captado por la computadora.

Precisó que el software que crearon traduce este espectro en picos o gráficas digitales que permiten conocer las características de esa muestra, la cual después se compara con las demás gráficas obtenidas de otras muestras.

“La posición o intensidad de estos picos está relacionada con la cantidad de moléculas que tenemos en una muestra y eso es lo que va a ir marcando diferencias entre un paciente, las moléculas se van caracterizando, ahí se define si la muestra es de una persona con la enfermedad o está sana”, afirmó.

El avance

El también investigador del Departamento de Ciencias Exactas y Tecnología destacó que la base de datos que han generado hasta ahora permite hacer una comparación entre las muestras, hacer un diagnóstico rápido y relativamente certero.

“Es suficiente colocar una gota de suero en el microscopio, se deja reposar 40 segundos para obtener el espectro e inmediatamente se analiza en computadora y en menos de un minuto es posible decir dónde están colocados esos puntos y dar un diagnóstico”, comentó González Solís.

Además, los expertos también han monitoreado con la misma técnica el tratamiento de quimioterapia seguido por los pacientes para registrar la mejoría o el retroceso de su salud en gráficas que sirvan a dicha base de datos.

De acuerdo con el experto, además de rápido, este método es menos invasivo que los estudios necesarios para confirmar una enfermedad: “Para cáncer de mama y cervicouterino es necesaria una biopsia, mientras que para leucemia se debe extraer médula ósea, mediante un procedimiento doloroso”, ejemplificó.

“No buscamos que sustituyan los (métodos de detección) que actualmente existen, porque son protocolos reconocidos oficialmente, pero sí creemos que pueden ser diagnósticos de apoyo y esto vendría a incrementar la base de datos que tenemos”, acotó el científico.

Refirió que el estudio cuenta con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

González Solís concluyó que, “aunque la espectroscopía Raman puede ser utilizada para la identificación de todo tipo de materiales, esta es la primera investigación científica que se aplica en el área biomédica, específicamente para la detección de cáncer”.  


El estrés extiende los carcinomas

Un grupo de científicos de la Universidad de Melbourne, Australia, descubrió que las hormonas del estrés incrementan la propagación de los carcinomas al afectar al sistema linfático.

Según un experimento en ratones publicado ayer en la revista Nature, hay pruebas que confirman que el estrés está asociado a un aumento de mortalidad en los pacientes oncológicos. En trabajos anteriores se había constatado que las hormonas pueden afectar la formación de los vasos sanguíneos, importantes en la extensión de enfermedades.

El sistema linfático también puede fomentar la difusión del cáncer, pero hasta ahora no estaba claro si esto se relacionaba con el estrés; no obstante, la investigadora Erica Sloan y sus compañeros revelaron que las hormonas afectan dicho sistema y que esto puede dar lugar a la extensión de células cancerígenas en ratones.

Estudiaron a cinco roedores a través de una serie de experimentos, a partir de los cuales demostraron que el estrés incrementa tanto el número como el diámetro de los vasos linfáticos asociados a los carcinomas.

Al bloquear la actividad de proteínas que detectan el estrés o aquellas que facilitan la formación de vasos linfáticos, los científicos también pudieron reducir la difusión de células cancerígenas en los ratones.