La temporada de ópera del Met de Nueva York, en riesgo

Un recorte salarial de 17%, propuesto por la dirección de la compañía, fue rechazado por los trabajadores; podría haber un cierre patronal.
Sus empleados son señalados por ser los mejor pagados del sector.
Sus empleados son señalados por ser los mejor pagados del sector. (Especial)

Nueva York

La sombra de un cierre patronal se cierne sobre el inicio de la próxima temporada del Metropolitan Opera de Nueva York (Met), institución que vive una  crisis entre dirección y empleados.

Tras meses de negociaciones, el pasado jueves venció el plazo para renovar los contratos de muchos de los trabajadores de la compañía, desde cantantes y músicos hasta tramoyistas y administrativos.

El Met salvó esa noche con un acuerdo para continuar las conversaciones durante 72 horas bajo mediación federal; el sábado, dirección y trabajadores pactaron prorrogar los contratos una semana para que una firma independiente lleve a cabo una auditoría financiera de la institución.

Con ese análisis se espera facilitar un acercamiento de posturas que evite el conflicto laboral que amenaza el comienzo de la temporada, previsto para el 22 de septiembre, y para el que ya han comenzado los ensayos.

De producirse, el cierre patronal sería el tercero en la historia de la compañía, tras los vividos en 1969 y 1980.

La dirección, presionada por estrecheces económicas, planteó a los trabajadores —señalados habitualmente entre los mejor pagados del sector— un recorte salarial de entre 16 y 17 por ciento.

La respuesta fue una negativa rotunda: incluyendo las reducciones que habría en sanidad y pensiones, la pérdida sería de entre 25 y 37 por ciento.

Hay duras críticas al director gerente, Peter Gelb, quien es acusado de malgastar fondos y de una dirección artística que ha reducido la venta de entradas.