El tema demanda una mesa de análisis: director

Así lo expuso el actor y director Carlos Gueta, al señalar que en la más reciente reunión del consejo se planteó dicha inquietud al presidente del organismo, Katzir Meza Medina.
Carlos Gueta, vocal de Conarte.
Carlos Gueta, vocal de Conarte. (Cortesía)

Monterrey

Ubicar los mecanismos para asegurar que los artistas tengan acceso a prestaciones sociales es un tema cada vez más presente en cierta generación de creadores en Monterrey, donde incluso ya se ha propuesto dicha necesidad al Consejo para la Cultura y las Artes del estado (Conarte).

Así lo expuso el actor y director Carlos Gueta, al señalar que en la más reciente reunión del consejo se planteó dicha inquietud al presidente del organismo, Katzir Meza Medina.

Indicó que es necesario formar una comisión o una mesa de debate para buscar mecanismos para modificar leyes como la de trabajo o buscar acuerdos entre instituciones, donde se logren facilidades para que los artistas tengan alguna prestación social.

“En la pasada reunión hice un pronunciamiento en relación a esta situación, en particular por un reciente caso de un compañero actor que está en un asilo, y decíamos que es necesaria una modificación a la ley o encontrar un mecanismo que nos permita contar con alguna prestación”, refirió el Carlos Gueta, vocal de Teatro en Conarte.

Hay, dijo, una paradoja del sistema actual: para la Secretaría de Hacienda los artistas sí existen, pues tienen que presentar su declaración cada año pero no tienen cabida para las prestaciones laborales.

“Me parece una gran paradoja que sí existamos para Hacienda como tal y no existamos para lo otro”.

Una alternativa podría ser que existan convenios institucionales, los cuales se han dado, pero tienen una permanencia efímera. A decir del director del Coloquio de Teatro de Nuevo León, el tema demanda una mesa de análisis interdisciplinaria –artistas, funcionarios, jurídicos- que proponga alternativas concretas.

Sin embargo también es cierto que pocos creadores, especialmente jóvenes, se preocupan por esta situación. Es cuando los actores o directores llegan a cierta edad cuando empiezan a surgir las dudas sobre el futuro de su familia y de ellos mismos.

 “Existe una generación muy nueva donde todavía no se visualizan como tal”, apuntó.