Danza y música con sabor a Revolución en la presentación Tierra de Temporal

El espectáculo interdisciplinario, logró mantener un Teatro Degollado casi lleno, quienes no asistieron pueden hacerlo mañana domingo.
Los bailarines del Joven Ballet de Jalisco se presentaron vestidos con un traje entallado beige.
Los bailarines del Joven Ballet de Jalisco se presentaron vestidos con un traje entallado beige. (Perla Gómez)

Guadalajara

Como parte de la clausura del Festival Estatal de las Artes Jalisco (Festa), ayer por la noche se presentó en el Teatro Degollado Tierra de temporal, un espectáculo que conjuga danza contemporánea, ballet y música en vivo de Pablo Moncayo y Blas Galindo, a cargo de la Orquesta Filarmónica de Jalisco, el Joven Ballet de Jalisco, la compañía de Danza Contemporánea Nubem y el Coro del Estado de Jalisco, agrupaciones dirigidas por Armando Pesqueiro, Dariusz Blajer, Josúe Valderrama y Sergio Hernández, respectivamente. La dramaturgia e investigación corrió a cargo de Anabel Arriaga.

Cuando el reloj marcaba las 20:30 horas, el recinto lucía casi lleno, seis minutos después se apagaron las luces, y tras segundos de silencio. Una ola de aplausos anticipados fue el preludio a la primera escena de la noche: Una melodía dulce que contrastaba con los movimientos firmes y fuertes por parte de los bailarines en escena.

Antes de que iniciara el segundo acto, el escenario se cubrió con un fondo blanco que fungió como pantalla para enriquecer la propuesta visual de la velada. Al momento, imágenes de la Revolución Mexicana discurrieron por la pantalla a ritmo de la música de Moncayo y Galindo. Este tipo de proyecciones, se combinaron entre un acto y otro durante toda la función.  

Cuando llegó el segundo número el ánimo de los asistentes comenzó a crecer, era un solo del bailarín contemporáneo Pablo Jasso, quien interactuó con su saco y zapatos, haciendo más dinámico el espectáculo.

La tercera escena terminó por emocionar al público, eran los bailarines del Joven Ballet de Jalisco, vestidos con un traje entallado beige, acompañado de una cinta roji-verde cruzada por el pecho. La melodía que sonaba era la clásica Sones del Mariachi  de Galindo, canciones como el Jarabe tapatío El son de la negra, además del ballet, provocaron los aplausos efusivos del público y gritos de emoción.           

A medida que transcurría el tiempo la euforia crecía, esa especie de desfile de proyecciones entre escenas, solos de danza, cuadros grupales se ornamentaron con detalles como una escena en la que entra al escenario un hombre simulando estar ebrio.

El espectáculo que se compuso de once escenas terminó con un cuadro que incluyó la interpretación del Huapango de Moncayo. El espectáculo Tierra de Temporal, se puede disfrutar también mañana; algunos otros temas con coreografías que el público podrá disfrutar Me gustas cuando callasDos corazones heridos y Arrullo de Blas Galindo, así como Canción del mar y la que le da título al espectáculo Tierra de temporal, de Moncayo.

La cita para este domingo es a las 12:30 horas, en el Teatro Degollado. Los boletos cuestan desde 110 hasta 200 pesos.

Con información de Perla Gómez