• Regístrate
Estás leyendo: Teatro penitenciario. En busca del crimen perfecto con "Ricardo III"
Comparte esta noticia

Teatro penitenciario. En busca del crimen perfecto con "Ricardo III"

Un grupo de 12 personas privadas de su libertad actuará en el máximo evento de artes escénicas.
Publicidad
Publicidad

Es cierto: doce presos de la Penitenciaría de Santa Martha se preparan para cometer un crimen. La idea entró en su cabeza hace varios años y desde entonces la ensayan hasta siete horas al día en el Auditorio William Shakespeare en el propio penal. Javier los dirige hoy, lo hace con habilidad, les infunde el empeño de una legión, mientras Cándido se convence de que el crimen debe ser perfecto, porque es posible que nunca en su vida vuelva al lugar de los hechos.

“Nos va a ir a toda madre porque vamos por todas las canicas, por eso estamos aquí”, dice Javier. Está seguro porque el ensayo que ahora realizan empezó hace una década cuando, El Profe, otro reo, le pidió a la actriz y directora Itari Marta que les impartiera un taller de actuación.

“Sí –afirma Javier con una actitud retadora—: hemos decidido volver a delinquir sí, pero esta vez sobre el escenario. Montar una obra de teatro es similar a un delito: lo planeas, lo ensayas, lo ejecutas y tienes un resultado. En uno y en otro te puede ir tan mal, como tan bien”.

Desde Edgar Allan Poe hasta Agatha Christie, pasando por Georges Simenon, se sabe que el crimen perfecto no es aquél imposible de descubrir sino el que no lo parece.

Ni pareciera que los 12 integrantes de la Compañía de Teatro Penitenciario estuvieran a punto de cometer un crimen: el viernes 9 de noviembre dejarán por unas horas la penitenciaría, donde cumplen su condena, para presentar a las 13 horas su versión de Ricardo III de Shakespeare en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris.

El año pasado dejaron atrás las rejas para presentar Esperando a Godot, de Samuel Beckett, pero esta será la primera ocasión en que se pondrán al “tú por tú” con un conjunto de compañías escénicas de todo el país en la 39 Muestra Nacional de Teatro.

Lo aleccionador de este delito está en el poder transformador del teatro. "Ese poder –señala Itari Marta— radica en tres cosas: la primera es que para subirte a un escenario necesitas conocerte, saber quién eres; la segunda es que el teatro te permite imaginar mundos posibles y, la tercera es que fortalece tu voluntad para tomar decisiones”.

“Vamos a conquistar el espacio”, asegura Javier, sentimiento que comparten sus compañeros. Saben que estarán en el Teatro de la Ciudad para cometer la función perfecta, porque, aunque inevitablemente volverán a la cárcel, este es un crimen que podrán confesar con orgullo.

Un desempeño ejemplar

Estos hombres han aprendido a desdoblarse en la actuación con el montaje de seis obras, con las que han ofrecido funciones de calidad profesional. Viven mejor gracias a un trabajo que, en algunos casos, ha cambiado su vida.

Una muestra radica en Fidel Gómez Pérez, el ex líder de Los Panchitos.“Yo era muy violento, ahora he aprendido a serenarme, a recibir una orden, a ejecutarla y a estar en paz conmigo mismo”, dice.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.